La crisis alimentaria es un problema de TODOS

Pide presidente egipcio resolver crisis alimentaria mundial

La comunidad internacional debe asumir la responsabilidad de resolver la crisis alimentaria mundial mediante el diálogo y las acciones colectivas, declaró el presidente de Egipto, Hosni Mubarak.

«El continente africano es una de las zonas del mundo más afectadas por la crisis global de los alimentos, el encarecimiento de la energía, el cambio climático y el calentamiento global», señaló Mubarak.

La crisis económica mundial incide en la alimentaria con el posible anuncio del G8

Los líderes del Grupo de los Ocho (G8, los siete países más ricos y Rusia) pueden dar marcha atrás a la promesa de incrementar la ayuda al desarrollo en África, estimada en 25.000 millones de dólares al año.

La Unión Europea debe ser quien lidere la lucha contra el hambre, en un mundo cuya sociedad mira «perpleja» cómo en pleno siglo XXI, cuando se gozan de las mejores tecnologías y avances, no se pueden garantizar los derechos más básicos de millones de personas.

Hace unos meses la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, (FAO), hizo un llamamiento de emergencia «ante la impotencia» de no poder alimentar a millones de seres humanos que pasan hambre.

Director General de la FAO agradece el compromiso español

“La crisis alimentaria mundial no es más que la crónica de una catástrofe anunciada. Durante siete de los últimos ocho años la FAO ha estado anunciando que el consumo ha superado la producción mundial”, aseguró el Director General de la FAO, Jacques Diouf, durante su visita a España para participar en la conferencia Crisis alimentaria: problemas y posibles soluciones, organizada por el PSOE en el Círculo de Bellas Artes de Madrid y que inauguró por la mañana el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Desde finales del año pasado, la FAO ya ha venido avisando sobre el riesgo de posibles disturbios sociales y políticos provocados por el hambre. En la Cumbre sobre Seguridad Alimentaria Mundial, que reunió a más de 40 Jefes de Estado y de Gobierno hace tres semanas en Roma, los países reconocieron el error estratégico de no haber invertido en agricultura durante los últimos años.

Crisis mundial genera más pobreza

Los expertos pronostican 10 años más de aumentos en el precio de los alimentos. Como si fuera poco, advierten que Costa Rica podría estar a las puertas de una verdadera crisis. La crisis energética y el elevado precio internacional del petróleo son también factores detonantes.

Los expertos cuestionan si la producción de biocombustibles es la salida, pues podría impactar la producción de alimentos si no se maneja bien. Costa Rica no está inmune a una crisis alimentaría. Por eso las acciones deben ser inmediatas.

Fidel Castro conversa con Tabaré Vázquez de la crisis alimentaria

El líder cubano Fidel Castro conversó sobre cooperación bilateral, la crisis alimentaria mundial y el alza del precio del petróleo en una reunión de más de dos horas con el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, quien dijo haber encontrado al líder cubano «muy bien» y «muy animado».
Vázquez fue recibido por el líder comunista en horas del mediodía, en un almuerzo privado, en el sitio -no revelado- donde convalece hace 23 meses de una enfermedad que lo forzó a dejar el gobierno tras medio siglo en el poder.

¿Cómo nos afecta la crisis alimentaria mundial?

El pasado 30 de mayo, unos siete mil pescadores se concentraban delante de la sede del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino en Madrid en protesta por la crisis que vive el sector debido al aumento de los precios de los carburantes y por la falta de ayudas, (el petróleo ha subido más de un 320% en cinco años y el precio del pescado se mantiene igual que hace 20). Los transportistas también se han sumado a las protestas, bloqueando las autopistas y las carreteras, debido a la subida del precio del gasóleo, que ya les supone un 50% de sus costes.

En los últimos años, los precios de los productos que forman parte de nuestra dieta alimentaria no han parado de crecer. En el transcurso del 2007, el precio de la leche aumentó cerca de un 26%, las cebollas un 20%, el aceite de girasol un 34%, la carne de pollo uno 16%… y ésta ha sido la tendencia de la mayoría de los alimentos, según datos facilitados por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio a finales del 2007, mientras que el Índice de Precios al Consumo, (IPC), tan sólo reflejaba una subida del 4,1% aquel mismo año.

Es obvio que los efectos de la crisis alimentaria en ambos extremos del planeta son difícilmente comparables. En el Norte, tan sólo destinamos entre un 10 y un 20% de la renta a la compra de alimentos, mientras que en el Sur esta cifra se eleva al 50-60% y puede llegar incluso hasta el 80%. Pero esto no quita la importancia de señalar también el impacto de esta subida de los precios entre las poblaciones de aquí, mientras que los beneficios de las multinacionales siguen aumentando y los gobiernos defienden una mayor liberalización económica.

A %d blogueros les gusta esto: