Presidente anunció veto a la Ley de Educación Universitaria

El veto a la Ley de Educación Universitaria es una demostración, una vez más, del profundo carácter democrático del Gobierno Bolivariano.

Así lo señaló este martes el presidente de la República, Hugo Chávez Frías, en el primer Consejo de Ministros de 2011, realizado en el Palacio de Miraflores, en Caracas, donde anunció el veto de la Ley de Educación Universitaria, luego de escuchar sugerencias, opiniones y críticas constructivas de algunos sectores universitarios que lo adversan de forma razonable.

«Ya dirán algunos: ¡Reculó Chávez! Que lo digan. (Pero) esto es una demostración, una vez más, ciertamente de que Venezuela cuenta con un gobierno democrático, un gobierno que oye, que razona, y un Presidente que no se deja llevar, que oye y que está dispuesto, cuando tiene que hacerlo, a rectificar y a llamar al debate y llamar a la reflexión”, expresó.

El Jefe de Estado exhortó a los nuevos parlamentarios y parlamentarias, que asumirán este 5 de enero en la Asamblea Nacional (AN), a levantar la sanción de esta norma legal y además los instó a crear una comisión nacional para promover el debate constructivo, en aras de diseñar un nuevo instrumento legal.
“La educación es un tema de interés nacional. Es necesario que se vete esta ley, y voy a exhortar a la Asamblea Nacional a que levante la sanción de la ley y que se habrá un compás y que se cree una comisión nacional en la cual yo mismo estoy dispuesto a participar”, indicó.

Destacó que aunque la norma legal vetada tiene sus grandes fortalezas, también presenta algunas debilidades, por lo que es necesario vetarla para someterla a un amplio debate nacional, donde participen todos los sectores del país, entre ellos rectores, estudiantes, egresados universitarios, comunidades organizadas, diputados y diputadas de la Asamblea Nacional.

Explicó que la Revolución Bolivariana no está contra la autonomía universitaria, incluso, explicó que la Constitución Nacional consagra este principio.

Sin embargo, añadió que las universidades no deben estar al margen de la ley, por lo que deben rendir cuentas de los recursos que recibe del Ejecutivo Nacional y además promover la participación de toda la comunidad universitaria en la elección de sus autoridades.

Manifestó que está dispuesto a crear una comisión presidencial que se reúna con los rectores de las universidades autónomas a los fines de abrir el diálogo.

Es pertinente afirmar, que la decisión presidencial en gran parte fue motivada por la presión ejercida por los universitarios quienes mediante diferentes acciones reclamaron lo que por justicia les corresponde, participar en la conformación de una ley que les atañé directamente.

A %d blogueros les gusta esto: