Manuel Díaz Mujica: «Una amplia reforma de la Ley Orgánica del Trabajo justificará una ‘vacatio legis’»

Manuel Díaz Mujica, abogado laboral y profesor universitario de Derecho del Trabajo, expresa la inquietud del mundo académico sobre el contenido del texto de lo que será la nueva Ley Orgánica del Trabajo, a pocos días de su promulgación por el presidente Hugo Chávez el próximo 1º de mayo.

Igual que otros actores del panorama laboral, espera que el Presidente recapacite y remita la Ley a la Asamblea Nacional como el órgano competente para discutir un asunto tan importante para los venezolanos. Díaz ha seguido las declaraciones sobre la Reforma, algunas contradictorias entre sí, dadas a los medios de comunicación por miembros de la comisión presidencial que redacta la legislación.

Destaca que habrá un impacto importante en los costos laborales de los empleadores con la vuelta de la retroactividad de las prestaciones sociales y la reducción de la jornada. Además, los contratos colectivos deberán ajustarse si sus beneficios son menores a los de la nueva Ley. Considera que el fondo nacional de prestaciones es una opción más. El trabajador decide voluntariamente si deposita allí el capital generado por la antigüedad.

¿Qué opina sobre la solicitud de FEDECÁMARAS de devolver a la Asamblea Nacional el texto de la nueva ley laboral?

“Tengo la esperanza de que el presidente Chávez lo anuncie el 1º de mayo. Esta acción daría un viso democrático, además de discutirse y aprobarse dentro del mayor consenso posible como ocurre con todas las leyes del trabajo.”

Una de las críticas ha sido la manera como se está haciendo

“El mundo académico está desconcertado. Vemos esta reforma con preocupación, básicamente porque no se conoce. Está pautada para el 1º de mayo y, a ciencia cierta, no sabemos qué contiene. Quisiera que mis alumnos conocieran el contenido de una Ley tan importante; ellos me preguntan y yo tengo que referirme a las declaraciones dadas a la prensa. Una situación muy diferente ocurrió en las reformas anteriores.”

¿A cuáles se refiere?

“El entonces senador vitalicio Rafael Caldera presentó, en 1985, un proyecto de reforma integral que, entre otros aspectos, redujo la jornada laboral diurna de 48 a 44 horas. Se hizo un debate público, con amplia participación de los distintos sectores, que se llevó cinco años en el Congreso de la República, que al final aprobó la ley en 1990. En la reforma parcial de 1997, que cambió el régimen de las prestaciones sociales, participaron los sectores más representativos de los trabajadores y los empleadores, además del Ejecutivo, dentro del espíritu del diálogo tripartito de la Organización Internacional del Trabajo, el único organismo de las Naciones Unidas que logra acuerdos concertados sin enviar tropas cuando un país miembro incumple.”

Pero hay una Comisión Presidencial

“No es suficiente. La Comisión, en la que participan notables abogados laborales y magistrados de la Sala Social del Tribunal Supremo de Justicia, señala que ha recibido miles de propuestas, pero a la final, poco se sabe de cómo quedará la nueva legislación, porque falta el debate público.”

¿El presidente Chávez tiene competencia para legislar en esta materia?

“Una Ley Habilitante emitida con el fin de atender la emergencia ocasionada por las lluvias, no da la competencia presidencial. El escenario es la Asamblea Nacional. La gente quiere que el canal de televisión del Parlamento transmita el debate. Al mundo académico y del trabajo le preocupa que el Presidente decida lo que va o no va en el texto de la nueva Ley.”

Para los empleadores no debería ser una sorpresa la retroactividad de las prestaciones, porque está incluida en la Carta Magna

“Sí. Está expresado en la disposición transitoria cuarta, numeral 3 de la Constitución que establece el pago de las prestaciones sociales de acuerdo con los años de servicio, calculadas con base en el último salario y un lapso para su prescripción de diez años. El problema es la incidencia en los costos laborales de las empresas, que tienen ahora poca capacidad de respuesta en una economía muy controlada.”

Hay quienes dicen que calcularán las prestaciones con todos los años de servicio

“La lógica indica, y así lo han asomado los miembros de la comisión presidencial, que el cálculo con el nuevo régimen retroactivo será a partir del 1º de mayo, fecha prevista para la entrada en vigencia de la ley, sumándole el régimen actual. Hay que recordar que en Venezuela las leyes no son retroactivas.”

La ex ministra del Trabajo María Bernardoni de Govea señala, que el régimen vigente de prestaciones sociales tiene un contenido de retroactividad

“Comparto esa opinión, porque el trabajador percibe 45 días de salario por prestación en el primer año, pero con 16 años de servicio, aumenta a 90 días por año. En caso de despido injustificado, el cálculo se hace sobre la base del último salario y se pagan hasta 150 días de salario.”

¿Y la reducción de la jornada?

“No creo que sea de una sola vez ni a 36 horas semanales. La Constitución establece que se propenderá a la disminución progresiva de la jornada, en los términos previstos en los acuerdos y convenios de la OIT suscritos por la República. Por lo que se sabe, en la Comisión Presidencial manejan llevar la jornada diurna a 42 o 40 horas semanales, mientras que en la nocturna quedarían las 35 horas semanales vigentes como lo dispone la Constitución.”

La creación del fondo de Prestaciones Sociales de los trabajadores de los sectores público y privado, manejado por el Estado, ha causado mucha angustia

“Podría ser válido, siempre y cuando lo maneje el trabajador como una elección, sin eliminar las otras dos opciones vigentes que deben mantenerse en la nueva ley: el fideicomiso bancario y mantener las prestaciones en la contabilidad de la empresa. El Estado debe ofrecer condiciones ventajosas para que el trabajador deposite su capital de antigüedad en el fondo, pues hay desconfianza en el Estado como administrador y una muestra son las numerosas solicitudes de los trabajadores para retirar 75% de sus prestaciones al conocerse el anuncio del presidente Chávez.”

Voceros de la Comisión han dicho que aumentarán las vacaciones, las utilidades y que habrá estabilidad absoluta

“Si las modificaciones son razonables, la gente las va a compartir. Sin embargo, se debe tomar en cuenta que el mercado está bastante restringido con los controles a la economía, y si se suman costos laborales desmesurados, puede ser una combinación peligrosa.”

¿Habrá una ‘vacatio legis’?

“Los voceros oficiales hablan de una nueva Ley Orgánica del Trabajo: Mientras más amplia sea la reforma, más se justificará una ‘vacatio legis’.”

¿Cómo quedan los Contratos Colectivos?

“Deberán ajustarse, si sus beneficios quedan por debajo de los establecidos en la nueva legislación.”

Dirigentes sindicales advierten que solo beneficia a los trabajadores formales

“En Venezuela el grueso de los trabajadores está desempleado, subempleado o se desempeña en el sector informal. El esfuerzo del Estado no se puede limitar solo a la Ley Orgánica del Trabajo: debe fomentar el empleo formal bien remunerado y terminar de desarrollar los regímenes pendientes de la seguridad social. En el primer punto, la Ley debe incluir incentivos ¬como la absorción de parte de las contribuciones sociales, a las empresas para que promuevan el ingreso de los jóvenes en su primer empleo o contraten personas de la tercera edad.”

Fuente: http://www.entornointeligente.com/articulo/1255394/VENEZUELA-Una-amplia-reforma-de-la-Ley-Organica-del-Trabajo-justificara-una-vacatio-legis-25042012

A %d blogueros les gusta esto: