Plataformas Virtuales en ambientes universitarios

A través de distintos documentos públicos y privados, ordenanzas, memorandos, entre otros, se dan a conocer la importancia de la era de la información y del conocimiento. Algunos consideran que la moneda de cambio del siglo XXI “es el conocimiento y los saberes alternativos”.

En virtud de lo planteado, la educación universitaria tiene que producir reformas en el cambio de paradigma de cómo se está desarrollando el proceso de enseñanza aprendizaje actualmente. Su desconocimiento, o el colocarse al margen, y no prestarle la debida atención a los cambios que se están produciendo en el campo de las tecnologías de la información puede ser desastroso y las colocaría al borde de convertirse a éstas, en instituciones cuya oferta es el conocimiento, en unos cascarones vacíos.

Por otro lado, el uso de las TIC y principalmente las aulas virtuales, de las cuales existen más de dos mil en el planeta, comienzan a implementarse a mediados de década de los ochenta del siglo pasado, en diversas universidades como un a nueva forma para dar a conocer el conocimiento y al mismo tiempo, viene a representar el surgimiento de una nuevo paradigma en las relaciones comunicacionales entre las personas y grupos de la sociedad.

Recientemente un colega con gran acierto nos comentaba, mientras se exponían diversas opiniones en un conversatorio sobre las tecnologías de la información y la virtualidad. Las TIC y la virtualidad, avanzan por el ascensor y se desarrollan de manera inusitada, mientras que la educación iba a paso de morrocoy y su avance se producía a través de las escaleras.

De tal manera, que con el surgimiento de Internet y las TIC, las personas y los grupos humanos acceden de una manera directa, rápida, sencilla, sin limites, todos los días del año, en sus casas y en los trabajos a los variados e ilimitados documentos, estudios, investigaciones, personalidades, link, enlaces, páginas web, correos electrónicos, videoconferencias, comunicación electrónica (foros, chats) buscadores y cursos a distancias de manera sincrónica y asincrónica.

Por otro lado, este novísima categoría viene a romper aquel vestuto esquema de impartir los conocimientos cuya base era una cultura tradicional por la construcción de una cultura tecnológica (Piña) que acabe con el desinterés, la falta de motivación, el aburrimiento, la resistencia al cambio y en todo caso, formule las bases hacia el mejoramiento de la calidad de la educación, sobre todo en tiempos de incertidumbre.

De lo anterior, es de vital importancia que los profesionales de la educación en sus distintos niveles y modalidades, asuman el desafío de la necesidad de actualizarse y de estar en sintonía con las transformaciones que se vienen presentando en la era de la planetarizaciòn. Ya anteriormente Morin (2.002) decía: “Que la reforma de la enseñanza debe conducir a la reforma del pensamiento y la reforma del pensamiento debe conducir a la reforma de la enseñanza” (p. 21).

Por otra parte, con advenimiento del nuevo paradigma que se está produciendo en el mundo, hay que dar un paso al frente y asumir la realidad con apertura y con pensamiento critico; es decir que a través de la critica y diversidad de ideas se podrán producir los cambios que reclama una sociedad del conocimiento cada vez mas exigente y en permanente transformación.

En esta misma línea de reflexión, en la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad de Carabobo, se vinculó a la apertura de las aulas virtuales con el Profesor José A. Ferreira quien, en forma decidida, dio los primeros pasos hacia la implementación de está modalidad de enseñanza; y en los actuales momentos se continúan profundizando, con el Decano Benito Hamidian y demás autoridades del Posgrado. Como se sabe, él es un amplio conocedor de la materia; además, que apuesta al éxito y al avance de los procesos de virtualizaciòn en el sistema de enseñanza aprendizaje de la facultad. En su oferta electoral a la comunidad universitaria, planteó lo siguiente: “Estudios de posgrado, diplomado, pregrado y posgrado a distancia, la utilización de las tecnologías de la información y comunicación como herramienta en las aulas de clase, creación de las aulas y comunidades virtuales, desconcentración tecnológica de faces entre otras”. De lo planteado, el reto es altamente significativo.

Dentro de este contexto, es digno de comentar que la experiencia virtual en pregrado, ya algunos profesores están aplicando la plataforma virtual Moodle y los resultados han sido altamente novedosos satisfactorios y en consecuencia, se han presentado algunas reflexiones e investigación.

Con relación al posgrado, la Especialización de Calidad y Productividad solicitó a la Coordinación de Informática, la necesidad que un grupo de profesionales de la educación se entrenaran en el manejo de la plataforma virtual y ya, alrededor de seis materias, están siendo administradas a través de la plataforma virtual en este programa.

Por otro lado, es digno de reconocer que en el proceso de inducción y formación del recurso humano, ha jugado un papel muy significativo el Coordinador de Informática, el profesor Ángel Arteaga, quién con dedicación, esmero y de manera decidida y pedagógica, ha dado lo mejor de si en el adiestramiento y entrenamiento de este capital humano que permita avanzar hacia el logro de este desafío planteado.

Finalmente, el surgimiento de este paradigma comunicacional, ha permitido que exista una diversidad de plataformas virtuales que están al servicio de los ambientes educativos y, en consecuencia, puedan ser utilizadas por los profesionales de la educación, para mejorar la calidad de la educación y al propio tiempo, pueda ser una importante respuesta para la incorporación de amplios contingentes de personas excluidas del proceso educativo.

Por otro lado, que las aulas virtuales son de fácil acceso y coadyuvan a la superación el individualismo, el aburrimiento, a la resistencia al cambio; y dentro de sus fortalezas y potencialidades, dispone de una ilimitada cantidad de información, no existen barreras, ni distancias, ni fechas en el calendario y, además, que pueden aplicarse en cualquier lugar y significan una nueva relación comunicacional entre las personas.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: