Salud mental y el teletrabajo.

Salud mental y el trabajo. Un reto para la psicología organizacional

El teletrabajo como nueva modalidad laboral ha traído grandes transformaciones en la psicología organizacional, de las empresas, experimentándose cambios en la organización del trabajo, que implica nuevas necesidades, y nuevas demandas en cuanto a riesgos para la salud. En la salud psicosocial de los trabajadores nos encontramos que la adaptación al trabajo remoto ocasiona, en ellos cambios emocionales, cognitivos o conductuales, por lo tanto, se afecta la salud mental.

La crisis del coronavirus ha aumentado en muchos países la modalidad laboral al teletrabajo.  Sin embargo, este cambio no se está llevando a cabo con el respeto y equilibrio necesarios. La cultura empresarial del presentismo y el miedo al despido están llevando consigo un exceso de conexión laboral.

Las jornadas de trabajo se han alargado de forma generalizada, algo que no siempre conlleva a un aumento de la productividad. Por ello, vamos a ver algunas recomendaciones y pautas para que el teletrabajo no nos genere malestar, estrés o ansiedad.

El ser humano tiene una capacidad de adaptación increíble, muestra de ello, es la crisis mundial que ahora vivimos y el teletrabajo se ha tenido que implementar de manera obligatoria y no ha sido fácil lidiar con las situaciones que se presentan en el día a día.

Es importante establecer rutinas y ser muy disciplinados, transformar nuestra casa en nuestro lugar de trabajo, trae consecuencias psicológicas. Los teletrabajadores suelen experimentar más trastornos de estrés, más irritabilidad, soledad, miedo y culpa.

Efectos psicológicos del teletrabajo

  1. La tensión y agotamiento mental, conlleva a una ineficacia o sensación de sobrecarga laboral.
  2. Workalcoholic o lo que es lo mismo al trabajo, puede llevar a algunas personas a ser adictas al mismo, si antes no podíamos pasar horas y horas en la oficina, ahora se hace más difícil la desconexión, porque la oficina está en casa.
  3. Fragilidad y vulnerabilidad emocional. Es frecuente sentirse más ansiosos, irritables, inseguros, tristes.
  4. Sensación de aislamiento por falta de contacto físico, la virtualidad ha cambiado la manera de comunicarnos y relacionarnos. El aislamiento genera situación de inseguridad y temor, además de la pérdida del rol, a nivel laboral y social, lo que puede provocar la falta de sentimiento de pertinencia con la organización.

La actitud es clave en nuestro rendimiento. Situaciones cambiantes requieren de metodologías más ágiles y efectivas

Algunas pautas que favorecen el teletrabajo

En la actualidad vivimos una situación, que prueba la capacidad, de Resiliencia y Adaptación. Hemos de afrontar esta realidad como un reto superable, que ofrecerá más herramientas en nuestra vida profesional, y mejora de las habilidades personales.

Según el colegio de psicólogos de Madrid, son tres las áreas en la que se debe enfocar la gestión personal del Teletrabajo

  1. Organización del trabajo
  2. Preparación personal y cuidado psicológico para trabajar
  3. Cuidado de las comunicaciones y relación con compañeros y familia

Veamos a continuación cada punto.

Organización del trabajo. crea un espacio personal que favorezca tu concentración:

Disciplina y organización. Es fundamental hacer un horario de trabajo compatible con la vida personal. Los primeros minutos de la mañana, organiza la jornada y prioridades.

Lugar de trabajo. Una vez que escoges el lugar en tu casa o apartamento, ten en cuenta los siguientes pasos:

Luz Natural o iluminación con una lámpara de luz directa o indirecta.

Ruido, es el principal motivo de aislarse al trabajar en casa

Mobiliario, este que sea en lo posible ergonómico para evitar problemas de espalda.

Calidad del aire, en espacios cerrados se debe ventilar de manera frecuente y permitir la entrada del sol, ya que los rayos UV disminuyen o destruyen los agentes patógenos. Las plantas mejoran la calidad del aire, por aportar oxigeno que reduce el CO2, y ayuda a mejorar nuestro bienestar mental.

Preparación personal y cuidado psicológico para trabajar

Fuera el pijama. Para activarse en modo trabajo es importante seguir el mismo patrón de cuando se iba a la oficina a trabajar.

Haz descanso. Haz de estar en un mismo sitio alejado de distracciones y fijar los descansos para dar pequeños paseos por la casa, beber agua, ingerir algún refrigerio, etc.

No te agobies. Agenda las tareas a realizar cada día, dando prioridad aquellas que te llevan a alcanzar el objetivo. Respeta tu nivel de energía.

Fuera la tecnología. Fuera las redes sociales o tecnológicos, es importante mentalizar que estas en trabajo de oficina.

Acaba la jornada diaria, con desconexión real. El horario a implementar debe ser similar al de la oficina, no alargarlos.  Por supuesto los fines de semana y festivos, son libres para disfrutar y descansar.

Cuida de la comunicación y relación con compañeros y familia

Busca mantener contacto con los compañeros. Comunícate con al menos tres compañeros usando la misma tecnología que usas en el trabajo. El verse y conversar hace que te sientas menos solo.

Consigue retroalimentación o feedback en tus actividades. Para reforzar la motivación por el trabajo realiza videoconferencias con jefes y compañeros.

Negocia con tu pareja o familia, llega a acuerdos y pactos para integrar el tiempo del teletrabajo con la vida familiar. Se trata de anticiparse para evitar conflictos y tensiones.

Conclusión

Con la irrupción del teletrabajo lo más difícil es alcanzar el Equilibrio ocupacional porque todas las ocupaciones ocurren en nuestra casa. El Equilibrio ocupacional se consigue cuando la persona tiene la sensación de que dedica lo necesario a su trabajo, a su ocio y a su cuidado personal y social.

Es equilibrio en tres áreas, laboral, familiar y personal. Es importante tener este balance para que no se presenten riesgos para la salud mental, tales como: estrés, ansiedad, insomnio y depresión que conllevan a alterar el estado físico y psicológico. Es necesario mantener tu bienestar.

Deja un comentario