Ya no hay dudas, el informe de la ONU culpa a los seres humanos del calentamiento de nuestro planeta.

PARÍS (Reuters) – El Comité Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), que reúne a 2.500 científicos de más de 130 países, auguró sequías y olas de calor, el derretimiento de glaciares y un lento incremento de los niveles del mar que podrían durar más de 1.000 años incluso aunque se recortaran los gases de efecto invernadero.
En España se prevén más lluvias torrenciales y olas de calor, así como el aumento de salinidad del Mediterráneo, según datos del Ministerio del Medio Ambiente.
La «mejor estimación» de los científicos habla de un aumento de las temperaturas de entre 1,8 y 4 grados centígrados en el siglo XXI.
«El 2 de febrero de 2007 puede ser recordado como el día en que se eliminó el interrogante sobre si el hombre es el culpable del cambio climático», declaró Achim Steiner, el director del Programa de Medio Ambiente de la ONU.
«Al hacer frente a esta emergencia, ahora no es el momento de medias tintas. Es el momento de una revolución, en el auténtico sentido de la palabra», declaró el presidente francés, Jacques Chirac. «De verdad estamos en el umbral de lo irreversible».
Los científicos dijeron que es «muy probable» – lo que significa que la probabilidad es de más del 90 por ciento – que actividades humanas como la quema de combustibles fósiles expliquen la mayor parte del calentamiento de los últimos 50 años.
Eso supone un endurecimiento con respecto al informe de 2001, cuando el IPCC decía que la relación era «probable», es decir, con una probabilidad del 66 por ciento.
La meteorología puede radicalizarse. El viernes, 14 personas murieron en Florida, Estados Unidos, por el paso de varias tormentas y al menos un tornado.
Muchos gobiernos, agencias de la ONU y grupos ecologistas pidieron una ampliación del Protocolo de Kioto, que sólo afecta a 35 naciones industrializadas y pretende reducir las emisiones de gases de efecto invernadero hasta 2012.
Pero Estados Unidos, el principal emisor, se retiró en 2001 y no incluye a países de rápido crecimiento como los gigantes chino e indio. Además, las emisiones de muchos de los firmantes de Kioto están muy por encima de sus propios objetivos.
CUMBRE ECOLOGISTA
Yvo de Boer, director del secretariado del Clima de la ONU, pidió una cumbre de emergencia este mismo año que reúna a los dirigentes mundiales y adopte medidas.
El secretario de Estado de Energía del Gobierno del presidente estadounidense, George W. Bush, aseguró que «somos un pequeño contribuyente (a los gases de efecto invernadero)», aunque emiten un 25 por ciento del total en el mundo, y pidió «una discusión mundial».
Un resumen de 21 páginas para los responsables políticos habla de amenazas como el deshielo del mar Ártico durante los veranos para 2100, del que dice que «es más probable que suceda que no».
Las temperaturas se incrementaron en 0,7 grados en el siglo XX y los diez años más cálidos desde que se comenzó a tomar registros en la década de 1850 se han producido desde 1994.
Las emisiones de gases con efecto invernadero proceden principalmente de la quema de combustibles fósiles en plantas de energía, fábricas y coches.

/Por Gerard Wynn y Alister Doyle/

A %d blogueros les gusta esto: