Parlamento aprobará respaldo de retiro de Venezuela de la CAN

Orlando Galofré Amador
Como era de esperar, el Parlamento venezolano anuncia que dará hoy martes respaldo absoluto a la decisión adoptada por el jefe del Estado venezolano, Hugo Rafael Chávez Frías, de retirarse de la Comunidad Andina de Naciones (CAN).

La decisión anunciada por el presidente de la Comisión Permanente de Finanzas, diputado Rodrigo Cabezas, (Independiente/Zulia), buscará dar un paso adelante a las críticas que vienen realizando la oposición y los sectores de la derecha, ante dicha decisión adoptada recientemente por el Gobierno venezolano.

El parlamentario trujillano radicado en el Zulia, considera que es necesario explicar al pueblo venezolano los argumentos que tiene el Ejecutivo nacional y los diputados bolivarianos para respaldar esta decisión.

Dijo que la oposición quiere hacer ver que se trata de una «actitud de retaliación meramente política hacia Colombia y Perú, por haber firmado con los norteamericanos el Tratado de Libre Comercio». Dijo el parlamentario que no es cierto que tal decisión vaya a generar un millón de desempleos por la disminución del comercio, tal como lo denunció Froilán Barrios, representante de la CTV.

«Luego otro vocero de la CTV habló de 250 mil desempleados, no se han puesto de acuerdo con la cifra».

Afirmó que no generará inflación por bienes que van a escasear, asegurando que como presidente de la Cámara de Comercio puede afirmar que es totalmente falsa esta posibilidad. «A partir del momento en que Venezuela renuncia, ante la Comisión del Acuerdo de Cartagena, su presencia ante la CAN, no se plantea una escasez de bienes, ni de recortes del flujo de comercio en los próximos cinco años».

Admitió que ciertamente se ha producido una crisis que permitirá un reacomodo de la integración en América Latina. «Nosotros debemos respaldar la decisión del Ejecutivo nacional y las razones que ha dado para renunciar al acuerdo». En este sentido, destacó dos de las razones que alega el Ejecutivo nacional para adoptar esta decisión. En primer lugar, proteger la economía nacional, el nivel de producción interna.

«Como se sabe, Perú, y fundamentalmente Colombia, que es nuestro vecino más importante, firmaron el TLC, ahora Venezuela se siente amenazada por cuanto ahora una triangulación de una cantidad de bienes agrícolas que van a ingresar al mercado colombiano con desgravamen cero, pero, además, subsidiados por la economía norteamericana, no es posible contenerlo en el marco de la normativa del acuerdo de la CAN».

Liberación aduanera y restricciones comerciales

Explicó que al retirarse del acuerdo, entra en vigencia el artículo 135 del Acuerdo de Cartagena, donde se establece claramente que las ventajas que recibió Venezuela y que otorgó en este proceso de liberalización aduanera y de restricciones de comercio, van a permanecer por un plazo de cinco años, para no ser afectados en forma inmediata. Añadió que mientras el TLC «establece una cosa más grave, porque el que se retire tiene que pagar, así se firmó con México y estoy seguro que lo escribieron en la cláusula con Colombia y los peruanos».

Destacó que mientras se aplica el artículo 135, «Venezuela puede utilizar las salvaguardias, que es un derecho que nos queda en estos cinco años, para poder utilizar la política comercial, aranceles para importaciones protegidas por Estados Unidos.

En consecuencia, Venezuela puede evitar esta triangulación». Manifestó que la segunda gran razón para esta decisión, es que considera que Venezuela no puede subordinarse al TLC de manera indirecta por la vía de la CAN. Aseguró que con la firma de dicho tratado por parte de Colombia y Perú no se preservaron las normativas andinas, «se violentó el principio de transferencia.

Si leemos el artículo 86 del Acuerdo de Cartagena, se establece claramente que cualquier país puede negociar con otros que no sean socios de acuerdo subregional del Andino, estaban en la obligación de informar a los países y Venezuela no fue informada y no conoce el acuerdo definitivo».

Acotó que inclusive la resolución 598 establece claramente que también debería informarse a la CAN. «De tal manera, que ellos negociaron a espaldas de la CAN». Afirmó el parlamentario que el pueblo colombiano va a sufrir mucho, especialmente los productores de arroz, maíz, el manejo de patente y de propiedad intelectual también están previstos en el TLC.

«Esto va a afectar la producción de fármacos como medicamentos genéricos y agroquímicos, en un proceso de dos años no podrán venderse en Colombia, se trata de un respaldo a las grandes marcas». Concluyó señalando que aun cuando respeta la decisión soberana adoptada por Colombia y Perú, en dicho TLC ambas naciones aceptan la liberalización del comercio de servicios, cualquier capital extranjero se puede instalar en Colombia sin algún tipo de restricciones, igual se hace una liberalización del comercio de servicios en las telecomunicaciones, por lo que cualquier capital extranjero o medio de comunicación norteamericano podrá instalarse en ambos países sin mayores regulaciones.

Igualmente, dijo, se establece una liberalización del comercio electrónico, más grave todavía, se obliga a Colombia a mantener una moratoria y poner gravámenes a las transacciones electrónicas. Manifestó el diputado Cabezas que de acuerdo con un informe de la CAN, se establece un capítulo donde se señala que Colombia acepta la regulación del proceso de contratación de bienes y servicios por parte del sector público.

«Es decir, las compras del Estado de Colombia, y de esa manera permite el acceso de contratistas extranjeros a licitaciones públicas sin algún tipo

A %d blogueros les gusta esto: