Los equipos de protección personal: La última barrera

Ahora bien, debemos tener en cuenta que para ofrecer una verdadera protección a los trabajadores se hace necesario que la organización ponga en práctica medidas tendientes a eliminar o minimizar, los riesgos presentes a nivel de la fuente generadora; es decir, a nivel del equipo, máquina o herramienta que genera el riesgo; un segundo paso sería establecer también medidas a nivel del ambiente de trabajo, de igual manera evitando la exposición del trabajador al riesgo ocupacional, ya sea disminuyendo su tiempo de exposición o estableciendo barreras que eliminen o disminuyan la exposición de éste al trabajador, y finalmente, y por ello hablamos de la última barrera, puede hacer su aparición el equipo de protección personal.

Cuando un trabajador utiliza el equipo de protección personal, está usando su último elemento de protección, ya que ello significaría que tiene el riesgo ante sí, y se hace imperiosa su utilización; y es por ello que frecuentemente se echa mano de la imposición del uso del equipo de protección personal como último recurso para proteger al trabajador. Esto último hace que el Departamento de Seguridad Industrial reafirme su rol de vigilar para que se utilicen estos equipos en el lugar de los riesgos y hacer menos necesario el uso de los mismos.

Las características que deben reunir los equipos de protección personal son las siguientes: mejor calidad independientemente del costo, adecuados al riesgo ocupacional, adecuados al usuario (de manera que sean lo más ergonómicos posibles y con ello no entorpezcan el desenvolvimiento del trabajador en su desempeño laboral), de fácil mantenimiento, sujetos al más estricto control de calidad y, por sobre todo, el trabajador debe recibir un excelente entrenamiento, que incluya los beneficios que incorpora a su salud con su uso, instruirlo acerca de su uso adecuado, el mantenimiento del equipo, y explicar detalladamente al trabajador, cómo está previniendo el riesgo ocupacional y qué daños a su salud está evitando.

Ningún equipo de protección personal es absolutamente cómodo de utilizar por toda una jornada laboral; pero sí al trabajador se le explica durante su entrenamiento los beneficios que genera su utilización, el propio trabajador lo solicitará y estimulará en sus compañeros de trabajo su utilización.

A %d blogueros les gusta esto: