Organizaciones Transcomplejas: Alcance y repercusiones

De acuerdo a la realidad del comportamiento de las organizaciones, su arquitectura, funcionalidad,  actuación en los escenarios dinámicos proactivos donde  funcionan, conlleva a tomar muy en cuenta lo transcomplejo y para ello,  señala  Manuel Felipe Gutiérrez, para su  comprensión de lo que significa las organizaciones transcomplejas,  es necesario considerar que:

        – Trans significa: “Más allá o del otro lado, a través de”.

     – Complejas significa: “Característica que surge en un sistema, cuando no es posible que todos los elementos se relacionen entre sí, en un determinado momento” o varias alternativas.

A ello se agrega tener presente, que las organizaciones son sistemas abiertos diseñados para lograr objetivos, metas y proyecciones de sus miembros por medio de la integración de los recursos disponibles (humanos, físicos, financieros), así mismo están compuestas en subsistemas interrelacionados que cumplen funciones especializadas.

Partiendo de este criterio, se puede decir entonces, que las organizaciones transcomplejas son la búsqueda de una solución utilizando alternativas, a través de una visión más allá de lo que se está acostumbrado para el logro de los objetivos y el buen manejo de los diferentes recursos que requiera la organización.

         Justamente para poder determinar el alcance, repercusiones,  de las organizaciones transcomplejas, opina ‘demianuzcategui.blogspot.com’, tómese en cuenta, que se considere, que las organizaciones nacen o las personas se organizan para resolver algún o múltiples problemas que tienen en común; pero para ello, necesitan interactuar diariamente y esta dinámica para conquistar algunas metas, objetivos, fines, son definitivamente complejas, ya que somos seres únicos con muchas percepciones personales y colectivas, con modelos mentales que dan sentido a realidades muy distintas, siendo estos factores ineludibles de toda organización compleja.

       Justamente, este contexto organizacional señala la fuente mencionada, se debe enmarcar  dentro del paradigma de la complejidad a través de un concepto propuesto por Etkin (2005) lo cual reza así: “La complejidad es un enfoque que considera a la organización como espacio donde coexiste el desorden y orden, razón y sinrazón, armonías y disonancias” (p. 28). De aquí, se desprende  entonces, que la organización en sí es un sistema complejo, en donde su dilema propio es vivir con diferentes pensamientos, criterios y argumentos que pueden ser la dinámica del quehacer diario de una compleja red de comunicaciones interpersonales e intrapersonales dentro de la misma. 

     Arango (2004), por su parte, indica la fuente ya mencionada   que: “La complejidad invita a las organizaciones a desnudarse de estructuración cartesiana” (p. 135). Este planteamiento seduce a cambiar viejas estructuras organizacionales que han predominado, buscando una estabilidad y permanencia antagónicamente dentro de un mundo que constantemente está cambiando, con frecuentes inestabilidades, en pocas palabras, las organizaciones complejas están sumergidas en la complejidad del mundo, ya que no pueden controlar todas las variables externas con las cuales tienen que vivir y, aunado a ello, el comportamiento de los sujetos que allí colaboran.

      Se comenta además, que en este mismo orden de ideas Morín (2003) dice: “El desafío de la complejidad es el de pensar complejamente como metodología de acción cotidiana, cualesquiera sea el campo en el que desempeñemos nuestro quehacer” (p.14)

     Ante lo anteriormente expuesto opina ‘demianuzcategui.blogspot.com’, que la organización compleja es aquélla que funciona como una red viva de la cotidianidad y en donde sus procesos multidimensionales deberían evolucionar con naturalidad en el quehacer, regenerándose así misma ante el desequilibrio.

      A todo ello se puede agregar en la comprensión e importancia de la transcomplejidad en las organizaciones, los señalamientos de Schavino y Villegas (2010), como de  R, Lanz (2001). Los primeros opinan que: “La transcomplejidad… tiene por finalidad la comprensión del mundo presente desde el imperativo de la unidad del conocimiento. Su interés es la dinámica de la acción y se apoya en la existencia y percepción de distintos niveles de realidad, en la aparición de nuevas lógicas y en la emergencia de la complejidad” (p. 4).

     Por su parte, Rigoberto  Lanz: “Una cultura organizacional transcompleja no es sólo una postulación teórica de horizonte deseable; es sobre manera la emergencia de una nueva racionalidad” (p. 168).  Más adelante dice “…la transcomplejidad significa en la  experiencia práctica y en las formas de pensamiento una poderosa transfiguración que conjuga una amplia gama de revoluciones micrológicas que vienen ocurriendo en los pliegues transversales de la sociedad” (p. 172), y continua diciendo “…la clave de la organización transcompleja: las competencias performativas … en primer término es entidades irreductibles en esta nueva cultura; …es también la organización como un todo…”(p. 173).

     Ante esta realidad,  opina  Demian Uzcàtegui, no cabe la menor duda, que estamos en una nueva cosmovisión organizacional, que da apertura a la pluralidad de lo cotidiano, a lo creativo, imaginario, intuitivo, ético, crítico, racional e irracional, al empirismo, a lo autónomo, autosustentable, ecosustentable, multidimensional, multisensorial, multireferencial, multicausal, tecnológico, a la espiritualidad, a lo psíquico, neuronal, biológico, fisiológico, a la ciencia, poesía, cultura, arte, objetividad y subjetividad, a lo incierto, en donde el hombre es un ser inacabado, el cual debe ser constructor del conocimiento y de su realidad, en fin, las organizaciones transcomplejas deben estar preparadas para resolver problemas transcendentales, transnacionales, planetarios, los cuales deben ser abordados de manera transdiciplinaria.

    En definitiva, la gerencia moderna  como se comenta, debe saber afrontar a las organizaciones  transcomplejas utilizando alternativas, a través de una visión mas allá de lo que se esta acostumbrado para el logro de los objetivos y el buen manejo de los diferentes recursos que requiera la organización.

*Fuentes especificadas

(*) Docente universitario de Postgrado

Dirección-E: [email protected]

Web: www.carmorvane.com

A %d blogueros les gusta esto: