Probablemente se dará un nuevo aumento salarial antes de las elecciones

Mariely Mendoza / Valencia, (REDACTA)– Para Santiago Guevara García, economista, experto en temas gubernamentales y profesor de la Universidad de Carabobo, el aumento de 30% decretado por el Gobierno Nacional, es apenas el desgaste sufrido por el viejo índice inflacionario nacional en el año, que va de marzo 2007 a marzo 2008 -la última cifra conocida- y se sitúa, dependiendo de los escenarios, entre dos y cuatro puntos por debajo de la inflación esperada este año.

Asegura, que la solución oficial, en una alquimia deplorable, es echar más leña al fuego, no controlando la inflación, sino un juego de indexación administrada discrecionalmente.

-Predijimos que habría nuevas alzas de los intereses, y las hubo. Ahora predecimos que, dada la inflexibilidad de la política fiscal, si no hay el uso intensivo de instrumentos monetarios de mercado abierto, (bonos), más asequibles y de mayor incentivo al público general, los habrá nuevamente; además hay una probabilidad media, de que haya un nuevo aumento salarial en el trimestre previo a las elecciones.

El especialista en temas económicos, insiste en su afirmación, de que en Venezuela la noticia económica no viene de la esfera de la economía, sino de la política, por lo tanto, considera que en el escenario de un año no electoral, el aumento de los salarios habría estado entre 20 y 22%.

Por esta razón, argumenta que el monto del aumento salarial, la negativa a usar los mecanismos fiscales, la dependencia de las importaciones cada vez más caras, la escasez provocada por los controles de precios y las diversas vías de mayor exacción tributaria, son manejos políticos y no profesionales de la política de estabilización.

Asimismo, indica que la negligencia, irresponsabilidad e incompetencia de Chávez y su gabinete económico -el de antes y el de ahora- explica, que se menosprecie tanto el tema inflacionario, porque el flamante ministro de Planificación, se ha dado el lujo de afirmar, que «la revolución bolivariana no va, bajo la premisa de luchar contra la inflación», sino estar encima de ella.

Pero además, explica Guevara, sin hacer ninguna referencia al hecho de que la meta oficial inicial de 11%, «tal como dijimos, no iba a cumplirse, ahora afirma, sin soporte técnico alguno, que la sitúa en 19,5%; sólo posible con tasas mensuales de cerca de 0,36%, ni vistas en los últimos años, ni posibles con tantos factores alcistas presentes y en pleno ciclo político.
Fuente: www.el-carabobeno.com

Contradicción
Asimismo, el profesor de la Faces, Wilfredo Camacaro, resaltó que el Gobierno Nacional viene planteando una contradicción económica «muy fuerte».

– La afirmación del Ejecutivo de que este aumento salarial incentivará el ahorro se cae cuando vemos a un país que, pese a la cantidad de dinero que está circulando, las personas tienen una alta propensión al consumo y cada vez que sube el ingreso éste se diversifica un poco más.

El mayor incentivo al ahorro natural que tienen los venezolanos está en las cajas de ahorros o institutos de previsión, y es precisamente una contradicción porque a éstas se les está aplicando el impuesto por las transacciones financieras, es decir, se habla de crear un aumento en las tasas para estimular el ahorro pero se les cobra impuesto, y al mismo tiempo, tenemos una propensión al consumo sumamente alta, explicó. 
Fuente:www.notitarde.com

A %d blogueros les gusta esto: