7 claves para un Video Marketing exitoso

video

Cuando hablamos de marketing hoy en día, es muy difícil pensar en contenidos que no sean multimedia. Con todas las herramientas tecnológicas que tenemos a nuestro alcance, el consumo de información ha pasado a convertirse en toda una experiencia que constituye una parte protagonista dentro de nuestra actividad diaria.

Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos en la noche, constantemente nos mantenemos en una interacción virtual que hace que ya esto sea parte de nuestra cotidianidad.

De todo esto nace el Video Marketing, que no es otra cosa que el uso de recursos audiovisuales a través de Internet que nos permite comunicarnos con una audiencia.

Cada vez más, el marketing está enfocado a la creación de comunidades y a conectar con las personas que forman parte de ellas; pensar en una vía unidireccional de comunicarnos con una comunidad de posibles consumidores es irreal, no de ahora, sino desde que existen las redes sociales y son parte de nuestra vida. Unido a esto, sabemos que cada día es más común el uso, la creación y el consumo de video, gracias a los avances tecnológicos que permiten que en cualquier lugar podamos ver videos a través de nuestro teléfono móvil y, mejor aún, que podamos grabar y editar de manera casi profesional con el mismo aparato. El hecho de que todo sea tan accesible hace que cada vez más personas puedan crear maravillosos contenidos de video y que cada vez estemos más acostumbrados a consumirlos a diario. Es así como los Millennials y los centennials prefieren recibir cualquier tipo de contenido en digital.

Entendiendo de donde parte esta tendencia, es importante saber que el desarrollo de una campaña de Video Marketing no consiste en simplemente hacer un video, hay toda una metodología y un conjunto de trucos detrás de todo esto que es lo que va a garantizar la efectividad de esa campaña. Pensando en ayudarlos a que puedan aprender a hacerlo de la mejor manera, les comparto 7 tips que pueden hacer que su campaña cumpla con los objetivos:

  1. Elabora piezas adaptadas a cada canal y al público al que van dirigidas. Tanto el formato como el consumo de video en Instagram y en Youtube son completamente distintos, por ejemplo. En Youtube se usa un formato horizontal y se acostumbra a tener una mejor calidad tanto de la grabación como de la edición, en cambio en Instagram el formato es 100% pensado para el teléfono móvil (vertical) y se acepta una producción más sencilla. También la duración de ambos formatos es distinta, mientras que el Youtube el consumidor está dispuesto a ver videos más largos, en Instagram deben ser más cortos y concisos. En el caso de Facebook, es bueno poner subtítulos porque la reproducción automática está programada en mute.
  2. Produce videos que generen interacción, que los usuarios quieran compartir gracias al valor agregado que tiene la pieza. El recurso de Storytelling es maravilloso para enganchar a las audiencia a través de historias. A través de todo esto puedes llevar a tu comunidad a ejercer alguna acción.
  3. Incluye SEO en tu estrategia. No solo es importante lo que venga en tu video, la descripción con los términos correctos hace que estos contenidos se posicionen mucho mejor.
  4. Concéntrate en que los primeros segundos de tus videos sean poderosos. El abandono es uno de los grandes enemigos de los videos, el usuario generalmente se engancha en los primeros 30 segundos o abandona el video.
  5. Siempre busca que la pieza tenga equilibrio entre la parte práctica que ofreces y la parte emocional y, si va a carecer de alguna de las dos, que la otra sea lo suficientemente fuerte como para enganchar al público. Los videos que apuntan a la parte práctica son aquellos que te enseñan algo, los tutoriales, How to’s, etc. Aquellos que cuentan una historia y se enfoncan en la parte de la emoción enganchan igualmente pero deben conectar con las emociones de los consumidores para que eso ocurra. La mezcla entre ambos factores siempre e muy poderosa también.
  6. No crees videos para ti mismo, crea siempre pensando en la comunidad de usuarios y en conectar con ellos, inclusive el uso del user generated content (contenido generado por los usuarios) es un recurso valiosísimo. Las personas usualmente confían más en lo que dicen otras personas que en lo que dice una marca. Testimoniales, personas reales que sean parte del video, etc.
  7. No descuides la producción. Hoy en día existen herramientas buenas, bonitas y baratas para poder profesionalizar mucho los videos. Cuando se hace vlogging (entradas diarias de video) es bueno tener un bonito lugar con buena iluminación. Tener un buen teléfono quiere decir tener una buena cámara y el sonido siempre es bueno trabajarlo con algún micrófono, que puede ser algo sencillo. En cuanto a la estabilidad de la imagen, tener un tripode siempre es un plus. También cuando hablamos de edición, existen aplicaciones sencillas pero que hace magia, para que aquellos que no somos profesionales igual podamos tener edición decente en nuestros videos. Tener un storyboard como complemento a todo esto hace que nuestra planificación al final nos de el resultado esperado.

Por último, no olvides que cada comunidad y cada canal es distinto, así como cada industria, entonces el éxito de una campaña de video marketing está dado por el conocimiento y el estudio del mercado y del consumidor, unido a un conjunto de objetivos y metas que hacen que el camino (la ejecución) sea mucho más claro.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: