¿Cuanto durará la crisis y que deberíamos hacer?

Nunca habíamos tenido una crisis de confianza como la actual con claras manifestaciones de repercusión global. Claro, ahora estamos globalizados y por lo tanto no estamos exentos a sus efectos.

Hace poco, Venezuela y menos el gobierno, se imaginaban que esto podría ocurrir con la ingente cantidad de recursos que estabamos recibiendo; no obstante, la pregunta que los agentes económicos del país se formulan, es ¿Cuánto va durar esta situación y que debemos hacer?

En honor a la verdad, nadie puede saberlo porque depende de muchas hipótesis que actualmente son impredecibles. Hay variables de las cuales no se tiene control y que podrían cambiar de manera considerable el panorama en los próximos meses, como por ejemplo: los precios del petróleo, si será suficiente la ayuda de los gobiernos para corregir el sistema financiero, la tasa de desempleo, la capacidad de adquisición de los ciudadanos, la inflación, la devaluación, la producción nacional, los volúmenes de importación y otras. Será difícil responder hasta tanto no se vayan despejando alguna de sus incógnitas.

Todo pareciera indicar que la crisis financiera impactará duramente la liquidez de la mayoría de los sectores debido a la falta de financiamiento del circulante. Por lo que cabría esperar que a partir del segundo semestre, como lo hemos venido alertando, se verán con más claridad los efectos de la crisis.

El trabajo de los lideres es el de encontrar el camino que mejor beneficie a la organización que represente. Y a pesar de que los lapsos son impredecibles, lo que si ofrecerá esta crisis, como las otras, son oportunidades para un importante número de empresas que se hayan preparado al efecto.

De lo que se trata es de intentar de hacer todo lo posible para ser uno de los ganadores de la situación.

Una conclusión que podemos extraer de esta tematica es que, debemos prepararnos para una crisis que puede ser intensa y luchar para ser de los que encuentren oportunidades a través de ella. La receta aprendida de los que han triunfado en oportunidades anteriores se resume en: agilidad, contundencia, comunicación, objetividad y nuclearse. En otras palabras, desarrollar en base a un análisis riguroso, un Plan de Acción contra la crisis. De lo contario iremos a la batalla para recibir una derrota seguro.

A %d blogueros les gusta esto: