8 claves para conseguir una buena salud mental

Si cuidamos nuestra mente también conseguiremos cuidar el resto, por ello existen pautas y consejos para favorecer a mejorar nuestra salud mental.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud mental es parte integral de la salud, tanto que sin ella no hay bienestar. Por ello, cuidarla es esencial para el buen funcionamiento de nuestro organismo en el día a día, tanto de forma individual como en sociedad.

Todos sabemos que existen pautas que pueden favorecer una mejor higiene mental, y es que si cuidamos nuestra mente también conseguiremos cuidar nuestro cuerpo y nuestras relaciones sociales.

Al fin y al cabo, nuestro cerebro dirige los demás órganos, y es por ello que debemos tenerlo como pieza fundamental para que el resto de la maquinaria que nos mantiene vivos funcione correctamente.

Tener en cuenta el descanso es una de las partes primordiales para alcanzar esa satisfacción en la higiene mental. En ello, el descanso es clave. Seguir una rutina cuando vayas a dormir y descansar entre 7 y 8 horas no solo hará que tu mente repose, sino que te motivará al día siguiente y hará empezar tu mañana con mejor ánimo, energía y pie.

Incluir una dieta saludable junto con ejercicio no solo hará que mejores físicamente, sino que también nutrirá la mente, que es la principal herramienta la cual necesita la energía para trabajar.

Además, si nuestra cabeza está plagada de malos pensamientos, una buena herramienta para evitarlos es estar ocupado: realizar actividades o empezar a tener hobbies puede ayudarte para que los pensamientos negativos no tengan cabida en tu mente.

Proyectar pensamientos positivos ayuda también a mantener un mejor bienestar emocional.

La clave es tener una conversación con nosotros mismos, relajarnos y marcarnos una meta: qué queremos conseguir en nuestra vida es un primer paso para saber hacia dónde queremos dirigir o encauzar nuestra vida.

Otro de los factores a tener en cuenta es la era digital y es que en un momento en el que todos vivimos conectados a los móviles, las nuevas tecnologías y las redes, el uso de las mismas puede determinar una buena higiene mental o no. Elegir bien a quien seguimos y lo que ellos nos trasmiten es un buen paso para alcanzar una buena salud.

Si con todo esto aun así te sientes perdido y no sabes cómo conseguir una buena higiene mental, la solución está en pedir ayuda, contactar con un experto puede ayudarte a encontrar lo que necesitas para conseguir ser feliz.

Cuidar la autoestima y aprender a confiar en uno mismo puede ser uno de los principales salvavidas y es que para gozar de una buena higiene mental es importante que nos aceptemos tal y como somos. Además, tener fe en nosotros mismos no es suficiente, también es clave tener fe en los demás.

Consejos de una experta

Hablamos en Enclave ODS con Irene Gómez Merino, psicóloga experta en los cuidados de la salud mental, conocida también en Instagram como @irenepsicologa, donde publica posts de divulgación y consejos.

Gómez explica cómo durante la infancia y la etapa escolar, nos insisten en mantener una adecuada higiene: lavarnos los dientes tres veces al día, limpiarnos las manos antes de comer, respetar las ocho horas de sueño, etc.

«Sin embargo, no existe ninguna asignatura acerca de las emociones ni suele ser común ver a nuestros padres aconsejándonos sobre cómo autoregularnos», añade la psicóloga.

Para ella, estos son algunos de los consejos que podemos llevar a cabo para mantener una buena higiene de salud mental:

8 claves para cuidar la mente

Identifica qué estás sintiendo y trata de ponerle nombre a esa emoción. Las emociones llevan con nosotros desde la prehistoria, nos ayudan a adaptarnos, solo que no nos han enseñado cómo. Probablemente, esa emoción te esté dando información acerca de cómo están tus necesidades, si las estás cubriendo adecuadamente o no.

Cubre tus necesidades. Las emociones que tachamos como desagradables nos señalan que, probablemente, alguna de nuestras necesidades básicas esté sin cubrir. Son un mensaje que nos manda nuestro organismo. Emoción en latín significa movimiento, por eso es mejor no bloquear esas emociones, aunque duelan, nos están ayudando.

Observa cómo te hablas. Trata de cuidar tu lenguaje; cómo nos hablamos influye en cómo nos sentimos. No te compares con los demás, permítete cometer errores y aprender, ignora todos esos “tengo que” o “deberías” que te autoimpones.

Conecta con el momento presente. Trata de focalizarte en lo que estás haciendo, sin prestar atención a las preocupaciones o tareas pendientes. Desconecta el móvil durante la comida y céntrate en el sabor, en las texturas, de lo que estás comiendo, focaliza tu atención en cómo cae el agua cuando te duchas cada mañana o date un paseo al finalizar la jornada.

Hacer nada también es hacer algo. Vivimos en una sociedad marcada por la productividad y las prisas. ¿Cuándo fue la última vez que te permitiste descansar o aburrirte sin sentirte culpable? A veces necesitamos parar para poder avanzar.

Mantente activo. No esperes a estar bien para moverte. Al contrario, muévete para estar bien. Busca actividades gratificantes, no tiene por qué ser ejercicio físico, lo que sea que te haga tener tu propio momento de autocuidado.

Apóyate en tu círculo social. Mantenernos vinculados y desahogarnos con nuestras personas de apoyo son dos pilares fundamentales para regular nuestras emociones y sentirnos realizados.

Agradece. Al llegar la noche, antes de acostarte, trata de recordar qué tres aspectos positivos destacarías de tu día, qué logros has obtenido o qué emociones agradables has experimentado.

2 octubre, 2022 01:06GUARDAR

Por Celia Amayuelas para elespañol.com

https://www.elespanol.com/enclave-ods/historias/20221002/tener-buena-salud-mental-claves-experta-conseguirla/706429676_0.html

Imagen de Alexa en Pixabay

Professionals Consulting VD S.A Database Management Company en Caracas