Cuando eres emprendedor o líder sueles notar problemas más rápidamente, y siempre hay ocasiones en que todos los equipos de trabajo pasan por momentos de bajo rendimiento y de alto estrés. Si tienes un plan de liderazgo, o si necesitas una estrategia como esta, entonces tal vez necesitas formas de identificar si tu equipo de trabajo requiere ayuda.

No siempre es sencillo saber lidiar con la demanda del trabajo, en especial si tienes que manejar a varias personas, o trabajas en un área impredecible, pero cuando el estrés empieza a afectar el desempeño laboral entonces se crea un problema más grande.

Antes de entrar en pánico o frustrarte con tus demás compañeros de trabajo te conviene identificar estos signos de que tu equipo de trabajo está bajo mucho estrés:

1. Mal humor: hay algunas personas que simplemente no se llevan bien, pero es distinto cuando el ambiente se vuelve tenso y agresivo. Una cosa es tener conflictos por choque de ideas o por falta de dinero o de trabajo, pero cuando el estrés juega un papel, las personas pueden volverse malhumoradas y desinteresadas.
Es común tener días malos, pero si todos son malos para tu equipo de trabajo y siempre están de mal humor, entonces de seguro es un signo de estrés constante.

2. Desconcentración: mantener el enfoque en todo momento es casi imposible, sin embargo, la desconcentración constante es también un signo de estrés crónico. Si tu equipo de trabajo no está rindiendo como debería entonces puede ser una falta de concentración en las metas y labores.

3. Enfermedades: este es tal vez uno de los signos más peligrosos, pues el estrés laboral puede perjudicar gravemente la salud de las personas. Si tus empleados o compañeros de trabajo se han tomado muchos días por enfermedad, si notas que la gripe no pasa rápido, o tal vez algunos tengan problemas para dormir o comer, entonces de seguro están lidiando con síntomas causado por el estrés.

4. Nerviosismo: cuando la situación es difícil y hay presión para dar mejores resultados, los empleados suelen andar nerviosos en todo momento. Los nervios deben tener un motivo, pero cuando son causados por el estrés tienden a ser exagerados y a veces hasta sin razón.

5. Desmotivación: la falta de sueño, dolores de cabeza, gripes, malhumor, nervios y ansiedad son algunas de las causas del estrés, pero también resultan y algo aún más grave: la desmotivación. No dejes que tu equipo de trabajo decaiga debido a la falta de enfoque y ganas de trabajar, si el estrés es muy grave, nada valdrá la pena, pues nadie tendrá ni el ánimo ni la salud para dar lo mejor de si.

6. Envidia: aunque no es el signo más común, cualquier mal pensamiento puede salir a flote cuando hay mucho estrés en el ambiente. La envidia es uno de los signos mas comunes en casos de equipo de trabajo, pues cada individuo siente cansancio y presión, lo que usualmente lleva a compararse con los demás.

Si notas que tus compañeros pelean por cosas simples, o que hay varios rumores que pueden causar conflictos, tal vez puede ser parte del estrés que cada uno lleva encima. La envidia puede ser grave para un equipo de trabajo y puede determinar el futuro de una empresa, por lo que siempre es bueno saber identificarla temprano y resolver los problemas antes de que se salgan de control.

Recuerda que todos pasan por estrés en su trabajo y vida personal, lo más significativo es que sepas que tu equipo de trabajo puede verse afectado gravemente. Si sientes estrés y estás estancando, aquí puedes ver ideas de cómo superarlo. No dejes que el estrés laboral acabe con tu éxito y el de tus compañeros.