Los refrescos Light, no aportan calorías y saben parecido

Las bebidas refrescantes más consumidas comparten, en lo esencial, una fórmula bien sencilla: agua carbonatada,»con burbujas», y azúcar o, en los refrescos light o bajos en calorías, edulcorantes. Lo que distingue unos refrescos de otros en sabor, olor, color y apariencia es lo que se añade a este agua dulce: zumos de fruta (naranja, limón…) o extractos vegetales (cola, quinina…), además de aditivos muy diversos (conservantes, acidulantes, colorantes).
CONSUMER EROSKI ha llevado a laboratorio y sometido a cata 17 bebidas refrescantes, entre ellas 5 colas (de las marcas Coca-Cola y Pepsi), 6 refrescos de naranja (Kas, Fanta y Schweppes), 3 tónicas (Schweppes y Nordic Mist), dos bitter (ambos, Kas) y una gaseosa (La Casera). Nueve muestras son bajas en calorías, ya que sustituyen los azúcares por edulcorantes con nula aportación calórica. Las versiones light cuestan sólo un poco más que las azucaradas: 1,47 euros el litro de media, frente a 1,45 de las normales. Coca-Cola es un 13% más cara que Pepsi y, entre los seis refrescos de naranja hay poca diferencia de precio. En las tónicas, Nordic Mist (sale a 2 euros el litro) es un 20% más cara que Schweppes normal. El bitter sale a casi 2,5 euros el litro.
En las bebidas con burbujas (las 17 analizadas CONSUMER EROSKI ha llevado a laboratorio y sometido a cada 17 bebidas refrescantes: 5 colas (Coca Cola y Pepsi), 6 refrescos de naranja (Kas, Fanta y Scweppes), 3 tónicas (Scweppes y Nordic Mist, dos bitter (ambos Kas) y una gaseosa (lLa Casera), comercializadas en lata de 33 centilítros (de 25 cl en Nordic Mist), excepto los bitter, en botellín de cristal de 20 cl, y la gaseosa, en botella de plástico de 50 cl. Nueve muestras son bajas en calorías, ya que sustituyen los azúcares por edulcorantes que no aportan calorías.
Los más caros son los bitter (salen a 2,45 y 2,48 euros el litro), mientras que el más barato fue la gaseosa: 0,93 euros/litro. Los refrescos de naranja, salían de media a 1,12 euros/litro; los de cola a 1,37 y las tónicas a 1,79 euros/litro. Los Light cuestan, de media, sólo dos céntimos más que los tradicionales.
Lo que más diferencia a estos cinco tipos de refresco, es lo que contienen además de agua endulzada (con azúcar o con edulcorante) y carbonatada; esto es, la cola, el zumo de naranja procedente de concentrado, los extractos vegetales del bitter, y la quinina de la tónica. También es diferente el despliegue de aditivos utilizado en cada tipo de refresco.
Bitter Kas, no declaraba benzoato sódico (conservante) en su lista de ingredientes, pero el análisis reveló, que los contenía.
Todas las mediciones (volumen real, azúcares, edulcorante, grados Brix, quinina, cafeína, CO2, conservantes, colorantes artificiales, ácido fosfórico, benceno (cancerígeno que puede surgir por la reacción de un conservante con la vitamina C), ofrecieron resultados conforme a lo establecido por la norma. Cocacola Light, tiene un 30% más de cafeína que Coca Cola y que la Zero y un 15% que la Pepsi.
Los Light, aportan cero calorías, mientras que los tradicionales contienen entre las 30 calorías/100 ml del bitter y las 45 de Fanta naranja y Pepsi.
Uno de los edulcorantes más empleado en los refrescos, es el aspartamo, que según el saber científico actual, es inocuo para la salud. Para superar la cantidad diaria que se estima excesiva, un adulto de 55 kilos, tendría que ingerir 8 litros del refresco que más aspartamo tenía en este comparativo. Quienes padecen fenilcetonuria, no pueden ingerir aspartamo.
Un consumo frecuente de refrescos, incluso Light, puede perjudicar el equilibrio de la dieta y, por su sabor azucarado, fomentar la obesidad, particularmente en niños y jóvenes.
Al tratarse de cinco productos distintos (por tanto, difícilmente comparables) y, además, carentes de interés nutritivo, CONSUMER EROSKI ha considerado más adecuado no otorgar galardones de mejor relación calidad-precio en este comparativo.

Contenido de los refrescos mencionados, para considerar.
1) CO2 (anhídrido carbónico): Los fabricantes añaden al agua CO2 para darles la característica burbujeante a las bebidas.
2) Grados Brix: Los grados Brix reflejan la cantidad de sólidos solubles disueltos en el agua. Nos referimos principalmente a los azucares añadidos (sacarosa) al agua y en el caso de contener zumo de frutas también se contabiliza la cantidad de azúcar presente en el zumo añadido.
3) Cafeína: compuesto alcaloide típico de las bebidas de cola. La cafeína tambien éstá presente en el café, el té y las bebidas energéticas. Se entiende excesiva una ingesta de cafeína superior a 200 mg/día.
4) Quinina: compuesto alcaloide presente en las tónicas. La normativa vigente admite un máximo de hasta 100 mg de quinins por litro.
5) Aspartamo: Aditivo artificial de elevado poder edulcorante, es unas 200 veces más dulce que el azúcar. Se entiende excesiva una ingest diaria de aspartamo superior a 40 mg por cada kilo de peso de la persona.
6) Benceno: La combinación de ácido ascórbico (Vitamina C) junto con el benzoato sódico (un conservador) puede propiciar la formación de benceno, un cancerígeno.

FUENTE: CONSUMER EROSKI

A %d blogueros les gusta esto: