Los más ricos acaparan el 50% de los ingresos totales de América Latina en tanto los más pobres apenas reciben el 5%

Por considerarlo  pertinente y propicio para la situación que vive nuestro país y Latinoamérica en general, hemos traído para compartir con nuestra audiencia, parte del informe recién publicado en Madrid por los directivos de la ONG, Oxfam (Winnie Byanyma y José María Vera.

En el mismo se afirma,  que el número de ¨milmillonarios¨ con fortuna en dólares, creció en 38% en América Latina y el Caribe, hecho que la pone a la cabeza de las regiones del mundo y en el de la desigualdad.

El informe titulado "Iguales: acabemos con la desigualdad extrema. Es hora de cambiar las reglas" también subraya que Latinoamérica sigue siendo la región más desigual del planeta y donde "los más ricos acaparan casi el 50 por ciento de los ingresos totales de la región, mientras los más pobres reciben solo el 5 por ciento".

En el  trabajo, se sostiene que las grandes fortunas de América Latina y el Caribe están depositadas en paraísos fiscales, representando un monto cercano  a  2 billones de dólares, una cifra similar al PIB de Brasil. Así mismo, Oxfam señala que los niveles de evasión de las empresas en países como México o Ecuador, son de 46% y 65% respectivamente, y ninguno de los dos impone suficientes restricciones al respecto.

Si bien el incremento de los ¨milmillonarios¨ es un fenómeno mundial,  en Latinoamérica  la desigualdad se ha duplicado desde la debacle financiera y económica del 2008, pasando de 793 a 1.645 en 2014.

Las 85 personas más ricas del mundo ganaron en conjunto 668 millones de dólares diarios y casi medio millón por minuto, lo que significa un incremento del 14 por ciento en sus fortunas.

De manera, que el llamado crecimiento económico, solo está beneficiando a los más ricos y seguirá siendo así, mientras los gobiernos no actúen para revertir esta dinámica perversa, destaca Byanyima.

El informe asegura que "el fundamentalismo de mercado" y "la captura política por las élites", así como las "leyes hechas a la medida de los intereses de unos pocos", son las principales razones del rápido incremento de la desigualdad económica.

Por su parte, el director general de Oxfam Intermón, José María Vera, afirma que estos "altos niveles de desigualdad generan sociedades duales y poco cohesionadas".

Los cálculos de la organización internacional subrayan, que con el 1,5 por ciento de la riqueza de los "milmillonarios", se podrían dar educación a todos los niños de los países más pobres y asistencia sanitaria a las 49 naciones menos favorecidas.

Con el informe, Oxfam lanza una nueva campaña para exigir a los líderes mundiales que conviertan sus palabras en hechos y adopten medidas para frenar la evasión y la evasión fiscal, por parte de grandes empresas y las personas más adineradas, que deben contribuir, de forma justa, a las arcas  de los Estados, para que los países puedan combatir la desigualdad y construir sociedades más justas.

Como corolario, pudiéramos agregar que estas situaciones con el tiempo, serán insostenibles y que los milmillonarios y empresas evasoras de impuestos deberían reflexionar al respecto y dar muestras de ser más humanitarios. Por su parte,  los pueblos deberían comprender que se deben seleccionar a personas capaces y honestas para dirigir los destinos de sus países, y castigar de manera ejemplarizante, a los funcionarios y empresarios que se presten para la corrupción, el engaño y la evasión.

¿Cómo estará Venezuela en cuanto a esto?

Fuente: EFE

Dirección-E: anavarro@deproimca.com

A %d blogueros les gusta esto: