Steve Jobs: El marketing y la publicidad tienen un nuevo profeta

Redacción – Mencionar o hacer referencia a la figura de Steve Jobs basta para que nuestro propio cerebro ponga en marcha ciertos mecanismos internos a través de los cuales un «emblema sagrado» se dibuje o presente ante nuestros propios pensamientos. Y es que este empresario estadounidense ha convertido a la compañía Apple en toda una «religión» con millones de fieles seguidores.

No podemos poner en duda el talento de este visionario que ha sido capaz de convertir la «manzana mordida» en todo un icono venerado por millones de clientes evengelistas. Un verdadero «profeta» que recurre a las leyes divinas del marketing y la publicidad para conseguir en cada acción estratégica un impacto sin precedentes a nivel mundial.

Su poder e influencia superan los límites racionales y su palabra es escuchada atentamente como si de un verdadero profeta se tratase. Y es que tan sólo, un rumor o una de sus apariciones ante los medios puede provocar desde la euforia de los más devotos hasta efectos colaterales en los índices de la propia bolsa.

El «dios», Philip Kotler destacaba la importancia de los valores y rasgos de este tipo de empresas que gozan de gran popularidad entre sus consumidores y clientes, ya que estos adquieren un rol peculiar actuando de igual modo que los evangelistas religiosos (creyentes entusiastas que recorren el mundo difundiendo la palabra del Señor) con el fin de reavivar sus marcas.

En este sentido, Steve Jobs ha logrado alcanzar «la gloria» convirtiendo a Apple en una de las marcas más influyentes del mundo y una de las más activas en cuanto al desarrollo y puesta en escena de todo tipo de acciones y estrategias publicitarias a través de todo tipo de soportes y medios. Desde la televisión hasta la prensa, radio, publicidad exterior, y como no a través del medio internet donde su popularidad se ha convertido en todo un fenómeno social.

Recientemente la llegada del Ipad ha vuelto a revolucionar el mercado y los medios tras su anterior gran éxito, el del iPhone, el teléfono móvil de Apple. Como es evidente en cualquier religión, su «legión de evangelistas» se han encargado de difundir su palabra para que esta llegara hasta sus fieles. Fieles que a pesar de las blasfemias (dudas y criticas) de muchos, han demostrado una vez su fe ciega ante el mensaje del nuevo profeta. Como resultado de ello, las ventas del nuevo iPad han superado los 2 millones de unidades vendidas durante los dos primeros meses de comercialización.

Al igual que en aquello sobre lo que Kotler incidía, Apple ha conseguido «Centrar las estrategias publicitarias en el cliente para estar en boca de todos» convirtiendo así este fenómeno en la herramienta de marketing más poderosa».

Fuente: http://www.puromarketing.com/3/7334/steve-jobs-marketing-publicidad-tienen-nuevo-profeta.html

A %d blogueros les gusta esto: