No se ha sido exitoso en controlar la inflación

Los venezolanos, generalmente, oyen hablar de inflación y lo asocian con alza de precios, siendo esta una realidad; pero en profundidad, no entienden ni saben qué es, ni mucho menos quién lo activa o quién controla este indicador.

Es mucho más complejo de lo que parece, ya que muchos factores influyen en el cálculo de este índice, como lo son: el dinero circulante, la oferta, la demanda, el control cambiario, las restricciones estatales, la balanza comercial entre otros aspectos.

Lo fundamental, lo que tiene que quedar claro y de manera tajante, es que afecta a toda la población sin importar estatus, religión o ideología política.

Venezuela es hoy día el país con mayor inflación de todo el continente, superando, y casi duplicando, los índices de las otras naciones de América, reflejando esto que las políticas para combatir la inflación, por parte de la administración actual, no han sido lo efectivas que hubiésemos querido.

Otro aspecto fundamental es, el descontento ascendente que se ha venido generando en la población a la hora de ir a comprar sus insumos, ya que consiguen muchos anaqueles vacíos lo que ocasiona que haya que visitar diferentes establecimientos para completar sus compras, variaciones constantes de los precios.

Para reforzar el análisis sobre el tema de la inflación, decidimos consultar a entendidos en materia económica, como es el caso de nuestros entrevistados, que accedieron a dar su visión con respecto a lo que esperan de la economía nacional para este año y sobre todo de la inflación.

William Vásquez, quien es economista graduado en la Universidad de Carabobo, con una Maestría en Economía de Empresas, (Microeconomía), una especialización en Cooperación Internacional para el Desarrollo, de la Universidad Complutense de Madrid y un Doctorado en Economía en la Universidad Autónoma de Madrid, y que actualmente se desenvuelve como profesor de la UC, nos da sus expectativas del año en curso.

Nuestro entrevistado comenta que: “el incremento de la inflación nos afecta a todos, y como dice el adagio, la inflación va por ascensor y los salarios por las escaleras, las estimaciones iniciales de este año ya fueron desbordadas y se espera que sean superiores a las del año pasado. Los segmentos de la clase media, son los que se verán más afectados, ya que los integrantes de los segmentos, D y E, por lo que son sus hábitos de consumo no sentirán tanto los embates inflacionarios; esto, porque -por lo general- destinan la mayoría de sus ingresos a alimentos y este sector está regulado en gran medida”.

Para nuestro entrevistado: “Lo que marca la inflación es la demanda; existe un exceso de dinero en manos de la población, porque el Gobierno dispone de mucha fluidez, que es transferida a la población a través del gasto público, mediante el pago de nóminas, de misiones, y de subsidios”.

El Profesor expresa que: “En una economía normal la cantidad de bienes y servicios se corresponde con la cantidad de dinero que hay en la economía, pero en estos momentos, la cantidad de dinero que tienen los consumidores, está por encima de lo que estos consumidores están produciendo”.

El doctor Vásquez considera que: “El Gobierno esta obligado a gastar, porque tiene dinero; pero con una gran cantidad de necesidades insatisfechas que tiene que satisfacer; pero no han implementado actividades para que la oferta de bienes y servicios crezca, y es que el discurso presidencial es anti-empresas privadas, lo que desmotiva al inversionista y no genera nada bueno haciendo que la oferta se contraiga”.

El Docente manifestó que: “Si el Gobierno quiere reducir la inflación, tiene que darle un gran estímulo al sector privado para que haya la cantidad de bienes y servicios, que la población está demandando siendo esa la única forma que tendría, la actual gestión gubernamental, para luchar contra la inflación”.

En lo referente a la gran cantidad de importaciones que se están haciendo hoy día, el Economista dijo que: “Las importaciones ayudan a luchar contra la inflación y logran atenuar la escasez de bienes y servicios y las presiones inflacionarias”.

Un grave problema que actualmente se vive, es el del acaparamiento, a lo que el catedrático contesto con: “El acaparamiento es consecuencia de la inflación y de la baja competitividad y competencia que hay en la economía venezolana, el acaparamiento es una respuesta natural a los desequilibrios que el Estado genera en la economía y la forma de luchar contra ello es fomentar la competencia y generar políticas para que se incremente la oferta”.

