Motivos para salir a votar

Ustedes dirán: “…porqué voy a votar? Si lo que pase en el país, no me afecta, me da igual que los funcionarios puedan ser reelegidos perpetuamente, que sean ellos u otros, porque al fin y al cabo, ellos a mí, no me resuelven nada, su actuación no me llega, yo tengo que trabajar igual. Las calles llenas de huecos, por lo que tengo que cambiar los amortiguadores periódicamente y no viene el gobierno a dármelos; los hospitales no prestan atención médica, por lo que tengo que matricular anualmente seguros privados; la delincuencia desbordada, seguro de vehículos y vigilancia privada, plata que sale de mi bolsillo, no del gobierno; entonces mí problema es trabajar para ganarme la vida y no andar metiéndome en política, que lo que me trae son problemas, porque en cuanto se enteran que estoy en eso, ¡ah¡ me colocan en una lista negra y eso no me conviene…”.

Si, usted tiene razón, pero justamente eso es lo que queremos cambiar, que la eficacia del Gobierno le llegue a todos los ciudadanos; para eso lo necesitamos y necesitamos que vote, que reflexione en cuanto al rol que le corresponde en la sociedad, que reflexione en cuanto al país que quiere y si, esa realidad cruda que acabo de expresar, debe cambiar o no?. Estoy segura que a usted, no le gusta personalmente lo que dice, pero, es una realidad y no tiene fuerzas para cambiarla. Claro usted, sólo no puede, pero si somos muchos, sí podemos generar los cambios.

Desde el año 1959 para acá, contamos con un sistema democrático; antes, representativo, ahora participativo. Los primeros años del ejercicio del sufragio, había poca la abstención: Según los datos obtenidos de la página del CNE, se desprende que es, a partir de 1.980, cuando aumentan los índices de abstención en el país. Cifras, parejas con la degeneración que sufrió la democracia en el ejercicio cogollérico del poder y la ausencia de políticas públicas, que le brindaran a la gente una mejor calidad de vida.

Comenzamos a sentirnos divorciados de las instituciones, (entre ellas, de los partidos), ya que no brindaban, (y no brindan), solución a los problemas de la ciudadanía. El ciudadano común, que no se siente representado en sus instituciones, comenzó a preocuparse por sus problemas solamente y dejó hasta de barrer su parte de acera que le corresponde, porque todo lo tenía que resolver el Gobierno. Así nos convertimos en mendigos, como decía el Dr. Uslar, y en cada gobernación, alcaldía o ente público, se veían y se ven, las largas colas de personas pidiendo dinero o prebendas, aprovechándose de una candidatura para que “le den una limosna”, un poco, de muy mala manera, reivindicando lo que por derecho les corresponde.

Esa mala práctica del ejercicio del poder debe acabar. Debemos cambiar nuestra cultura política. La apatía,en el ejercicio ciudadano, no produce cambios en los gobiernos ilegítimos que usufructúan nuestras instituciones públicas, sin ejecutar una acción gubernamental que se revierta en beneficio para nosotros. Por ello es importante analizar, ¿qué hemos ganamos con la abstención?:

1. – En las elecciones de 98 Chávez ganó con el 33,38% con una abstención más otro 66,62%, resultado,:Chávez Presidente;
2. – Referendo Constituyente el Si 32,94% con una abstención del 62,53%, resultado: aprobado;
3. – Elecciones de diputados ANC, votantes 46,23% con una abstención del 53,77% control de la Asamblea Constituyente por parte del Chavismo;
4. – Referendo aprobatorio Constituyente, el Si 30,18% con una abstención del 69,82%;
5. – Presidenciales 2000 Chávez 32,06% con una abstención más otros del 67,94%;
6. -Referendo revocatorio, Chávez 41,32% con una abstención de 30,09% y elecciones de gobernadores 2004, Chávez 26,18% con una abstención más otros de 73,82%, Chávez: 20 gobernaciones;
7. – Elecciones de diputados 2006 Chávez 21,05% con una abstención más otros de 79,35%, sólo ganamos167 diputados para el Chavismo.

De cara a esta votación, por la inconstitucional reelección indefinida de los funcionarios públicos, es importante la preocupación ciudadana por la democracia que debemos reivindicar de un gobierno totalitario, despótico y personalista, diciendo NO a la pregunta refrendaria.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: