12 cualidades del emprendedor exitoso (*)

“Los emprendedores son personas que adoptan

 decisiones, las llevan a la acción, y creen
que pueden controlar su propio destino”.
 Y. Barbosa

Sin importar cuál sea la definición de éxito que tenga el lector de este espacio, hay un gran número de características que son comunes entre las personas exitosas en los  negocios.

No importa que no las tengas todas; muchas de ellas pueden aprenderse con la práctica y desarrollando una actitud positiva, especialmente si se establecen metas y se  esfuerza por conseguirlas.

En esta primera entrega se mencionan doce de ellas, a saber:

1. Hacer lo que les gusta. Lo que obtengas de tu empresa en forma de satisfacción personal, ganancias económicas, estabilidad y placer será la suma de lo que pongas en él. Así que si no disfrutas lo que haces, esto se reflejará en tu negocio, lo que te llevará al fracaso.

2. Tomarlo seriamente. No puedes esperar ser efectivo y exitoso en el mundo organizacional,  a menos de que creas realmente en tu empresa y en los productos o servicios que vendes. Muchos emprendedores fallan por cuanto no toman su trabajo en serio, lo que evita que se mantengan motivados.

3. Planificar todo. Planificar cualquier aspecto de tu organización, no sólo es algo que tienes que hacer, sino también construye hábitos que necesitas implementar y mantener como emprendedor. El acto de planificar es tan importante, porque requiere que analices cualquier situación de la empresa, que investigues y reúnas información. Hacer un plan de negocios también tiene una segunda función: tener tus metas y cómo alcanzarlas en papel.

4. Manejar el dinero sabiamente. La sangre de toda organización es el flujo de efectivo. Lo necesitas para adquirir inventario, pagar servicios y nómina, promover tu negocio, reparar y adquirir equipos, y pagarte a ti para que puedas seguir trabajando. Es por eso que los emprendedores deben ser sabios al administrar su dinero. Hay dos conceptos básicos que debes entender: activos (el dinero que recibes de tus ventas) y pasivos (tus gastos).

5. Pedir por la venta. Un emprendedor siempre debe recordar que cualquier actividad de marketing y publicidad es inútil -sin importar qué tan cara o creativa sea- si no consigue una cosa: pedir la venta. Esto no significa que no sea un gran activo de tu empresa el que seas un buen vendedor o publirrelacionista, sino que estas habilidades no serán útiles a menos de que les pidas activamente a las personas que compren lo que vendes.

6. Recordar que todo se trata del cliente. Tu compañía no se trata de los productos o servicios que vendes, ni de los precios o de tu competencia. Tu empresa se trata de tus clientes. Después de todo, tus clientes son los que deciden si triunfará o fracasará. Por eso, todo lo que hagas debe estar enfocado en el consumidor; de ahí que es tan importante que lo conozcas a la perfección.

7. Ser un buen auto-promotor (sin ser molesto). Uno de los grandes mitos sobre el éxito personal y empresarial, es que tus habilidades y beneficios serán descubiertos y aceptados por las masas que harán filas para comprarte. ¿Pero cómo puede esto suceder, si nadie sabe quién eres o qué vendes? La auto-promoción es una de las herramientas más beneficiosas, pero subestimadas, que los emprendedores tienen a su disposición.

8. Proyectar una imagen positiva de la organización. Tienes tan sólo unos minutos para dar una impresión positiva y memorable a las personas con las que deseas hacer negocios. Siempre debes dar una imagen profesional, aunque no tengas mucho presupuesto. Para impresionar a tus clientes, apóyate en la creatividad y presta atención a cualquier detalle para dar la imagen que deseas.

9. Conocer a sus clientes. Una de las ventajas competitivas que los emprendedores tienen frente a los grandes competidores, es que pueden ofrecer una atención personalizada. Tú puedes responder llamadas y conocer directamente a los clientes, lo que hará que confíen más en ti.

10. Aprovechar la tecnología. Debes evitar dejarte sumergir demasiado por la alta tecnología, aunque sí debes aprender cómo sacarle provecho. Asegúrate mantenerte actualizado en este aspecto; recuerda que la mejor tecnología es la que te ayuda, no la que impresiona a tus vecinos.

11. Tener un equipo increíble. Nadie puede construir una empresa solo. Es una tarea que requiere de un equipo tan comprometido como tú. Tu equipo puede incluir familiares, amigos, proveedores, alianzas de negocios, empleados, asociaciones y comunidad; y sobre todo: a tus clientes.

12. Darse a conocer como experto. Cuando tienes un problema que necesita solucionarse, ¿buscas el consejo de quien sea o de alguien que te ayude a resolverlo? Obviamente buscas la mejor asistencia que puedes recibir. Por eso, conforme más experto eres en tu empresa, más personas te buscarán, creándote mayores oportunidades de ventas y referencias.

Las trece cualidades restantes serán publicadas en la entrega de la semana próxima.

Dirección-E: [email protected]

Web: www.gerenciaenacción.com.ve

Twitter: @genacción

(*) Este escrito fue bajado del sitio ‘soyentrepreneur.com’

A %d blogueros les gusta esto: