Venezuela en números

«La idea de que el crecimiento
económico siempre se traduce
en progreso humano supone
la difusión del «derrame» de sus
beneficios entre toda la población
y la consecuente generación de
un mayor bienestar social»
.
PNUD.IDH

En este espacio, correspondiente a las fechas 11 y 18 de agosto de 2003, se hizo referencia a los Índices de Desarrollo Humano en Venezuela, en donde se transcribieron dos conceptos sobre este aspecto social. Uno de ellos fue del Dr. Streenten, fundamentado en su escrito: «Diez Años de Desarrollo Humano» y el otro fue el del Instituto Nacional de Estadísticas de Venezuela, (INE), publicado en su Boletín Nº 1 de ese año. En ambos conceptos se apreció fácilmente, que la parte central de los mismos es: el saber vivir, es la mejor calidad de vida, es el bienestar del «soberano» y que existen Índices de Desarrollo Humano, (IDH), que sirven de fundamento para el control de la gestión y de los logros de cualquier nación y los mismos son administrados e interpretados por el acreditado organismo mundial de las Naciones Unidas.

De acuerdo con la Naciones Unidas, (PNUD.IDH, 2000), el Desarrollo Humano requiere de la formación de las capacidades humanas, para el aprovechamiento pleno y cabal de las oportunidades y opciones que se aspiran genere este proceso. La capacidad consiste en «la habilidad de una persona para hacer actos valiosos o alcanzar estados para ser valiosos, (Sen, 1996), y en este sentido, se relaciona con la ventaja que tiene la persona para realizarse, de acuerdo con las oportunidades que se le presentan. El aumento de las capacidades humanas, es el factor generador de la dinámica principal del desarrollo humano: capacidades-oportunidades-opciones, de allí, que éste pueda verse como «un proceso de realce de la capacidad humana para ampliar las opciones y oportunidades, de manera que cada persona pueda vivir una vida de respeto y valor». (negritas y subrayado por el autor de este espacio).

¿Puede una persona vivir una vida de respeto y valor en las realidades actuales venezolanas? A continuación, se mencionan algunos indicadores que pueden ayudar a procesar ciertas conclusiones.
Una de las cifras más significativas de la Venezuela de los últimos años, es el índice de inflación, el cual se ha mantenido en el deshonroso primer lugar en América Latina, teniendo la mayor inflación del área, cuyo índice acumulado para el 2004 ha sido de 18,5%, seguida por Costa Rica en el mismo período, con un índice de 13.42%; mientras que Ecuador ocupa el primer lugar como país con la inflación más baja en el pasado año: 1.71%. En ese mismo lapso, Estados Unidos tuvo una inflación de 3.00%. Como elemento contradictorio a esta realidad, está el crecimiento exponencial de las reservas monetarias venezolanas que, en los últimos años, han sido las siguientes: en el 2004 cerraron en 23.462 millones de dólares; en el 2003 en 21.299 millones de dólares, en el 2002 en 14.786 millones de dólares y en el 2001 en 12.289 millones de dólares. Es decir, que en estos cuatro años, se han incrementado las reservas monetarias venezolanas en un 90%.

A pesar de la inamovilidad laboral que existe en el país, desde mayo 2001 y que está vigente hasta el 31 del presente mes, el índice de desempleo no ha podido ser bajado de dos dígitos. Esta política de inamovilidad protege a quienes ganan hasta Bs. 633.600,00 mensuales, (unos 294 dólares). El actual salario mínimo del país es de 148 dólares mensuales. Durante la vigencia de la inamovilidad, han sido despedidos cerca de medio millón de personas, debido a la quiebra de miles de empresas.

Recientemente el INE informó que en enero pasado, se ubicó la tasa de desempleo en 15.5%, lo que constituyó un aumento de 4,6 puntos porcentuales. En ese mes, había 506.670 personas desempleadas más que en diciembre de 2004. Eso significa que 1.844.470 venezolanos no tienen trabajo,, en una población de 26 millones. La tasa de inactividad de acuerdo a este ente gubernamental para enero del presente año, fue 33.4%.

En la siguiente tabla están las cifras oficiales que el INE, tenía publicadas en página web para diciembre de 2004, (ya las quitaron):

Población 26.207.909
De 15 años y mas 17.809.584
Activa 12.220.401
Tasa de actividad (%) 68.6
Ocupada 10.882.601
Tasa de ocupación (%) 9.1
Desocupada 1.337.800
Tasa de desocupación 10.9
Cesante 1.211.393
Tasa de cesantía 9.9
B.T.P.P.V. (*) 126.407
Tasa de B.T.P.P.V. (%) 1.0
Inactiva 5.589.183
Tasa de inactividad 31.4

(*) Buscando Trabajo Por Primera Vez

Las viviendas sanas es uno de los factores que inciden directamente al bienestar de los pueblos. Desde 1998 y hasta diciembre de 2004, el presente régimen ha construido 94.000 «soluciones habitacionales» y el déficit de viviendas es de 1.800.00, sin tomar en cuenta el crecimiento vegetativo de la población, que de acuerdo a estas realidades y según la opinión de O. García, (El Universal, 02.03.05), de mantenerse este ritmo de construcción, el actual régimen necesitaría 115 años para solucionar este problema.

Por otra parte, el índice de pobreza es preocupante; pero que en todo caso, es otra realidad en la actual Venezuela. 11.616.186 venezolanos viven en hogares pobres y 4.858.897, (20.1%), viven en hogares de pobreza extrema, (el 48.1% y 20.1% de la población, respectivamente); es decir casi el 70% de la población venezolana vive en hogares pobres o en pobreza extrema.

¿Y… los ingresos petroleros, (el «derrame» de sus beneficios entre toda la población y la consecuente generación de un bienestar social)? ¡Bien gracias!

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: