“Los países que cobran menos de 1.90 dólares

al día son considerados en pobreza extrema”

B.M.

 Venezuela continúa destacándose en el continente no con los mejores  logros. El país no solamente tiene la inflación más alta, sino que el salario mínimo en el penúltimo peor de la región pagado en dólares. El último es el pagado  en Cuba. El salario mínimo diario del venezolano es de 83 centavos de dólar.

Entre las mentiras que siempre ha pronunciado este régimen desde que el difunto presidente decía que Venezuela tenía el salario mínimo más alto de Latinoamérica, y su sucesor lo ha venido repitiendo en forma reiterativa  en forma por demás descarada. No obstante si se compara la devaluación que ha tenido el “bolívar fuerte” frente al dólar en los últimos años dicha frase se volvió ficticia, ilusoria.

Los jerarcas de este régimen están engañando al pueblo cuando dicen que el salario mínimo actual es de $ 1.505.11, por cuanto hacen la conversión  al valor del cambio preferencial de Bs. 10,00 por dólar. Pero no se puede olvidar que en el país existe otra referencia de cambio que es el Sistema Marginal de Divisas, el cual sirve de referencia para el establecimiento de los precios de la mayoría de los bienes que se consumen.

La semana pasada la referencia de este sistema indicaba que el cambio en este mecanismo se ubicaba en 600,99 bolívares por dólar. En consecuencia, el salario mínimo deducido a esta tasa equivale a apenas $ 25,04 al mes, o sea 0,83 dólares por día. Sin lugar a dudas un ingreso muy bajo, apenas superado por Cuba.

La diferencia entre el salario mínimo venezolano y el que devengan en las naciones de la región es muy grande.  Mientras que en el país se cobran $25,04 al mes en la hermana republica de Colombia el salario mínimo  vigente es de 689.455 pesos, aproximadamente 232 dólares, según la tasa de  cambio de su mercado que está alrededor de 2.969,83 por dólar. En Brasil el salario mínimo es muy parecido, cobran 880 reales o sea $ 256 en promedio.

Mientras que en Perú la diferencia es mucho mayor, el salario mínimo vital es de 850 soles o sea $ 257.  En Bolivia que históricamente ha sido una nación poca favorecida, los trabajadores tienen un ingreso mínimo al mes de 1.805 bolivianos o sea $ 256.

Por su parte en las naciones cuyas transacciones comerciales se hacen en dólares la diferencia con el salario venezolano es aún mucho mayor. Por ejemplo en Ecuador el salario mínimo es de 356 dólares, mientras que en Panamá el salario mínimo es de 677, el más alto de la región.

En un análisis relativo con el resto de los países del continente, Venezuela es solo superado por Cuba como el de menor salario mínimo, pues la isla paga $ 20 al mes. Tanto Venezuela como Cuba los trabajadores ganan menos de 1,90 dólares al día, es el límite del Banco Mundial para considerar que se está en pobreza extrema.

Algunas cifras interesantes, los países que tienen los mayores salarios mínimos, coincidencialmente son lo que tienen la inflación más baja.  Panamá salario mínimo $ 677 índice de inflación 0.3%. Costa Rica salario mínimo $ 507, inflación 2,3%. La excepción a esta realidad está representada por Argentina que es el tercer país con el salario mínimo más alto $ 438, tiene un índice inflacionario de 30%.

Los estudiosos de esta realidad, han ratificado que la gran diferencia entre el “bolívar fuerte” y las divisas, ha traído como consecuencia que el venezolano se convierta en la mano de obra –especializada o no–la más barata para las empresas extranjeras. Están contratando venezolanos para trabajar en otros países. Pagan poco en dólares pero eso es mucho en bolívares. En el extranjero hay mucho más ofertas de empleo, por cuanto no existen oportunidades de trabajo aquí en Venezuela.