La Inflación según el Ministro Giordani

El Ministro Jorge Giordani manifestó recientemente, en un programa televisivo que, a su juicio, la inflación obedecía fundamentalmente a un problema de producción nacional. Para ser más exacto -entrando ya en la interpretación de lo que quiso decir el Ministro- se trata de un problema de insuficiencia de la producción nacional. Una afirmación de ese tipo tiene varios aspectos que son importantes de analizar.

En primer lugar, esa afirmación implica un reconocimiento de alto nivel de que la producción nacional es insuficiente. Dado que la inflación es elevadísima en Venezuela –la más alta de la región- es posible deducir que estamos en presencia de un elevadísimo déficit productivo. Hasta allí no sería difícil estar de acuerdo con el Ministro Giordani.

Pero resulta que no es posible aceptar la hipótesis de que la inflación obedece a la insuficiencia de la producción nacional. No hay ningún país sobre la faz del planeta Tierra -con la excepción quizás de Norcorea- en el cual la producción nacional se corresponda exactamente con las demandas que la población realiza de ciertos bienes y servicios. En ciertos bienes hay necesariamente insuficiencias –es decir, la demanda es mayor que la producción- frente lo cual se recurre a las importaciones. Las compras en el exterior permiten complementar la producción nacional y hacer que el total de la oferta– de origen nacional y de origen importado- termine siendo igual o muy cercana a la demanda.

LAS CAUSAS

Eso lo saben los estudiantes de economía desde el primer semestre de sus estudios. Y el hecho de realizar importaciones –como consecuencia de la falta de correspondencia entre la oferta y la demanda nacionales- no implica que tenga que haber inflación. Más aun, si esas importaciones se realizan con divisas baratas, y sin pago de aranceles -como sucede hoy en día con el grueso de las importaciones realizadas por los organismos estatales- no hay razón alguna para que las importaciones sean causa de la inflación. Más bien podrían considerase, en determinadas condiciones, como una herramienta para detener o mantener en niveles bajos la inflación, en la medida en que los precios de los productos importados pueden mantenerse real o artificialmente bajos.

Si a lo anterior se agrega el hecho de que los precios de muchos de los bienes que tienen producción insuficiente tienen hoy en día precios controlados –si la oferta fuera igual a la demanda no tendría sentido imponer administrativamente un precio inferior al que impone el mercado– se llega a la conclusión adicional de que el control de precios no es una herramienta suficiente como para impedir la
inflación.

Si el racionamiento teórico no fuera suficiente, se puede recurrir a la experiencia práctica que Venezuela tiene en esta materia: durante décadas se han realizado importaciones de todos aquellos bienes que
Venezuela produce en forma insuficiente o no produce en absoluto, y no siempre ello no ha generado inflación, por lo menos no en los términos en que ese fenómeno se ha hecho presente en la última década.

Creo que el Ministro Giordani, en su búsqueda de las causas de la inflación –para eso le pagan- debería dirigir su mirada hacia el desenfrenado gasto publico improductivo que lleva adelante el actual Gobierno, hacia el financiamiento ilimitado de las campañas electorales que interesan al Gobierno, hacia los costos variables del dólar real, o hacia los costos abiertos o subterráneos que la burocracia y la corrupción imponen al aparato productivo. Ese cambio de óptica podría aportarle visiones muy interesantes y más globales sobre las causas de la inflación.

LA POLÍTICA ECONÓMICA

Pero si persiste en su visión de que la causa de este fenómeno radican en la insuficiencia productiva, podría preguntarse sobre las causa de la insuficiencia de la producción agrícola o industrial del país. Y
llegaría probablemente a entender que las causas de esa insuficiencia productiva no están en la maldad intrínseca de la oligarquía nacional, ni en la perversidad del imperialismo, sino en las consecuencias de la
política económica que se lleva adelante desde las cúpulas del Gobierno Nacional.

Blog: sergio-arancibia.blogspot.com

A %d blogueros les gusta esto: