Responsabilidad social universitaria

Recientemente tuve la oportunidad de leer algunos trabajos referidos a la Responsabilidad Social de las Organizaciones. Entre ellos, uno aparecido en un prestigioso diario, denominado la Responsabilidad Social Empresarial. En estos estudios se explican el papel y los roles de las organizaciones en tiempos de postmodernidad. Así mismo, se destaca que la RSO no son actos ni gestos de filantropías, ni de caridad, ni tampoco el mero gasto de inversión social fuera del ámbito de acción de la organización, para redimir las llamadas malas prácticas de la organización y de sus dirigentes.

La Responsabilidad Social de las Organizaciones en estos tiempos no se concibe ya, bajo el lema de “las sobras para las obras”, sino que son el producto de una estrategia de gerencia ética e inteligente de los impactos que genera la organización en su entorno humano, social, y natural. En virtud de la importancia de lo antes planteado, se estimó conveniente presentar algunas consideraciones sobre la Responsabilidad Social en el campo de las Instituciones Universitarias en el entorno latinoamericano.

Precisamente, el Documento de la Iniciativa Interamericana de Capital, Social, Ética y Desarrollo del BID. (2005) expresa: “Existe una generalizada sed de ética que se expresa hoy a lo largo y ancho de Latinoamérica y del mundo, en contraste con la insuficiencia de propuestas de enseñanza de ética que se ofrecen en los centros académicos universitarios. La colectividad está reclamando cada vez más profesionales comprometidos con el desarrollo equitativo y sostenible con el país. Exige gobernantes y políticos que sostengan su función sobre las bases éticas, morales, y organizaciones públicas y privadas que sean socialmente responsables. Mientras, los profesionales de la docencia universitaria expresan su inquietud de luchar eficazmente contra la crisis de valores en la comunidad estudiantil y asegurar una sólida formación moral, humanística y de sensibilidad social a lo largo de los cursos académicos en cada carrera de la enseñanza superior. Por ello, preparar especialistas, en algún campo tecnológico o científico, es un problema que se puede resolver. No obstante, formar y capacitar a personas sensibles a los problemas de los demás, comprometidas con el desarrollo de los pueblos requiere de mayor tiempo y dedicación. www.iadb.org/…”

Por esto se plantea la gran interrogante: ¿Es posible desarrollar programas vinculados con la responsabilidad social en las Universidades? Resulta por lo demás obvio que las universidades no pueden ser ajenas a esta reflexión o que tratan de mirar a otro lado. Desde su misma esencia las universidades están orientadas a la formación de los futuros profesionales que tendrán a su cargo la dirección y la organización de las empresas en un mundo cada vez más globalizado. Sin duda alguna, que la RSU se convierte es uno de los temas más controvertidos y prioritarios de la agenda universitaria latinoamericana y mundial.
.
SIGNIFICADO DE RESPONSABILIDAD SOCIAL UNIVERSITARIA

Según Martínez (2005): “Es el conjunto de acciones que realiza la universidad como resultado de su proyecto institucional a través de su visión y misión, la orientación y coherencia de sus valores y actividades, con la búsqueda de la felicidad y bienestar de los seres humanos, y de la consolidación de una sociedad más justa y equilibrada, con objetivos a largo plazo, que permitan lograr las condiciones necesarias y suficientes para que el planeta tierra sea un lugar confortable para las futuras generaciones”.

La Responsabilidad Social es la dimensión ética que toda organización o institución debería tener como visión y que, al mismo tiempo, debería promover en su actividad diaria, (Vallaeys, 2005). Igualmente, constituye un concepto que se ha legitimado en diversos sectores como un referente teórico y práctico para replantear el rol social de las organizaciones. Así mismo, es la clave para lograr el verdadero cambio en la enseñanza superior de América Latina, a fin de que los futuros líderes de la región, tengan siempre en mente la ética y el desarrollo social. Finalmente, en la Declaración Mundial de la Educación Superior para el Siglo XXI, organizado por la UNESCO, en su artículo 6, establece el compromiso que tienen las universidades de tener orientaciones a largo plazo que les permitan resolver las necesidades y aflicciones sociales, inculcando esta responsabilidad a los estudiantes. Igualmente, en la letra B del artículo citado, se señala: “Que la educación superior debe reforzar su servicio a la sociedad y, en especial, sus actividades, para erradicar la pobreza, la intolerancia, la violencia, el analfabetismo, la degradación ambiental, utilizando principalmente enfoques transdisciplinarios o interdisciplinarios en el análisis de los temas y problemas.

NIVELES DE LA RESPONSABILIDAD SOCIAL UNIVERSITARIA
* Se requiere de un manejo transparente y eficiente de los recursos que la sociedad y los Estados otorgan a las instituciones universitarias.
* Formación de los estudiantes y participantes, como personas reflexivas capaces de ver las consecuencias de su pensar y sentir en el medio donde se desenvuelven.
* Sensibilizar y ofrecer oportunidades de participación, en la búsqueda de soluciones a los problemas sociales de actualidad.
* Reflexionar sobre el papel de la universidad en la superación de las injusticias, discriminación y explotación de las sociedades.

INCIDENCIAS E IMPACTOS DE LA RESPONSABILIDAD SOCIAL UNIVERSITARIA EN LA SOCIEDAD
Entre los impactos que puede generar la Universidad en su práctica diaria conviene dar a conocer lo siguiente:
* En su estructura organizacional: como cualquier ente, la Universidad genera impacto e influye tanto en la vida personal como colectiva de los miembros de comunidad universitaria; es decir que la universidad deja huella en las personas que viven en ella.
* En lo educativo: tiene un impacto directo en la formación y creación de valores en los jóvenes y profesionales, en su manera de entender, comprender e interpretar el mundo
* En lo social: La organización universitaria tiene un gran impacto en toda la sociedad en los más diversos órdenes. Tiene incidencia directa sobre el futuro del mundo, en cuanto a la formación de sus recursos humanos, profesionales y lideres; sino que ella es también un referente y actor social que promueve el progreso y, su vez, es un interlocutor válido en la solución de los problemas relacionados con la realidad social.
* En lo cognoscitivo y epistemológico: la universidad orienta en la producción del saber y de las tecnologías. Genera actitudes hacía la investigación, promueve la democratización de la ciencia e influye en la definición de la agenda científica en el país.

En resumen, la Responsabilidad Social Universitaria constituye una instancia que pretende solidificar las bases solidarias individuales y colectivas que intenta responder críticamente a las ambivalencias de valores y prioridades de los distintos estratos sociales, por medio de una educación enfocada al individuo y a sus necesidades humanas.

A %d blogueros les gusta esto: