Reflexiones Importantes de tenerse presente

“Yo dormía y soñaba que la vida era alegría. Desperté y comprendí que la vida era servicio, serví y encontré la alegría”.Tagore

Que importante es estar siempre despierto, atento a los signos y señales que el diario vivir nos presenta, adentrarse en todo aquello que percibimos, experimentamos a fin de ir cultivando nuestros pensamientos, dar paso al surgimiento de nuestra sabiduría que nos ayude a saber utilizar adecuadamente nuestra energía mientras se nos da la oportunidad de permanecer en esta dimensión.
En esta oportunidad compartimos algunas reflexiones compartidas por transeúntes que nos la han legado en pro de nuestra cultivacion.
*La felicidad no consiste en tener más, sino en ser más, en amar más. Supone calma interior, paz consigo mismo, hondura de alma, pasión y compasión. No es una meta a alcanzar, sino una decisión de vida. El lugar y el momento para ser feliz son aquí y ahora. La puerta de la felicidad no la abre nunca la envidia, la arrogancia, la ambición, la violencia que son venenos que nos destruyen y destruyen a otros. La abre la sencillez, la generosidad, la solidaridad, la paz. abcdelasemana.com

*Ninguna criatura del haz de la Tierra puede razonar, meditar y mucho menos reflexionar las causas y los efectos al haber llevado a cabo la materialización de sus pensamientos, excepto el hombre.
Cada uno de nosotros somos responsables de cuanto obramos o hacemos. Tenemos el don del libre albedrío para actuar y por esa libertad que tampoco ninguna criatura de este Valle posee, el recoger el fruto dulce o amargo de nuestros propios hechos.
Tanto el don del libre albedrío como la facultad del razonamiento no son expresiones o manifestaciones de la carne, sino de ese ser poco conocido, nuestro espíritu. Hay tantos dones, potencias, virtudes espirituales que hay en nuestro propio ser, que con voz sonora nos dice que no somos sólo carne, sino también esencia espiritual.
Hay veces que negamos la existencia del Divino Espíritu y de la vida espiritual, del amor, por todo cuanto acontece en infelicidad e infortunio en nuestro mundo; pero si reflexionamos nuestros hechos, tendremos la certeza que todos hemos sido la causa de nuestro propio llanto y dolor.
A la mayoría nos adolece cuanto acontece en todo el orbe, pero qué podemos esperar sí es el camino que hemos elegido al apartarnos de nuestra verdadera esencia, la espiritual.tercertestamento. net

*Somos espíritus, no solamente somos carnes. El sentirnos sólo carnes ha sido y es hasta el presente una de las mayores causas el del porqué el hombre sufre y llora en todos los sentidos. El hombre se olvido de su parte espiritual y he ahí su crujir y rechinar de dientes.
Quienes abarcan las diversas ciencias han demostrado con sus estudios e investigaciones todo cuanto se refiere a lo material, pero están limitados en su saber, hasta donde su propio razonamiento les da a entender y comprender. Mas la sabiduría espiritual no sólo abarca el terreno espiritual, sino también el material.
Un hombre comprendiendo sólo lo material, ignorando lo espiritual, no es un ser completo; así como quien rechaza la ciencia material, refugiándose en sólo lo espiritual es ignorante de grandes verdades.
Hay dos naturalezas en cada uno de nosotros, la material y la espiritual. El hombre rechaza su parte espiritual porque no le contempla, no le ve como él quisiera. Mas puede sentir y por medio de ese sentir que se manifiesta en diversas formas en su mismo ser, hallar su naturaleza espiritual.tercertestamento. net

*El libre albedrío no es un asunto material sino espiritual, se refiere a las posibilidades que tiene nuestro espíritu para ELEGIR sus actos y obras.
Nuestro don de libre albedrío no se ocupa de cosas superficiales como sería el elegir una pera o un limón, sino de todas las cosas profundas que tienen repercusión en la existencia del propio espíritu, ya sea que este encarnado o desencarnado. Un ejemplo sería nuevamente lo que sucede en nuestras propias familias: Cuando hay discusiones, muchas de las veces nuestro espíritu elige el no perdonar, el llenarse de rencor y resentimientos hacia su propio padre, madre o hijo. Con su libre albedrío puede elegir la virtud del perdón o no, y la elección que elija repercutirá en su hogar. Otro ejemplo más, sería el gobernante de una nación, que en un momento de elección y decisión puede provocar una guerra o no. Es una acción que repercutirá no sólo en él, sino en un inmenso número de personas. ¿Qué elegirá? Si la ambición es su meta y quiere satisfacerla a consta de muchas existencias, hará la guerra; mas si por su razonamiento elige el no llevarla a cabo, entonces su pensamiento no se materializo y no tuvo una repercusión negativa ni en él ni en los demás. Si cualquiera de nosotros en un momento de cólera diésemos muerte a alguien más, esa acción, esa elección, repercutirá en nuestro espíritu tanto en su existencia material como en la espiritual.
Somos generadores de pensamientos y esos pensamientos en su materialización, repercuten para beneficio o perjuicio nuestro y de muchos más.tercertestamento.net

*Si creemos que todo lo podemos cambiar, estaremos en constante lucha.
A veces nos tocará llenarnos de fuerza y luchar, y otras, llenarnos de amor y aceptar.
Habrá momentos que el poder interno que poseemos nos hará superar todas las dificultades que nos encontremos, venceremos las sombras con nuestra propia luz, sacaremos esa positiva actitud y nos veremos cara a cara con el conflicto, sea cual sea, y con el poder de la voluntad y la fuerza interior  lograremos superar lo que nos aflige. La paciencia, la confianza y la ilusión serán piezas importantes en esos logros. unashorasdeluz.wordpress.com
_______________
Fuentes debidamente indicadas
Exatec- Egade
Docente Universitario
carmorvane@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *