Suvinca suspendió la venta de vehículos importados

La estatal informó que «hasta nuevo aviso» no dispone de más automóviles.

ROBERTO DENIZ | EL UNIVERSAL – La presión de los consumidores por comprar un vehículo nuevo se nota en los concesionarios tradicionales, pero también en las redes estatales.

Suministros Venezolanos Industriales (Suvinca), empresa estatal que se ha convertido en el principal importador de autos del mercado, informó que aún no tiene vehículos disponibles para asignar este año.

«Luego del cumplimiento de la meta de asignaciones para el año 2012, la empresa se encuentra en fase de ejecución de la correspondiente procura, por tal motivo hasta nuevo aviso no tenemos vehículos para futuras asignaciones», de acuerdo a un comunicado publicado en la página web de la compañía.

De acuerdo a las estimaciones del ministerio de Comercio, el año pasado Suvinca debió importar y asignar 10 mil vehículos de la marca Chery. En años previos la empresa también ha importado unidades de otras marcas, pero nunca ha revelado las cifras.

El anuncio de Suvinca se produce justo cuando el diputado Elvis Amoroso ha reimpulsado el proyecto de ley para regular al sector automotor. Algunos clientes expresaron su queja a través de Twitter. «Un grupo de personas estamos desde ayer en Suvinca esperando respuesta por los carros Chery y no nos atienden», expresó un usuario de la red social.

Los consumidores también se quejan de la larga espera que supone comprar un carro en los establecimientos de Chery. «Quería saber cuando llegan los carros Chery Orinoco. Ya tengo 7 meses esperando en el concesionario de Parque Cristal», se quejó otro usuario.

Al igual que los concesionarios privados, los establecimientos del Estado no logran cubrir la demanda y la distorsión de precios también se observa en los carros que sólo comercializa el Gobierno.

El precio de venta que el ministerio de Comercio fijó para la camioneta Tiggo de la marca Chery fue de 180 mil bolívares. Sin embargo, la misma se vende en los portales electrónicos en 320 mil bolívares, un incremento de 77%.

El fenómeno también se repite con los modelos Arauca y Orinoco, los dos que Chery ensambla en Venezuela en la empresa mixta Corporación ZGT.

Fuentes consultadas insisten que una ley no cambiará el panorama, ni corregirá la distorsión de precios. «No hay suficientes carros para la demanda que existe. La oferta es deficitaria», dijo un empresario.

Primera discusión

En horas de la noche, la Asamblea Nacional (AN) aprobó, en primera discusión, el proyecto de Ley que regula la venta de automóviles nuevos y usados, nacionales o importados, presentado por el diputado Elvis Amoroso.

Según el parlamentario oficialista, se hizo una investigación para determinar los alcances de las «mafias organizadas que especulan con el precio de los vehículos».

Reiteró denuncias sobre el proceder de algunos concesionarios, y afirmó que debe investigarse a otros actores de la dinámica de compra-venta de unidades como conocidos portales web que estarían incurriendo en la fijación artificial de los precios de los vehículos usados. Dijo que hay casos de «hasta 400% de sobreprecio».

«Ésta es una de las leyes más aclamadas por el pueblo de Venezuela», destacó ante la plenaria de la AN.

Por su parte, el diputado del estado Aragua, Richard Mardo, aplaudió la iniciativa y llamó a proteger a aquellos que adquieren carros para trabajar, como los taxistas.

En criterio del parlamentario Claudio Farías, «la ley pretende darle un golpe al modus operandi del capitalismo».

Fuente: http://www.eluniversal.com/economia/130123/suvinca-suspendio-la-venta-de-vehiculos-importados

A %d blogueros les gusta esto: