Marketing Interno

Hay un dicho, muy popular que dice: “la cara, es el espejo del alma”; y es que por muchos avances tecnológicos, siempre nos encontraremos una cara que nos atienda. La buena atención al cliente, forma parte del éxito de la estrategia de marketing.

Ha sido, esta gran herramienta de gestión empresarial, la que ha humanizado y valorado, al capital humano de la empresa, también llamado “CLIENTES INTERNOS”. Sabemos, que esta disciplina, ha investigado mucho el comportamiento humano, llegando a conclusiones como que el cliente es un ser con unas necesidades emocionales que busca en determinados productos y servicios.

Es muy grande, la aportación del marketing, a la gestión estratégica de los Recursos Humanos. Al igual, que debemos saber, y tener en cuenta lo que necesitan nuestros posibles clientes, y ofrecerles la atención que requiere la venta y el servicio; también hay que saber como se sienten y qué necesitan, los trabajadores.

La expresión “egoísmo saludable”, llevada a la práctica con buena intencionalidad, beneficia la consecución de los objetivos empresariales y la mejora de la calidad de vida laboral. Siendo saludablemente egoístas, no hay nada mejor, para aumentar nuestras ventas y nuestra producción, como acercarnos y tratar a nuestros empleados, como verdaderos clientes.

Hay algo que valoran mucho los trabajadores, y si pudieran lo comprarían en la empresa en la que trabajan: transparencia, atención personalizada, y valoración de su aportación laboral. Es muy interesante, que coincide con lo que están exigiendo los clientes.

Observo con mucho interés, la atención que nos prestan los trabajadores del sector servicios, y considero que podríamos mejorarla. Deberíamos plantearnos, seriamente, si la gran cantidad de cursos estandarizados que se imparten, consiguen los resultados prácticos deseados. Las grandes empresas, ante la ineficacia de la formación estándar, están apostando por la formación personalizada, con el objetivo de mejorar el rendimiento laboral. También, deberíamos reflexionar sobre los métodos y sistemas de gestión de los Recursos Humanos que estamos utilizando, para conseguir lo que muy acertadamente un conocido empresario del sector hotelero plantea “la calidad de la cerveza, tiene mucho que ver con las manos que la ofrecen”.

Está estudiado y demostrado, que el factor económico, no es el único que tienen en cuenta los trabajadores a la hora de valorar su satisfacción laboral; de ahí la importancia del llamado “contrato emocional”. Considero muy importante, para mejorar la imagen corporativa de nuestras empresas, que ofrezcamos concienzudamente, algo que siempre hemos presumido tener, “la hospitalidad y la calidez mediterránea”, tanto a los clientes externos como a nuestro capital humano.

Direcciones-E: [email protected]
Blog:  www.relacionesinterpersonalesempresa.blogspot.com

A %d blogueros les gusta esto: