07:00 AM Yesibeth Rincón 24/04/2015 – Para el economista Luis Vicente León, presidente de la firma Datanálisis, es un error del Gobierno las advertencias a Fedecámaras. Opinó que en lugar de aplicar “revolcones económicos” se debe llegar a acuerdos e incentivar la producción. León participó ayer en un evento de la Cámara Venezolana de Franquicias, en Maracaibo, allí conversó con este diario sobre la situación económica del país.

— ¿Qué impacto tienen las declaraciones del presidente Maduro sobre no otorgarle dólares a Fedecámaras?

—Fedecámaras no recibe dólares porque es una asociación que agrupa a la mayoría de las empresas privadas, creo que es un tema no solo inadecuado sino inviable que el Gobierno no entregara divisas a todo el sector productivo, afiliado a Fedecámaras están todas las empresas productoras de leche, todas las empresas de alimentos, los laboratorios médicos, las empresas comercializadoras de repuestos y carros, todo el sector hotelero, las aerolíneas, entonces, ¿qué estás diciendo?, ¿que el Gobierno va él a importar toda la comida?, porque producirla no puede. ¿Cómo planteas que el Estado va de la noche a la mañana a cortar el suministro de divisas para materia prima, sin que el Estado primero tenga la capacidad para sustituir todo eso?

Hay solo dos opciones de por qué el Gobierno dice que no va a entregar dólares: o habla de Fedecámaras como no relacionándola con las empresas que la  conforman,  o habla más como un abstracto que intenta responsabilizar en el sector privado de la crisis que genera su propio modelo de control de cambio y de control de precios, pero que en definitiva no va a ser aplicado.

— El Presidente cuestionó a Fedecámaras pero dijo a (Miguel) Pérez Abad que le dará dólares a empresarios serios…

—Eso es un tema político, dividir a los empresarios en serios o no serios dependiendo la cámara a la que están afiliadas es un absurdo y es discriminante. (…) Es perfecto que el Presidente estimule a las empresas afiliadas en Fedeindustria, no hay problema con eso. Ahora, los afiliados allí no tienen la capacidad de sustituir a la gran empresa privada venezolana, que abastece más de 80% de los productos que te comes, o que te inyectas, o con los que te limpias, o con los que te mueves. Eso es un discurso totalmente político.

— ¿Cómo puede vivir un país en una guerra entre el sector público y privado?

—Eso es un error terrible que empeora el problema, un gobierno tiene la responsabilidad de estimular la producción, la inversión, la riqueza. Si tú como Estado en lugar de promover la inversión lo que haces es atacar al sector que es productivo y representa la capacidad de generar riqueza, empleo, tú estás haciendo lo contrario a lo que es tu función. La sustitución del sector público por sector privado lo que ha generado es más ineficiencia y corrupción, y hace imposible el abastecimiento de productos en Venezuela.

— El Gobierno planteó un “revolcón económico”, ¿qué áreas considera prioritarias en ese revolcón?

—Yo creo que el Presidente ya le dio varios revolcones económicos al país, si es que nosotros no salimos de un revolcón. La inflación más alta del mundo es producida por un revolcón económico, el desabastecimiento de más de un 70% de productos esenciales regulados en precios en la ciudad de Caracas es producto de un revolcón, la caída del PIB de Venezuela, que lo ubica en cuatro trimestres consecutivos de recesión con inflación, la combinación más perversa que puede haber en economía, es producto de un revolcón económico. No se necesitan más revolcones sino acuerdo, estímulos productivos, políticas de ajuste racional, modelos modernos de desarrollo económico.

— En noviembre se había adelantado  la reforma tributaria, ¿cree que pueda venir una reforma más profunda?

—Sí, creo que va a venir todo tipo de reformas que permitan incrementar la recaudación del Estado y eso incluye: reforma fiscal, aumento en el precio de la gasolina, negociación de los créditos internacionales de Petrocaribe. Los impuestos son un punto clave, no sé si el IVA estará porque es demasiado visible y afecta parejo a la población, pero sin duda el sistema impositivo de rentas empresariales. Ya ha habido cambios, el hecho de que no permitan hacer ajustes por inflación representa un incremento de impuestos brutal para el sector productivo.

— Aún no conocemos la inflación del primer trimestre…

—Va a haber este año una inflación por encima del 100%. No la han publicado porque eso es una manipulación. El Gobierno sabe perfectamente cuánto es la inflación. El BCV no ha dejado nunca de producir la inflación en los cinco días siguientes al mes anterior y no es que hay un problema técnico, que se fue la luz, o se cayó el sistema, ¿por qué no la publican?, porque creen que si no la publican la gente no se da cuenta que existe, como si la inflación no ocurriera en los reportes del BCV, la inflación ocurre en el mercado, en el bolsillo.

— ¿Qué efecto tuvo el decreto de Obama en la popularidad del presidente Maduro?

—Tuvo un incremento de seis puntos porcentuales en la popularidad del Presidente, lo que pasa es que él parte de una base muy pequeña, a pesar de ese incremento sigue siendo mínimo.

— ¿Se convirtió Obama, como dijo Evo Morales,  en jefe de campaña de Maduro?

—No, Obama es el presidente de EE UU y hace las cosas que a los EE UU le conviene y él cree que es una medida adecuada, son parámetros de Estados Unidos, ahora, el impacto que eso tiene es negativo para la oposición, porque articula al chavismo en contra de un enemigo y le permite una excusa al presidente Maduro, la excusa de que están atacando al pueblo de Venezuela y ese proceso de ataque lo utiliza Maduro como excusa para defender al país, y eso no es verdad, pero es la percepción de la gente.

— El Presidente lo ha citado a usted varias veces, ¿lo ha llamado?

—He conversado en el pasado con el presidente Maduro, pero a partir de esta última etapa no se ha concretado esa reunión. Prefiero no hablar del tema. No creo que se vaya a dar la  reunión.

Fuente: http://m.panorama.com.ve/movil/noticia.html?nota=/contenidos/2015/04/23/noticia_0121.html