De alguna manera la Administración Chávez necesita reducir los indicadores inflacionarios, se cree que con la nueva forma de calcular el índice de precios del consumidor a nivel nacional, se puede aligerar ese indicador, nuestro entrevistado considera que ”Un índice de precios del consumidor de la ciudad de Caracas no es representativo de todo el país, ya que las características de la capital de la república son muy distintas a la de cualquier otra ciudad, ya que los componentes y presiones inflacionarias no son las mismas, es conveniente que se establezca un índice de precios nacionales, lo negativo de ello es que será el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), oficina adscrita al Ejecutivo quien recoja la información y la procese, por lo cual quizá tenga que seguir lineamientos que favorezcan las acciones del Gobierno, lo cual no permita confiar plenamente en ese índice, además de no tener la capacidad técnica ni la experiencia que tiene el Banco Central de Venezuela (BCV). Definitivamente es un agente que tiene inclinación y sesgo hacia un resultado por lo que no es plenamente confiable”.

En cuanto a que esperar de los niveles de inflación para este año el Doctor expreso que: “Yo considero que la inflación no llegará al 28 ò 29% que se cree, pero sí estará alrededor de un 22% que ya es demasiado alta”.

Según Vásquez el Gobierno lo que tiene que hacer es “Disciplinar el gasto, estimular la oferta, hacer que se vuelva a tener confianza en el país y que los inversionistas quieran trabajar aquí y poder incrementar la producción nacional”.

El mensaje que deja el catedrático es que hay que invertir y hasta endeudarse para invertir en la medida de las posibilidades y hacer transacciones que le permitan proteger los precios de la inflación.

Wilfredo Camacaro, quien es profesor del área de post-grado de la Universidad de Carabobo y es graduado en Economía, de la misma casa de Estudios, actualmente también se desempeña como vicepresidente de IPAPEDI, nos da a conocer sus expectativas sobre la inflación para este año.

Según el Profesor “La nueva nomenclatura que está utilizando el BCV, parecía que iba a ser un amortiguador de la inflación desde el punto de vista estadístico, pero como ha sido tan exponencial lo que está pasando con los precios y los bienes, a todas luces la inflación superará lo que el Gobierno estimo, un 12%, y se llegará fácilmente a un 25 ò 30%, y más aún en un año electoral como este donde la liquidez va a crecer y existe poca capacidad para abastecer la demanda”.

En relación a la nueva forma de calcular el índice de precios al consumidor, el Docente manifestó que: “La nueva forma de calcular el IPC, lo que está es regionalizando el indicador a partir de una aspiración de orden académico, porque se dice que hay regiones donde la inflación es mayor que otra, pero al final todo eso van a tener que ponderarlo y allí se establecerá un indicador para cada región, y en el conjunto van a sacar un índice más o menos parecido porque la mayoría de los precios en el país son fijados a nivel nacional. Y es el consumidor quien siente los embates reales de la inflación”.

En función del alto ingreso que se esta registrando por concepto de recaudación fiscal e ingreso petrolero nuestro entrevistado comenta que “El ingreso petrolero se esta diluyendo porque no se esta utilizando para efecto del crecimiento nacional, además de que los altos costos del mismo hacen que los precios de transporte incrementen y se ven reflejados en los productos que se importan”.

Camacaro expresa que: “El capital que se está formando no esta siendo bien utilizado ya que se emplea en pagar subsidios, donaciones, compra de insumos alimentarios en el exterior entre otras cosas, lo que por ende no permite que se genere un efecto reproductivo ni multiplicador, y esto hace que cada vez sea mayor la escasez de bienes”.

“Se están viendo las consecuencias como las causas. Las políticas implementadas contra la inflación atacan es a las consecuencias de la inflación y no al problema real”.

El economista Camacaro considera que: “Desde la década del 60 para acá Venezuela ha centrado sus directrices a través de conocer como está la demanda, olvidándose de las políticas de oferta, lo que hace que las estrategias de crecimiento que en la década del 70 tuvieron gran impacto pero con un proceso e inflación que era valido porque se estaba desarrollando un complejo industrial pero eso no se está dando, sino que hoy día; lo que se está es atacando al complejo industrial o productivo que es el que puede incrementar la oferta y hacer que los precios bajen”.

El Profesor cree que; “Lo que se tiene es que tratar de captar inversión extranjera y estimular a los empresarios para que haya mayor oferta y así también activar el aparato productivo nacional”.

Dirección-E: pedro_montero@entorno-empresarial.com

A %d blogueros les gusta esto: