Zoom dispara sus beneficios en el último cuatrimestre y espera seguirlo haciendo en 2021.

En el futuro próximo Zoom quiere utilizar su sólido posicionamiento en el ámbito de las video llamadas para asegurarse una posición privilegiada (y permanente) en el día a día de las oficinas en los años venideros.

Después de protagonizar en 2020 un crecimiento absolutamente explosivo aupado por la crisis del COVID-19, Zoom espera crecer también de manera sólida en 2021. De cara al presente ejercicio la compañía espera incrementar sus ventas en al menos un 42%. Y tan halagüeños pronósticos fueron aplaudidos el pasado lunes por los inversores con un incremento de aproximadamente el 9% en el valor de sus títulos en los parqués bursátiles.

En su último ejercicio fiscal, que concluyó a finales de enero, las ventas de Zoom pegaron una fortísima zancada desde los 623 millones a los 2.650 millones de dólares.

La gran incógnita en este momento es hasta qué punto Zoom puede seguir creciendo (y si los números de la compañía terminarán desinflándose una vez hayan sido finiquitados el coronavirus y el confinamiento). A día de hoy que las videollamadas sigan firmemente apalancadas en nuestras vidas tras la pandemia sigue siendo un enigma.

De cara al futuro Zoom quiere utilizar en todo caso su sólida posición en el ámbito de las videollamadas para asegurarse una posición privilegiada (y permanente) en el día a día de las oficinas en los años venideros. Y para conseguirlo la compañía quiere jugárselo todo a la carta de la telefonía.

El futuro de Zoom pasa en buena medida por la aplicación de llamadas en la nube para teléfonos Zoom Phone

Mediante Zoom Phone la empresa quiere reemplazar los viejos sistemas telefónicos en las oficinas y hacer posible la integración sin fisuras de videollamadas y servicios de telefonía.

Durante el último trimestre contrataron los servicios de Zoom Phone importantísimos clientes como la Universidad de Carolina del Sur (con nada más y nada menos que 21.000 líneas) y Universal Music, la que se precia de ser la compañía discográfica más grande del mundo.

Conviene, de todos modos, recordar que Zoom no llena sus arcas única y exclusivamente gracias a las empresas, también lo hace gracias a usuarios individuales, que se valen de sus servicios para todo tipo de ocasiones (desde reuniones familiares a clases de yoga).

Así y todo, son las compañías las que tienen hoy por hoy mayor protagonismo en los ingresos de Zoom. A finales de su último ejercicio fiscal Zoom contaba con 467.000 clientes corporativos con más de 10 empleados (33.000 sumados en el último trimestre). Y tales clientes acapararon el 63% de la facturación generada por la compañía.

En Zoom Phone la compañía tiene ya a su vera a 10.700 clientes corporativos con más de 10 empleados. Y de cara a los próximos meses Zoom quiere dar fuelle además a su plataforma enfocada a los eventos.

Duran el último trimestre las ventas de Zoom se incrementaron hasta alcanzar los 882,5 millones de dólares (frente a los 188 millones de dólares del año anterior). Y los beneficios escalaron igualmente de los 15 a los 260 millones de dólares.

Infobae. EEUU

Imagen de Biljana Jovanovic en Pixabay

Marzo 2021

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: