Resultados de quince años de gestión socialista

“La gente dominada por socialistas necesita

saber que no tenemos que ser pobres. El imperio

de la dependencia  por Chávez, con falsas

promesas, mintiendo para que lleguen a arrodillarse

ante el gobierno y ante él. Dándoles peces,

pero sin permitirles pescar.

En conjunto, esa ideología crea más pobreza”

Arzobispo Bergolio (Papa Francisco I)

En el espacio anterior se desarrollaron las ideas y conceptos de la importancia de los Índices de Control de Gestión (BSC, por sus siglas en inglés) en la administración pública, entre ellos se mencionaron los siguientes: a) recursos; b) cargas de trabajo; c) resultados; d) impacto; e) productividad; d) satisfacción del usuario; y e) calidad y oportunidad del producto (bienes y/o servicios), y también se mencionó que en esta oportunidad y las próximas se mencionarán algunos resultados de la presente gestión socialista en Venezuela.

La tendencia del mundo organizacional, tanto público como privado, es el achatamiento de la estructura formal (downsizing), que -apoyada por las nuevas tecnologías de la información y comunicación- habiéndose reducido considerablemente el número de trabajadores en las empresas. Pero en la Venezuela Socialista ha sucedido todo lo contario. Dos días (08/12/98) después de haber sido electo, el difunto Presidente dijo: –"Tenemos la firme determinación de reducir el número de ministerios, con 11, 12 ministerios máximo, yo aspiro gobernar de manera eficiente a Venezuela". El nuevo Presidente recibía 13 despachos de mano de su antecesor, Rafael Caldera. Hoy, 15 años después, la Administración Central consta de 36 ministerios, se incrementó en 125%. Además de nueve vice-ministerios creados recientemente. En otras palabras, se ha aumentado significativamente la burocracia en la administración pública venezolana. En 1999, el estado tenía 900.000 empleados públicos; hoy, son 2.300.000: se acrecentó en 155%. En la administración pública ocupan cargos de alto nivel 2.200 militares y aproximadamente 3.000 más en cargos medios y bajos.

En los actuales momentos, y como consecuencia de la política petrolera “político-rentista”, se ha tornado crítica la situación financiera por la cual está pasando esta industria. En los últimos siete años, el precio del petróleo se ha triplicado con ello han aumentado significativamente las exportaciones petroleras.  En 1999, el precio del petróleo dólares/barril era de 10,57; hoy, son dólares/barril 109,45; el precio es 935,48% mayor. En 1999, la producción petrolera en millones de barriles por día (MMB/d) era 3.480; hoy, está en 2.357 MMB/d lo que representa un 32,27% menos. En 1999, la exportación petrolera era  3.000 MMB/d y en los últimos años está en 2.200 MMB/d, lo que representa un 26,67% menos.

A comienzos de este régimen socialista, la nómina PDVSA tenía 40.000 empleados; hoy, tiene 120.000; es decir: se incrementó en 300%. En 1999, cada trabajador de PDVSA producía 87.000 barriles diarios, ahora cada uno de los trabajadores producen 19.641,67 barriles diarios. Lo que indica que la productividad de los trabajadores de PDVSA disminuyó en 342,94%

En dicho inicio, sin control cambiario, la tasa de cambio en bolívares de los anteriores (no fuertes) era de Bs./dólar 573,86; hoy, con control cambiario, el precio CADIVI es de Bs./dólar 6300 (bolívares de los anteriores), una devaluación del 997,83%. Sin contar el precio de la subasta y ni hablar del precio del innombrable.

En 1999, la deuda financiera de PDVSA en millones de dólares estadounidenses era 6.000 MMUS$; hoy, está por 40.026 MMUS$; es decir: se incrementó en 567,10%. En esa misma fecha, la deuda interna era de 2.534 millones de bolívares (MMBs. No fuertes); hoy, está por 216.018 MMBs; es decir: se extendió en 8.424,78%. En ese año, la deuda externa era de 39,911 MMUS$; hoy, está por 104.481 MMUS$; es decir: se agrandó en 161,78%.

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), en su último informe “Perspectivas Económicas Mundiales”, afirma que Venezuela crecerá este año solamente en 1% y que está muy afectada por los cortes de energía y un control de cambio que limita el desarrollo económico. Los apagones y cortes eléctricos programados mantienen a oscuras el 60% del territorio nacional. Desde enero de 2009, fue declarada la crisis eléctrica y se ofreció resolverla muy rápidamente, han pasado 4 años y sigue la crisis.

Reafirmando que la inflación y el desempleo seguirán siendo uno de los grandes  temas pendientes de las autoridades económicas venezolanas. Además, el desempleo tendrá una tasa prevista del 9,2% para el presente año y del 10,3% en 2014.

De acuerdo con este acreditado organismo internacional, el superávit por cuenta corriente será del 2,8% del Producto Interno Bruto (PIB) este año y del 2,2 % en el próximo.

En las próximas entregas de este espacio serán publicados otros resultados de esta gestión socialista venezolana.

Dirección-E: [email protected]

Web: www.gerenciaenaccion.com.ve
Twitter: @enaccion

A %d blogueros les gusta esto: