La fiesta más grande del mundo deportivo

Nuevamente después de cuatro años, se inicia la cuenta regresiva para celebrar la fiesta más grande del mundo deportivo, el Mundial del Fútbol, evento que por más de 76 años llena de pasión, alegrías y ,porque no, de tristezas a niños, jóvenes, adultos por igual; hasta las mujeres en el mundo de hoy, ya sea por practicarlo o porque son madres o esposas de fanáticos, tampoco se escapan de esta “Fiebre Contagiosa” a mi manera de ver, que es el Mundial de Fútbol.

Alemania, país europeo ganador de tres copas (1954-1974-1990) y cuatro veces sub.-campeón, es el encargado de organizar la décima octava edición de la Copa del Mundo 2006 y, a diferencia del campeonato realizado por los teutones en 1974, esta vez, después de treinta y dos años y tras la caída del Muro de Berlín que separó en dos a los alemanes por mucho tiempo, será una sola nación que, a partir del 9 de junio, mostrará al mundo el desarrollo que ha tenido en estos últimos tiempos.

Doce ciudades: Hamburgo, Berlín, Frankfurt, entre otras, albergarán a treinta y dos selecciones de todo el mundo que, durante todo un mes, jugarán de manera ardua y exigiéndose al máximo de sus condiciones, con la finalidad de coronarse Rey del Fútbol mundial. Todos los campos de juego se encuentran en óptimas condiciones y, según el Comité Organizador, se están haciendo las últimas evaluaciones técnicas y de seguridad para brindar al fanático un buen espectáculo.

Los mundiales a través de toda su historia, han tenido sus particularidades dentro y fuera del terreno de juego y, esta edición, no podía ser la excepción. Por ejemplo, a nivel de selecciones, por primera vez, se presentan en un mundial países africanos, que hace unos años atrás era impensable su participación; tal es el caso de Costa de Marfil y Togo que dejaron fuera de la competición a países de tradición futbolística como Camerún y a la selección de Senegal respectivamente.

También en el continente europeo hubo sorpresas como la de Serbia y Montenegro, que obligó al equipo español a jugar un partido extra con Eslovenia para poder estar presente en la cita de junio. ¿Se imaginan un Mundial sin España?

Las distintas selecciones ya están preparándose, física y mentalmente, a menos de un mes para encarar esta competición lo mejor posible. Las ligas más importantes de Europa y el mundo, están finalizando sus últimas jornadas para otorgar los permisos a los jugadores que tienen que integrarse en sus equipos de selección nacional correspondiente.

También, se hacen presentes en Alemania 2006 los avances tecnológicos del país teutón, pues los estadios demuestran diseños arquitectónicos modernos que parecen sacados de una misma película de ciencia-ficción; pero, a su vez, se mezclan sutilmente con lo tradicional y formal que caracteriza a este país europeo.

Otra particularidad presente en este Mundial y, que no es menos importante, son las medidas y estrategias de seguridad que se implementarán en los estadios, pues el deporte no está exento de uno de los males que aquejan al mundo en la actualidad, como es el Terrorismo. Sí, aunque es triste, en el mundo también han cambiado sus formas de violencia; antes se pensaba en cómo detener a los fanáticos (Holligans) para que no vuelvan a protagonizar las famosas peleas en las gradas y en las ciudades; ahora hay detectores de agentes químicos, alarmas de ataques; en fin, todo un aparataje que permite reducir al mínimo todos estos actos de inconsciencia y destrucción por parte del hombre.

Como se dice, el espectáculo debe continuar; y cualquier deporte debe estar por encima de todos estos actos de terror sin sentido, pues la esencia de toda actividad deportiva y de la Copa del Mundo, es integrar a los países representados en sus selecciones, fomentando el espíritu de competencia y hermandad entre las naciones participantes.

Ya la gran mayoría de personas en nuestro país, se preparan para vivir esta gran fiesta del fútbol mundial; se comienzan a jugar las famosas quinielas, la venta de televisores aumenta, los trabajadores comienzan a programar las vacaciones antes de tiempo, las mujeres se quedan sin telenovelas en muchos casos; en fin, lo que es ya típico en nuestra querida Venezuela.

Ya la mesa está servida; así que a prepararse todo el mundo para uno de los eventos más importantes de la historia deportiva del hombre: La Copa Mundial de Fútbol.

 
.

A %d blogueros les gusta esto: