SER CADA DIA MEJOR

«En la vida siempre merece la pena luchar, con valor, ilusión, determinación y alegría”.

Cuando estas plenamente identificado con la relevancia e importancia de estar atento y te has propuesto ser cada día mejor, no cabe la menor duda de que te esfuerzas porque tus acciones sean excelentes que generen resultados positivos en todo aquello en donde actúas ayudándote en pro de ello, teniendo presente algunas reflexiones sobre el tema y llevarlas a la practica en pro de obtener resultados positivos.

No olvides, que ante problemas del día a día uno tiene que saber sobreponerse. O por lo menos sentirse obligado a intentarlo, a ser capaz de dar lo mejor de uno mismo y ver hasta dónde se puede llegar. Cualquier cosa, menos quedarse parado. En fin, se trata de alcanzar lo máximo que uno puede lograr.En esta oportunidad, compartimos algunas reflexiones que contribuyen a que justamente estés siempre despierto ante los signos y señales que el diario vivir nos proporciona, tomaremos muy en cuenta entre ellas las que nos aporta Irene Villa, periodista, escritora y psicóloga, además de esquiadora para-olímpica que a los doce años sufrió un grave atentado de ETA junto a su madre, dice:“Tengo demasiadas cosas amputadas como para tener amputado el corazón”.Es fundamental conocer el poder terapéutico del PERDÓN. Ademas Irene nos comparte algunas claves para ser felices y superar nuestras limitaciones como son: * Decir NO a la tristeza, miedo, culpa, queja, ira. * Dar gracias a la adversidad porque saca luz. * No conformarse y no quedarse anclado en la zona de confort.Tomar en cuenta el milagro de la vida: “sonreír por estar vivo” a pesar de las secuelas. “No mirar lo que te falta sino lo que tienes” “En la vida siempre, siempre, siempre merece la pena luchar, con valor, ilusión, determinación y alegría”. “Si tú no dejas de luchar, la vida te recompensa”Por su parte, Marc Chernoff nos lega:* No eres como todos los demás. Nunca dejes que nadie te diga que no puedes ser exactamente quien eres. En un mundo de comparaciones y conformidad, ponte de pie. Haz tu propia declaración. Honra tu propia verdad. Arriésgate a hablar sobre tus pensamientos y compartir tus propias ideas. Expresa tus miedos, lágrimas, dudas e inseguridades – deja que los demás experimenten tu verdadero tú. Ten la valentía de ser tú mismo y date cuenta de que eres perfecto tal como eres* Ser auténtico es más importante que tener razón. Puedes decir o hacer todas las cosas correctas, pero si no vienen del corazón, no significan nada. Puede que no siempre sepas lo que es correcto hacer o decir, pero si tu intención es genuina, entonces significa mucho. Cuando trabajas a partir de la base de la verdad, eres libre de tomar tantas elecciones, libre de cometer tantos errores, libre de tomar todo el tiempo que sea necesario para hacerlo bien. *Tu futuro depende de lo que hagas en este momento. Desafíate a ser quien sabes que eres capaz de ser. Desafíate a seguir adelante, a vivir lo que predicas, a caminar tu camino. No te preocupes por lo lento que sientas que te estás dirigiendo hacia tus metas, o por cuántos obstáculos te encuentres, o por cuántos desvíos te veas obligado a tomar. Mientras sigas haciendo lo tuyo, todavía estarás muy por delante de todos los que están demasiado asustados como para intentarlo.Por ultimo, considerar lo que comparte diariomedico.com. sobre Pablo Pineda, maestro, conferenciante, presentador, escritor y actor español galardonado con la Concha de Plata al mejor actor en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián de 2009 por su participación en la película “Yo, también”, es el primer europeo con síndrome de Down en terminar una carrera universitaria: “Soy Pablo Pineda y tengo síndrome de down. Soy una persona normal, trabajador y sensible y me da igual tenerlo. Cuando supe que lo tenía le pregunté a mi profesor si podría estudiar y me dijo que si. Pues adelante”. “Soy maestro pero no he podido ejercer mi profesión. La sociedad aún no está preparada para esto. Es importante hacer las cosas partido a partido. “Lo + difícil no ha sido estudiar sino convencer a toda la sociedad de que podía. Tuve que luchar contra el profesorado”. Yo sería un buen maestro y me gustaría mucho. En cambio, las palabras que no me gustan son “pobrecito” o “está malito”. También, tiene una importancia extraordinaria, la familia” para conseguir éxitos. “La sociedad tiene que reconocer sus errores con la discapacidad para poder cambiar y abrirse a la diversidad. Y perder el miedo y arriesgarse”Confiamos que las aportaciones que se te han proporcionado sean de beneficio en pro de ser cada día mejor y disfrutar intensamente tu vida mientras se te da la oportunidad de tenerla.

Fuentes señaladas

Egade- Exatec Docente

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: