Las Nuevas Tecnologías (Parte Segunda)

Los medios como recursos didácticos

Un uso correcto de los medios para trabajar los contenidos del currículo tiene que tener en cuenta las formas de aprender del alumno y las formas de organizar la información de los medios (planteamiento multimedia).

El profesorado al diseñar, buscará los medios y los documentos más adecuados y los integrará en sus estrategias de enseñanza. Es muy importante la forma que tiene un documento de estructura y presentar la información porque facilita su uso. Todos los documentos son útiles, pero unos más que otros. Con un mismo medio se conseguirá rendimientos diferentes según el modo de empleo.

Durante un tiempo se creía que los documentales de TV eran muy útiles para enseñar, pero un análisis ha permitido cuestionar esta idea, debido a la excesiva información que contienen. La estructura narrativa y las características de éstos resultan eficaces para el entretenimiento, pero no para la enseñanza. Para ello es importante tener claro qué le podemos pedir a un documento para que sea didáctico.

Requisitos para que un medio sea didáctico

Los documentos audiovisuales los clasificamos en dos grupos: los dedicados a contenidos conceptuales y procedimentales y los dirigidos a contenidos actitudinales. El tratamiento del lenguaje es diferente: en el primer caso, se dirige al intelecto y en el segundo, a la emotividad. Los documentos que trabajan contenidos actitudinales encuentran en la imagen y sonido sus bases, que conectan fácilmente con el sentimiento y la emotividad. Ejemplo: la publicidad televisiva.

En ambos casos, se emplean la sucesión rápida de imágenes y sonidos lo más impactantes posibles, ya que facilita la formación de compradores natos, aunque puede potenciar actitudes contrarias. Los documentos dirigidos a conceptos y procedimientos, deberán de tener una información estructurada lógicamente porque han de comprenderse. Deberían tener en cuenta las teorías sobre el procesamiento de la información y cuidar la selección y dosificación de la misma.

Requisitos para que el documento audiovisual sea didáctico:

• La información sea relevante con los contenidos del currículo que trate, de forma directa y en profundidad, los temas que se trabajen en clase. La estructura y presentación de la informática, sea adecuada al propio contenido y a la forma de aprender de los destinatarios, es decir: Que éstos estén claros y estructurados; que no salten de un tema a otro. Que se vea lo que se tiene que ver en el tiempo necesario. Que las voces sean comprensibles.
• Presentación de temas con recapitulaciones que incluya mecanismos y recursos, que faciliten el aprendizaje. Actividades, bibliografía, videografía… (que incorpore sugerencias) Sabremos si un documento audiovisual es didáctico, tras someterlo a un análisis.

¿Por qué reticencias?

Hay dos actitudes: cuantitativa y cualitativa.

En el ámbito escolar, las actitudes ante lo audiovisual oscilan entre dos polos opuestos, la de los que afirman y la de los que niegan, la de los defensores a ultranza y la de los detractores. La mayor parte de los posicionamientos tienden a situarse más cerca que nunca de las posiciones extremas.

Por una parte, la postura: confianza extrema en los medios audiovisuales aplicados al proceso de enseñanza-aprendizaje (consideran la panacea de los males que aquejan a la enseñanza).
Por otra parte, la postura: actitud de reticencia total ante los medios aplicados a la enseñanza. Ésta es la más generalizada en el ámbito educativo.

En el ámbito de lo audiovisual, no se parte nunca de cero. No ocurre lo que sucede con la informática. De audiovisuales, todo el mundo entiende. El problema es que, cuando las cosas no se han hecho bien desde un primer momento, es imprescindible destruir antes de construir.

Direcciòn-E: [email protected]

Fuente:  http://www.uclm.es/profesorado/ricardo/monografiasnntt/sandraweb/Mis%20Webs/nuevas_tecnolog%C3%ADas__magisterio4.htm

A %d blogueros les gusta esto: