Sobrevaluación del bolívar se ubicó en 95,3% en junio

Expertos destacan la necesidad de fortalecer la producción nacional

Alejandro Hinds – La sobrevaluación del bolívar es uno de los factores que dificulta que los productos nacionales puedan competir con los fabricados en otros países del MERCOSUR, bloque económico al que Venezuela ingresará el 31 de julio tras la suspensión temporal de Paraguay, única nación que no había ratificado el protocolo de adhesión.

Una moneda sobrevaluada hace que los bienes y servicios elaborados en el país tengan precios en dólares mucho más elevados que las mercancías de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Eso dificulta a los empresarios venezolanos exportar a esos destinos y competir en el mercado interno con los productos que se importan desde esos países.

La firma Ecoanalítica calcula que el tipo de cambio real ¬paridad que permite el equilibrio competitivo con los principales socios comerciales¬ se situó en 8,4 bolívares por dólar al cierre de junio, lo que arroja una sobrevaluación de 95,3% con respecto a la tasa oficial de 4,3 bolívares por dólar que usa CADIVI para otorgar las divisas destinadas a comprar bienes prioritarios.

La diferencia se reduce a 58,5% cuando la comparación se hace con el tipo de cambio implícito promedio de 5,3 bolívares por dólar que ofrece el Sistema de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera, a través del cual el Banco Central de Venezuela entrega papeles denominados en divisas para financiar otras adquisiciones en el extranjero.

«Con una paridad real que casi duplica la tasa oficial es imposible ser competitivos en MERCOSUR. En la medida en que el tipo de cambio se acerque más a 8,4 bolívares por dólar los productos venezolanos tendrán más posibilidades de competir con los de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay», dijo José Luis Saboin, de Ecoanalítica.

Inflación triplicada

La sobrevaluación del bolívar es consecuencia de que la cotización del dólar se mantiene igual en un ambiente de inflación alta.

El tipo de cambio real calculado por Ecoanalítica es producto de la comparación entre la variación de precios en Venezuela y la registrada en sus principales socios comerciales: Estados Unidos, China, Brasil, Colombia y México.

Los datos de inflación reportados por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay muestran que si la comparación se limitase al MERCOSUR también daría como resultado una sobrevaluación. El incremento de 1,4% que registró el índice nacional de precios al consumidor en junio, según el BCV, supera 14 veces al promedio de 0,15% registrado en el grupo.

La inflación acumulada en el primer semestre de 2012 (7,5%) igualmente coloca a Venezuela por encima de Argentina (5,9%), Brasil (3,1%), Paraguay (2,8%) y Uruguay (4,1%).

Y el incremento de 21,3% que tuvieron los precios en los últimos 12 meses en el país triplica la media del bloque regional, que fue 6,9%.

Problema de fondo

El economista Alexander Guerrero dijo que, aunque es cierto que la sobrevaluación del bolívar coloca en desventaja los productos nacionales, hay otras razones que le quitan competitividad a Venezuela frente a los países del MERCOSUR y el resto del mundo.

Las regulaciones gubernamentales que limitan la actividad privada ¬desde el control de precios implementado 2003 hasta la Ley de Costos y Precios Justos aprobado el año pasado¬ son el factor que más ha mermado la capacidad del empresariado para competir, indicó Guerrero.

Saboin está de acuerdo. Afirmó que, además de corregir la sobrevaluación del bolívar, hay otras condiciones necesarias para que el sector productivo logre la competitividad requerida para que el ingreso de Venezuela al MERCOSUR tenga un efecto positivo en vez de negativo.

La lista incluye facilidades para crear empresas, incentivos fiscales ¬sobre todo para la agricultura, la manufactura y la minería, que son las que elaboran bienes que se pueden exportar¬ y un entorno macroeconómico sano. «De lo contrario no se podrá incentivar la producción».

Guerrero agregó que el desmontaje de las regulaciones, que gremios como CONINDUSTRIA han calificado de cerco productivo, ayudará a reducir la inflación y, por tanto, a controlar la tendencia que tiene el bolívar a sobrevaluarse por los ingresos petroleros.

Fuente: http://www.el-nacional.com/noticia/41891/18/sobrevaluacion-del-bolivar-se-ubico-en-953-por-ciento-en-junio.html

A %d blogueros les gusta esto: