Vigente nueva política automotriz de Venezuela

Durante 2008, el proceso estará supeditado al otorgamiento de licencias de importación. Las ensambladoras deberán presentar ante el Milco, a más tardar el 30 de noviembre próximo, su plan de producción nacional, y sus proyectos de importación de vehículos, los cuales serán sometidos a consideración de las autoridades gubernamentales, para su posterior aprobación.

Queda en el Milco la potestad de aprobar el número de unidades aprobadas para importar.

Asimismo, aquellas comercializadoras que no ensamblen en el país, podrán presentar su proyecto de importación. Igualmente, las personas naturales que cuenten con dólares en su poder, podrán solicitar su licencia de importación, pero deberán demostrar el origen de las divisas de las cuales disponen.

Al otorgar los dólares preferenciales, la Comisión de Administración de Divisas, Cadivi, tomará en cuenta los precios preferenciales de los modelos solicitados, los cuales han sido investigados por el Seniat.

La Resolución establece también, que los vehículos que se ensamblen en el país, a partir del 1 de enero de 2008, deberán portar dispositivos para el uso indistinto de Gas Natural Vehicular, o combustible líquido.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: