La inflación va es para arriba

Inocencio Sánchez, quien posee una Maestría en Gerencia Bancaria y Financiera y un Doctorado en Filosofía, otorgado por postulación por la Graduate School of Bussines, de la Universidad de Wisconsin en el 2003, nos da sus impresiones respecto a la nueva forma de calcular el índice de precios del consumidor y la inflación para este año.

“La inflación tiene una nueva metodología para calcularse y hasta ahora se estaba trabajando con el índice de precios del consumidor de la ciudad de Caracas, como indicador a nivel nacional, pero por disposición del Gobierno, se sustituye por el Índice Nacional de Precios al Consumidor, siendo la diferencia fundamental que la muestra anterior era sólo de la gran Caracas y ahora se está trabajando en base a 10 ciudades, obteniendo así un índice más acertado de la realidad inflacionaria”.

Para el Doctor Sánchez: “En el índice se notan algunas lagunas, la primera de ellas es que hasta ahora era el Banco Central de Venezuela,, quien realizaba este trabajo, teniendo toda la experiencia necesaria ya que lo hacían desde el año 50, y ahora será el INE, quien realice el índice, instituto que a pesar de que tiene experiencia en encuestas, no tiene la misma experiencia que tiene el BCV en macroeconomía, pero eso es una debilidad que se puede ir corrigiendo con el tiempo”.

Otro aspecto que causa inquietud a nuestro entrevistado es que: “Hasta ahora se utilizó un método de promedios aritméticos y con la nueva metodología lo están cambiando a un promedio geométrico, y esto afectará ya que los métodos geométricos en estadísticas lo que tratan es de suavizar las cifras, por lo tanto podría haber un ajuste pero esperemos que este no sea lo suficientemente distorsionador. Ya vimos como los resultados del primer trimestre del índice nacional fue muy parecido a lo que arrojo el índice de Caracas”.

El doctor Sánchez considera que “El INE, es un ente que sigue políticas del Ejecutivo, pero las cosas se están haciendo bien, la muestra está siendo bien recolectada y según el BCV, el personal del INE fue bien capacitado, ahora esperemos que sean lo suficientemente profesionales para no alterar estas estadísticas, en resumen es un trabajo en conjunto del INE y el BCV y los resultados hasta ahora no arrojaron mayores variaciones”.

Nuestro entrevistado expreso que: “Para este índice nacional al igual que para el índice de Caracas se están utilizando los mismos 13 rubros, el procedimiento dual es el mismo, se toman las listas de precios de los establecimientos comerciales y se toman muestras en el hogar para ver a donde se destinan los consumos”.

El profesor Sánchez enfatizó en que: “A mi lo que me preocupa realmente es el cambio de la parte aritmética por la geométrica, ya que sabemos ciertamente que tiende a suavizar los impactos, mientras que la aritmética es muy puntual porque lo que se hace es agarrar precios multiplicarlos por cantidades, sumar todas las variaciones de precios y dividirlas, mientras que por su parte en la geométrica entran en juego otras cosas que no son propiamente el poder adquisitivo de la población, y eso puede ser un mecanismo de manipulación para que se distorsionen el índice”.

En relación con que esperar de la inflación de este año el economista comento que: “El Gobierno hablaba de 12% de inflación, luego la han subido a 19% posterior al 7,1% acumulada en el primer trimestre, era imposible que se mantuviese la cifra inicial y mis proyecciones hasta el mes de marzo me dan un 33% para el año, pero se debe esperar porque se está incluyendo un efecto distorsionador y no es otro que la emisión de 3000 mil millones de dólares en bonos soberanos a 18 y 20 años, que está emitiendo el Gobierno y es un distorsionador porque sin decirlo esta introduciendo una devaluación que afectará a los que importan productos alimenticios, medicinas y a los que importan bienes de capital porque está hecha precisamente con ese fin”.

“Con esto lo que el Estado busca es reestructurar su deuda ya que se están venciendo una serie de bonos para el 2010 o 2011 y entonces ellos quieren pagar eso, reconvirtiendo la deuda, pero en el fondo lo que quieren es mantener un fondo de cambio dual entiéndase mantener el 2150 bajo la tutela de CADIVI”.

El Doctor Sánchez informa que: “considero que mi proyección de 33% en este momento voy a tener que subirla y si bien no es muy agradable es la realidad del país”.

El combatir la inflación implica cambios muy impopulares nuestro consultado comenta al respecto que: “Esta plenamente demostrado que la inflación no se combate con paños caliente sino con situaciones estructurales y el Gobierno esta haciendo posiblemente lo contrario, ya que se puede hacer que la inflación baje generando que haya de alguna forma bienes y servicios, esto se consigue haciendo que el empresario tenga confianza y dándole ciertas ayudas, a través de algunas políticas como prestamos blandos para así lograr generarle tranquilidad”.

“De hacer esto lo que se producirá sería mucha mayor cantidad de bienes y servicios ya que el inversor aplicando la capacidad que tenga produciría una competencia que por lo general obliga a bajar los precios y eso controla la inflación, pero aquí se esta haciendo todo lo contrario ya que lo que se hace es crear desconfianza en el empresario y por causa de esto el industrial lejos de invertir lo que hace es replegarse”.

El especialista dijo que: “El Gobierno lo que esta haciendo es importando, introduciendo un elemento completamente distorsionador, siendo peor el remedio que la enfermedad, ya que con un dólar controlado artificialmente porque sabemos que esa paridad de 2,15 es absurda, la realidad del Gobierno queda reflejada con la misma oferta de bonos ya que lo está situando a 3,10Bs. F. Implicando esto que importar bajo un dólar artificial, lo que ocasiona es abaratar los productos y esto perjudica aún más al empresario venezolano, porque lo pone a competir en una situación desventajosa ya que esta compitiendo con un dólar a 2.15 y sus costos de producción esta alrededor de unos 3,10, teniendo un 40% por encima en sus costes y es imposible ser competitivos así”.

Nuestro entrevistado recomienda que: “Se debe separar el aspecto político del económico, el Gobierno tiene que dar un viraje porque de forma notoria a quedado demostrado que el sistema socialista a pesar de que da mejoras a algunos sectores, económicamente no funciona; el capitalismo con todos sus defectos es el modelo que funciona y lo que se tiene que dar es una dualidad entre lo socialista y lo capitalista como lo han hecho los chinos”.

“El Estado tiene que dictar políticas claras que deben ser respetadas por los empresarios, y éstos dedicarse a sus empresas para así cada uno hacer su trabajo y no estorbarse”.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: