Sufre inseguridad alimentaria 50% de las familias mexicanas

Brindar seguridad alimentaria a un país no se refiere sólo a la cantidad de comida que recibe una persona, sino a la calidad, considera el investigador mexicano Rafael Pérez-Escamilla, especialista en ciencias de la nutrición y catedrático de la Universidad de Connecticut.

Puntualiza que de acuerdo con estudios realizados a escala internacional, “la mitad de las familias mexicanas sufren algún grado de inseguridad alimentaria, y en cuanto a la más grave, que llamamos hambre, es decir, cuando una persona pasa un día o más sin comer porque no cuenta con recursos para adquirir alimentos, el porcentaje es de aproximadamente 7 u 8 por ciento”.

El especialista opina que la inseguridad alimentaria está íntimamente relacionada con el fenómeno de la globalización, pues “prácticamente no existe ninguna nación que sea autosuficiente para producir todos los comestibles que necesita. La reciente crisis del maíz, desatada por el anuncio del presidente George W. Bush de que se utilizará para producir etanol como combustible, da un buen ejemplo de cómo temas que aparentemente no están relacionados influyen de gran manera en todas las naciones”.

A %d blogueros les gusta esto: