La mafia italiana saca tajada de la crisis

Dice una leyenda urbana que hay dos tipos de negocio que nunca se ven afectados por las crisis económicas: la prostitución y la mafia.

Verificarlo sería complicado, pero al menos en el caso de la mafia italiana y en lo que respecta a la debacle financiera actual, todo parece indicar que la leyenda es fiel a la realidad.

Ésa es la conclusión de un informe publicado en Italia, en el que se asegura que las familias mafiosas no sólo están sobreviviendo al temblor de los mercados sino que además le está sacando buen provecho a las penurias ajenas.

La organización de pequeños empresarios italiana Confesercenti asegura en el estudio que la actividad criminal de la mafia equivale ahora aproximadamente a un 6% del producto interno bruto de Italia y calcula que sus actividades ilegales generan una facturación combinada de unos US$163.000 millones al año.

Confesercenti, que agrupa a unos 270.000 negocios, sostiene en el documento que los padrinos de la mafia crearon la corporación empresarial más dinámica de todo el país.

«Al contrario que otras empresas, la mafia apenas se ha visto afectada por la crisis financiera y la crisis económica internacional», dice el informe.

Lo cual, según el director de Confesercenti, Marco Venturi, hace a la mafia «todavía más peligrosa».

Nuevas oportunidades de negocio

Por un lado, se calcula que las penurias económicas han llevado a unos 180.000 pequeños empresarios a las manos de los prestamistas sin escrúpulos de la mafia.

Por otro, cada vez con más frecuencia los padrinos están invirtiendo los beneficios de sus actividades criminales en propiedades inmobiliarias y comprando porcentajes considerables de acciones en algunas de las marcas y compañías más conocidas de Italia, según el estudio.

La venta de drogas ilegales y el tráfico de personas siguen siendo sus actividades más rentables, pero según Confesercenti también están explorando las nuevas oportunidades de negocio que les presenta la actual situación económica mundial.

«Sus enormes recursos financieros le permiten hacerse con nuevos sectores del mercado y beneficiarse de la falta de liquidez para adquirir bienes inmuebles y compañías», dice el documento.

Hacia el norte

El corresponsal de la BBC en Milán, Mark Duff, asegura que el crimen organizado se está expandiendo geográficamente.

Atrás quedó su circunscripción a las regiones sureñas de Sicilia, Nápoles, Calabria y Puglia.
Milán por ejemplo, dice Duff, que hace un tiempo se enorgullecía de ser la «capital moral» del país, es ahora un hogar para los mafiosos de la Ndrangheta de Calabria, una de las mafias más poderosas y violentas de toda Italia.

A %d blogueros les gusta esto: