Pad phones: teléfonos-tableta

Antonio Delgado – A medio camino entre una tableta y un teléfono móvil, algunos fabricantes han desarrollado terminales con un tamaño de pantalla superior a la mayoría de los smartphones de última generación y cercano a las tabletas. Son los «Pad phones», dispositivos con un tamaño superior a cuatro pulgadas, pero menos de siete, la medida de las tabletas más pequeñas. Este tipo de teléfonos, debido a sus dimensiones, están pensados para usuarios que realizan llamadas de forma ocasional, pero no para conversaciones de voz de larga duración, ya que es complicado sostener un aparato de este volumen con una mano y cerca de la oreja.

Estos teléfonos-tableta no están destinados a conversaciones de voz de larga duración, ya que es complicado sostener un aparato de este tamaño con una mano y cerca de la oreja

En smartphones, la función de llamadas de voz ha caído en desuso con el paso del tiempo y hoy en día no representa el destino principal de estos dispositivos. Este cambio de hábitos ha forzado a las diferentes empresas del sector a adaptarse a las nuevas demandas. Es el caso de los teléfono-tableta conocidos como «Pad phones». Están orientados a usuarios que necesiten sacarle partido a un terminal con un tamaño de pantalla aceptable para su uso como tableta, pero con unas dimensiones similares a las de un teléfono móvil, para así poder llevarlos en un bolsillo o en un maletín no demasiado grande.

En Estados Unidos también han empezado a conocerse bajo el nombre de «phablet», una abreviación de las palabras «phone» (teléfono) y «tablet» (tableta). En español, una traducción libre sería «tebleta».

Entre otros usos, los «Pad phones» están recomendados para navegar por Internet, gestionar el correo electrónico, leer libros electrónicos, acceder a redes sociales o jugar a videojuegos.

En la actualidad, el precio de los teléfonos de esta nueva gama oscila alrededor de los 600 euros, muy similar al de los smartphones de última generación y al de las tabletas y ordenadores portátiles de gama baja. A esta cantidad hay que sumarle la contratación de una tarifa de datos mensual. Por su elevado coste final, está recomendado para un perfil muy concreto de usuario, aunque puede ser una opción frente a otro tipo de dispositivos.

Primeros modelos de teléfonos-tableta

Uno de los primeros modelos en explotar este concepto fue el Dell Steak, lanzado en 2010 y que contaba con una pantalla de cinco pulgadas. Sin embargo, no fue un éxito en ventas y ya está descatalogado. Dos años más tarde llegó al mercado el Samsung Galaxy Note. Según el fabricante, en los primeros cinco meses, se han vendido más de cinco millones de unidades en todo el mundo.

En este periodo de tiempo, las tabletas se han hecho un hueco importante en el mercado, impulsadas por el éxito del iPad de Apple. Por tanto, son muchos los usuarios que se han acostumbrado a utilizar dispositivos con pantallas táctiles de gran tamaño, lo que juega a favor de la aceptación de los «Pad phones». La clave para saber si serán un éxito es su manejabilidad y capacidad de transporte.

Samsung Galaxy Note

El Samsung Galaxy Note es un teléfono gobernado con el sistema operativo Android. Tiene un peso de 178 gramos y cuenta con una pantalla táctil HD Super AMOLED de 5,3 pulgadas, con una resolución de 1.280 x 800 píxeles. La densidad de píxeles es de 285 píxeles por pulgada (ppp).

En las características de hardware, destaca su unidad de procesamiento Exynos a 1,4 gigahercios, bastante potente para un aparato de pequeñas dimensiones, que incluye procesador de doble núcleo ARM Cortex A9, una memoria RAM de un gigabyte y 16 gigabytes de espacio interno de almacenamiento. En cuanto a la óptica, la cámara que incorpora es de ocho megapíxeles.

El apartado de conectividad está resuelto con conexiones Bluetooth 3.0 y wifi con función Wi-Fi Direct y DLNA, además de puertos MHL, HDMI y USB. Este teléfono incluye un lápiz óptico denominado Stylus S Pen, que permite una escritura más precisa sobre su pantalla táctil. El precio libre aproximado es de 550 euros.

HTC Sensation XL

Otros fabricantes como HTC disponen de modelos con pantallas superiores a 4,3 pulgadas, el tamaño de la del iPhone, que se ha convertido en el estándar para smartphones de gama media y alta. El modelo HTC Sensation XL tiene una pantalla SuperLCD de 4,7 pulgadas, con una resolución de 800 x 600 píxeles. Dispone de una cámara de fotos de ocho megapíxeles, con doble flash LED y sensor retroiluminado.

Sin embargo, una de las grandes apuestas de este teléfono está en el apartado de sonido, al contar con un chip destinado a aportar una mayor calidad de audio, lo que mejora su función como reproductor multimedia. Además, incluye unos auriculares Beats by Dr. Dre, empresa de la que HTC tiene una participación mayoritaria. El precio ronda los 500 euros en el mercado libre.

LG Vu Optimus

Por su parte, LG presentó en la pasada feria Mobile World Congress, celebrada en febrero en Barcelona, su propuesta en este segmento denominada LG Vu Optimus. Este terminal, basado en el sistema operativo Android, cuenta con una pantalla IPS de cinco pulgadas. Incorpora un procesador de doble núcleo a 1,5 gigahercios, una memoria interna de 32 gigabytes y una batería de 2.080 mAh. La cámara, al igual que su competencia más directa, también es de ocho megapíxeles.

En cuanto al software, ofrece un acceso directo denominado QuickClip para escribir sobre cualquier pantalla de forma directa. Esta característica está orientada al uso junto con el lápiz óptico Rubberdium, incluido en el paquete. El LG Vu Optimus está a la venta en Corea del Sur desde el pasado mes de marzo, aunque durante 2012 se presentará en mercados de Europa y Estados Unidos.

Fuente: http://www.consumer.es/web/es/tecnologia/hardware/2012/05/08/209167.php

A %d blogueros les gusta esto: