Rusia, Cuba y expropiaciones

Por otra parte, las autoridades rusas y venezolanas suscribieron un acuerdo para producir hasta 450 mil barriles de crudo al día, con una inversión de 20 mil mllones de dólares.

Esos documentos apuntan a la explotación conjunta, ruso-venezolana, de la Faja Petrolífera del Orinoco, la mayor reserva de petróleo en el mundo, calculada en más de 235 mil millones de barriles de crudo.

El documento mediante el cual la Cámara ratificó el acuerdo, resalta que las dos naciones deben garantizar la defensa plena de las inversiones de capital y crear las condiciones necesarias para favorecerlas.

Con la extensión del convenio se establece que en caso de nacionalización o expropiación de empresas, las compensaciones se pagarán de acuerdo al valor de mercado de las inversiones que se vean afectadas por dichas medidas.

Con esta parte del acuerdo los rusos quieren protegerse de una expropiación sin pago alguno o con un pago determinado caprichosamente por el gobierno vnezolano.

Si no se les garantiza pagar, según valor de mercado, sus inversiones, en caso de expropiaciones, ni los rusos, ni nadie vendrá a Venezuela a invertir, ni a Venezuela, ni a ningún otro país.

Expropiar empresas y pretender no pagar o pagar lo que se antoja, además de un robo, es un disparate en el cual el más perjudicado, en el mediano y largo plazo, será el pueblo del Gbierno que expropió Porque alejará as necesarias inversiones, para crear riquezas y fuentes de empleo.

Fidel Castro expropió todas las empresas norteamericanas sin pago alguno, y ese Gobierno prohibió a sus ciudadanos seguir invirtiendo en ese país, para no arriesgarse a nuevas expropiaciones.

El mayor perjudicado fue el pueblo cubano, que hoy vive en la miseria y la desesperanza, mientras Norteamérica crece cada día más.

La miseria generalizada en que hoy vive el pueblo cubano, no será superada cuando a los norteamericanos se les vuelva a permitir invertir y visitar masivamente, esa isla, sino cuando los cubanos puedan invertir en su propio país, viajar libremente y se restablezca el respeto a la propiedad y empresa privada.

Los cubanos que viven en EE.UU. envían a sus familiares en Cuba, más de mil millones de dólares al año, para que puedan sobrevivir en medio de la pobreza. Y el Gobierno les quita el 20% de ese dinero.

El Socialismo es la maldición que transformó a Cuba, de una nación próspera a la miserable de hoy día. Esa es la causa de todos sus males. Y llevarles un poco de alegría a sus vidas, con un concierto, puede ser algo sano; pero se debe ser cuidadoso, para que no sirva de aval a la tiranía, y puedan pretender evadir sus responsabilidades. O para promover la loca idea de que la paz es más importante que la libertad, ya que con el libre albedrío, Dios nos hizo lo que somos: seres humanos.

Dirección-E: [email protected]
 www.libertadosocialismo.blogspot.com

A %d blogueros les gusta esto: