Lo último en marketing

Si alguna vez te llegas a encontrar en pleno centro de la ciudad con una manifestación de cupidos en pro del amor, has entrado en una tienda donde se puede tocar sin necesidad de comprar, en el cine te pasan una película que no tenias pensado ver, te han repartido un lunes a la salida del metro un papel sin más mensaje que una sonrisa dibujada, no pienses que el mundo se ha vuelto loco. Son las nuevas fórmulas de hacer publicidad. Lo último en Marketing!!!

Las personas ya se han acostumbrado a hacer caso omiso a los miles de mensajes que recibimos a diario desde que nos levantamos. Fruto de esa ineficacia surgen nuevos medios, canales o soportes donde aparece el marketing para sorprender o para encontrar a las personas que no acuden a los medios tradicionales.

A esta saturación de medios tradicionales hay que añadir el aburrimiento creativo y las exigencias de los clientes que buscan destacar por encima de tanto ruido publicitario.

Rasgos que caracterizan las nuevas campañas publicitarias:

– Provocación: la relación entre el consumidor y anunciante ha cambiado. La marca no persigue al consumidor, sino al revés. ¿Cómo? Seduciéndolo. Para atraer al consumidor a la marca Disney se busco un concepto diferente y un nuevo posicionamiento, sustituyendo el clásico “ve a la magia de Disney” por un eslogan más atractivo: “¿necesitas magia?”.
– El efecto sorpresa: el impacto crea un momento de asombro, extrañeza, desconocimiento y confusión en el potencial consumidor que tropieza inesperadamente con la acción. Como el nuevo Mini Cooper D cubierto por un envoltorio tradicional (tamaño real) como los carritos de juguetes, con un letrero que decía: “Un juguete para mayores de 18 años”.
– Diversión: Para que ésta exista es muy importante el “tono”. La diversión, el sentido del humor, y un punto de surrealismo están presentes y el consumidor así lo entiende.
– Una idea con contenido: antes de empezar debes tener algo tan importante, valioso y potente como una idea que le otorgue una razón de ser, ¿qué voy a contar, qué quiero que la gente sepa de mi?
– Cualquier cosa sirve como soporte: si hasta hace poco la comunicación se restringía al medio, ahora la comunicación lo es todo: un perro, un email de tu mejor amigo, hasta tu madre puede ser un medio de comunicación.
– Entre la marca. Entre la marca y el consumidor había un pacto; la publicidad se encontraba en aquellos soportes que previamente todos habían establecido (periódicos, revistas, televisión, radio). Cuando se rompe el pacto, hay impacto.
– El consumidor es el protagonista: puede participar activamente votando para decidir si un nuevo producto sale al mercado, enviando y reenviando email con videos llamativos o simplemente mirando boquiabierto una urna con una bella durmiente de 70 años en pleno centro comercial. La movilización del consumidor es primordial y es posible por que existe una mayor cercanía con él, una relación más real.

El objetivo de estas nuevas campañas de marketing es vender a través de un mayor impacto y cercanía con el consumidor. Además de fidelizar al potencial cliente, estas acciones persiguen obtener notoriedad en los medios de comunicación, aumentando así su naturaleza viral. Aunque de momento, muchas son experimentos que permiten a agencias y clientes medir su efectividad, expone Javier Guardiola experto español.

A %d blogueros les gusta esto: