Mercosur: “La única esperanza de Venezuela para enfrentar a las otras alianzas económicas”

Con la entrada de Venezuela al Mercosur será posible despertar las capacidades productivas de la pequeña y mediana industria de este país, sector que, según el profesor de la Universidad de Carabobo, Carlos Mora, ha estado estancado, pero que ahora podrá cohesionarse, con el apoyo del Estado y las universidades, para así competir eficientemente con otras alianzas económicas.
“Venezuela obtendrá grandes posibilidades de desarrollo, dará a conocer sus productos, incentivará sus formaciones académicas, porque actualmente el déficit educativo de Venezuela es enorme”. “Desde el punto de vista educativo, social, cultural, la entrada al Mercosur será altamente positiva”, sostiene Mora.
Aunque este profesor universitario señala que pertenecer al Mercosur favorecerá el desarrollo de Venezuela, también manifiesta que para que esta integración tenga éxito, es necesario evaluar si las empresas se encuentran verdaderamente vinculadas con el Estado y si éste ha sabido interpretar y conocer a fondo cuales son las industrias que pueden jugar un papel determinante en la producción de riquezas económicas.

En su opinión, ciertamente el Estado se ha abierto al mercado internacional «pero no ha tomado muy en cuenta las consideraciones del sector empresarial, ni siquiera se les ha invitado a integrarse proactivamente, todo lo contrario, mantiene un divorcio sustancial con estos , y no hay una participación clara, bien definida del sector empresarial en sus programas económicos». Mora comenta, que si esta situación no cambia, y tampoco se despliegan ni se desarrollan tecnologías cónsonas con lo que la competitividad moderna demanda, las consecuencias no serán favorables, la participación en el Mercosiur, dejará mucho que decir, y las protestas por el sector empresarial se haran sentir.

Mora dice que esta actuación ha sido una debilidad del Gobierno, pero a ella se le suma la poca visión que ha tenido para darle mayor dinámica a la exportación. Sin embargo, piensa que el Estado ha reconocido la importancia que tiene la globalización y “sabe que para poder tener éxito y subsanar la gran pobreza venezolana que existe en estos momentos tiene que garantizar que sus políticas de acciones exteriores tengan resultados positivos”.

En cuento al rol las Pequeñas y Medianas Industrias venezolanas (Pymes), Mora expresa que éstas también tienen muchas deficiencias en sus capacidades financieras y en el desarrollo tecnológico. Considera que carecen de personal calificado “capaz de sacarle provecho a las ventajas y oportunidades de meternos al Mercosur”, por lo cual, considera fundamental que el sector industrial se vincule a las universidades porque son éstas las que proporcionan el conocimiento necesario para que se dé el intercambio comercial.

De igual forma, piensa que las industrias venezolanas deben hablar bajo conceptos de cohesión, para darle a entender al Estado que son una “fortaleza”; porque el comportamiento de éstas “a través de la historia no ha sido de gran responsabilidad social, en el sentido de que nunca se ha tratado de vincular con el Estado en pro de la comunidad, sino más bien en pro de sus intereses particulares”.
A pesar de ello, este profesor universitario explica que actualmente las condiciones son distintas, pues se trata de una época altamente competitiva en la que los países menos favorecidos han obtenido resultados positivos para sus naciones al unirse. Por esta razón, “el empresario venezolano ha tenido que revaluar, ver que para poder ser exitoso no puede tocar solo, tienes que estar integrado a quien verdaderamente tiene el poder, que es el Estado, pero más que todo tiene que unirse con sus sectores empresariales, no ser competitivo discriminador”.

Ventajas y desventajas de Venezuela en el Mercosur
Según Mora una de las ventajas comparativas de Venezuela con el resto de los países que conforman el Mercosur sería la ubicación geográfica de ésta y las reservas de petróleo que posee. Otra se encuentra en sus riquezas naturales, pero para explotarlas se requiere una política de turismo que permita obtener ingresos a partir de esta actividad.

“La desventaja sería la poca ventaja competitiva que tienen nuestras empresas, porque casi nunca han participado en los escenarios internacionales; es decir, nuestros productos son poco conocidos, con una demanda grande, no tenemos capacidades tecnológicas (…); hasta ahora se están formando los primeros profesionales en materia de comercio internacional” señala Mora.

Este profesor universitario considera que el gran reto de Venezuela en el Mercosur será reducir la dependencia que tiene con los productos que importa. En este sentido, dice que “habría que hacer énfasis en la balanza de pagos de cuáles son las dependencias que se tiene de los productos tradicionales y no tradicionales”.
En términos generales, e independientemente de las deficiencias tecnológicas y la desintegración que existe entre las empresas, el estado y las universidades, el único motivo que, según Mora, impediría la incorporación de Venezuela el Mercosur sería “el sismo político en contra del capitalismo”; sin embargo, opina que si en la cohesión, los resultados benefician a todos los países integrados, “es difícil que eso se rompa”.

A %d blogueros les gusta esto: