Venezuela enfrenta con acierto “boom” de los delitos informáticos

Caracas, AVN (Aurelio Gil).- El Gobierno bolivariano está enfrentando con acierto el inusitado incremento que han registrado en los últimos tiempos los delitos informáticos, informó a esta agencia de noticias el director del Sistema Nacional de Incidentes Telemáticos (VENCERT), Gabriel Moliné.

Este organismo es el centro nacional de manejo de la seguridad informática, que trabaja dentro de la autoridad que le confiere la Superintendencia de Servicios de Certificación Electrónica (SUSCERTE), adscrita al Ministerio del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e industrias Intermedias, para implantar en el país el Sistema Nacional de Seguridad Informática.

El funcionario informó que al igual que en el resto del mundo, esta modalidad criminal experimenta un “boom” que en nuestro país ha alcanzado 1.700% de incremento en los últimos tres años.
“Esta realidad está siendo atendida con políticas claras, personal idóneo e instrumentos jurídicos adecuados”, dijo.

Respuesta a la emergencia

VENCERT es el organismo del Estado que tiene la misión de prevenir, detectar y gestionar los incidentes (ilícitos) generados en los sistemas de información del Estado y de infraestructuras críticas de la Nación.
Por infraestructura crítica se entienden las áreas nodales de servicios y actividad del Estado: Agua, Electricidad, servicios de transporte y administración de justicia, entre otros.

La palabra VENCERT está compuesta del prefijo VEN que alude a Venezuela y el acrónimo CERT, que en inglés significa Computer Emergency Response Team, de lo cual resulta algo así como Equipo Venezolano de respuesta a Emergencias de Computación o Informáticas.

Causas del incremento delictivo

El director de VENCERT señaló que las causas del incremento de los delitos informáticos surgen con el aumento de la participación de la sociedad en Internet.

“Hace 10 años Internet era una especie de tabú, pero hoy en Venezuela tenemos más de 10 millones de usuarios directos, sin contar los que tienen acceso dependiente de los infocentros creados por el Gobierno bolivariano, los que cada día se suman a través de los servicios que ofrece CANTV y los más de 500.000 niños que operan hoy sus computadoras Canaima, provistas por programas gubernamentales”, dijo.

Además, agregó: “Por otro lado tenemos el acceso a la telefonía celular, que constituye otra fuente nada despreciable de conexión y de acceso a Internet”.

Todo esto ha generado un súbito incremento de los vínculos con Internet y con ello también de los delitos asociados a ese medio.

Moliné recordó que por sus posibilidades tecnológicas de acceso a la Internet y por el uso inadecuado, los teléfonos celulares BlackBerrys han sido prohibidos en uno de los países árabes.

Informática criminalística

El Estado dispone de otro organismo adscrito a la Superintendencia de Servicios de Certificación Electrónica (SUSCERTE) para enfrentar los ilícitos informáticos: El Centro Nacional de Informática Forense (CENIF).

Este grupo tiene la responsabilidad de colectar, preservar, analizar y presentar las evidencias relacionadas con la tecnología de la información, que apoyarán las investigaciones judiciales en la materia.

Por esta vía se brinda respaldo técnico a la Fiscalía General de la República, al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), al sistema judicial y a otros organismos de seguridad.

Delito informático

De acuerdo con la definición del CENIF, en Venezuela delito informático se define como: “una conducta típica, anti jurídica, realizada mediante la utilización de tecnologías de información o contra los sistemas que utilizan estas tecnologías o sus componentes, con lo cual se observa que la tecnología puede ser el medio de comisión o el objeto contra el cual recae el daño”.

Tipos de delitos

Moliné, certificado en Hardware Criptográfico por la Universidad de Cambridge, Inglaterra, señaló que el aumento de este tipo de delitos comprende tanto los ilícitos tradicionales realizados con el apoyo de los recursos telemáticos -como estafas, secuestro, robos y secuestros- hasta los referidos al ámbito de estas nuevas tecnologías: sustracción de claves, manipulación de información bancaria, invasión de la privacidad de las personas, falseamiento de portales electrónicos, etc.

Instrumentos jurídicos

Para enfrentar la ocurrencia de incidentes telemáticos, delitos informáticos o delitos cibernéticos, el país cuenta con una sólida base jurídica, dispuesta en las siguientes normas: Ley sobre mensajes de datos y firmas electrónicas, de febrero de 2001 (Gaceta Oficial Nº 37.148); Ley especial contra los delitos informáticos, de octubre de 2001 (Gaceta Oficial Nº 37.313), Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos (RESORTE) y la Ley Orgánica de Telecomunicaciones (LOTE).

Oposición ciega

Sobre las opiniones de la derecha venezolana, que señala que las recientes reformas a las leyes Resorte y Lote restringen la libertad de expresión, sin considerar las distintos delitos informáticos planteados a diario en todos los ámbitos de la vida nacional vinculados con Internet, Moliné dijo: “Creo que la oposición habla sin conocer, sin haber leído las reformas que se hicieron a esas leyes”.

Explicó que lo que se busca es el establecimiento de un marco regulatorio que permita un ambiente de transparencia, equidad e igualdad en estos medios electrónicos.

“Porque no es lo mismo el Internet para un niño que para un adulto. Necesitamos garantizar que un niño que se vaya a conectar con Internet, por ejemplo, tenga protección y no sea víctima de la pornografía”, agregó.

Subrayó que es preciso estar alerta, debido la delincuencia organizada en el mundo entero. “Se utilizan los recursos telemáticos e Internet para organizar negocios de estafa, fraude, tráfico de drogas, lavado de dinero, prostitución y muchísimos otros crímenes”, comentó.

Problemática mundial

Moliné señaló que los delitos informáticos son hoy un problema mundial que cada día cobra mayor importancia por sus implicaciones, y que cada país los está encarando en el marco de sus posibilidades individuales y regionales.

Es sabido que la Unión Europea y los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) trabajan en la implantación de políticas continentales de seguridad en los medios electrónicos para prevenir actos terroristas y procesos de desestabilización política vía Internet.

Fuente: http://www.avn.info.ve/node/37009

A %d blogueros les gusta esto: