¿Y tu espíritu tiene bandera, país o región?

En distintos países, las comunidades de emigrantes son parte integral de la comunidad nacional del país, es mas fácil mencionar en qué países no existen comunidades emigrantes, que en cuáles si. Contados con los dedos son los países en el globo, en donde no existe un emigrante de otro país.

Observando las generaciones de inmigrantes expatriados, y los nacionales en la actualidad, nos hemos dado cuenta que existe algo en común y es el espíritu que alimenta sus almas. Lo llamamos espíritu por que es algo que va mas allá de la cultura, de los hábitos y comportamientos del individuo; pertenece a la esencia del individuo y no es aprendido generación tras generación, permanece no importando guerras e inestabilidades políticas, religiosas y diferencias partidistas.

Debemos de fomentar el buen espíritu de los latinos en nuestras comunidades, mostrando las mejores prácticas y casos de éxito, de empresarias y empresarios latinos. De esta manera, estaremos respondiendo elegantemente a todos los ataques de los que hemos estado expuestos estos últimos días.

Últimamente, todos los medios hablan de encuestas sobre el temor de la amenaza que representamos los latinos, como cambio cultural, (hábitos y costumbres), en Houston y las zonas suburbanas, en lugar de hablar de la riqueza que representa la diversidad y lo positivo y grandioso de la cultura latina.

El hecho de que a los latinos nos estén estereotipando y ligando con criminales y analfabetos, es parte de una visión miope que debemos ayudar a cambiar.

En la actualidad, la riqueza no se encuentra en la tierra o en los bienes producto de la tierra, sino que la riqueza se encuentra en el individuo y en su espíritu. No importa de donde venga el individuo, de tierras áridas o ricas, la riqueza está en su espíritu y no en la tierra. Es más rico aquel que es rico de espíritu, que el rico de abundancia material.

De la misma manera, los latinos en Estados Unidos, no podemos perder nuestro espíritu, la esencia de nuestra cultura, por que si lo perdemos, perderemos la cultura y la esencia.

*El Dr. Habib Chamoun-Nicolas es autor
del libro `Negociando como un Fenicio’
en colaboración con Randy D. Hazlett, PhD.

Dirección-E: [email protected]

A %d blogueros les gusta esto: