Aceite de oliva para prevenir el cáncer de mama

Jordi Montaner – El cáncer de mama afecta a entre un 20% y un 25% de las mujeres españolas. Sin embargo, gracias a los avances médicos y a la concienciación de la población sobre la importancia de un diagnóstico precoz, España es uno de los países europeos con un menor número de casos de cáncer de mama. Uno de los pilares de la investigación en este campo es su prevención. Una iniciativa que agrupa a biólogos, oncólogos y a la Organización Interprofesional del Aceite de Oliva Español aúna esfuerzos y ha puesto en marcha un proyecto de ensayos clínicos sobre el efecto del aceite de oliva virgen en la prevención de este cáncer. Se pretende demostrar, en un plazo de cinco años, que una ingesta moderada de aceite de oliva virgen permite frenar la progresión del tumor.

Prevenir con la alimentación

La acción de mecanismos que contrarrestan el papel perjudicial de las grasas sería la clave para confirmar que el aceite de oliva virgen es un alimento idóneo en la prevención y la lucha contra el cáncer de mama. A partir de investigaciones anteriores, el Grupo Multidisciplinario para el Estudio del Cáncer de Mama (GMECM) analizará la influencia de componentes habituales de la alimentación humana en la progresión del cáncer y formulará opiniones científicas en relación con la salud de la población o el riesgo de padecer esta enfermedad. Además, detectará los cambios moleculares que el consumo reiterado de aceite de oliva virgen ocasiona en el genoma humano y, en particular, en los genes implicados en el cáncer de mama. Los investigadores advierten de que un consumo excesivo de aceite extraído de semillas puede resultar perjudicial, pero realizarán pruebas «in vitro» y estudios experimentales con líneas celulares humanas para confirmar todos estos extremos.

El HER2

Como precedente a este impulso en la investigación del aceite de oliva, un estudio del Instituto Catalán de Oncología (ICO) vislumbró hace dos años que entre un 20% y un 30% de los cánceres de mama que expresan la molécula HER2 son sensibles a un efecto de este tipo de aceite. El trabajo, dirigido por Javier A. Menéndez, especulaba sobre la posibilidad de que la dieta mediterránea, rica en aceite de oliva, redujera el riesgo de cáncer de mama. La teoría de Menéndez, por entonces muy discutida, era que los compuestos activos del aceite de oliva sólo afectan a determinados tipos de tumores.

Se conoce que uno de los fármacos ensayados contra el cáncer de mama, la herceptina, actúa sobre las moléculas HER2 de las células tumorales, que son responsables del crecimiento celular. Los investigadores del ICO pensaron entonces que el aceite de oliva podría también actuar sobre esta molécula. Tras aislar varios compuestos del aceite de oliva extra virgen descubrieron dos tipos que desactivaban al HER2 en las células tumorales. Este aceite, al estar prensado sin calor, mantiene la mayoría de los compuestos de la aceituna que se pierden en el aceite de oliva procesado.

Los investigadores confirmaron que en animales de laboratorio con carcinoma los tumores se volvían menos malignos al ingerir grandes cantidades de aceite de oliva extra virgen. No obstante, Menéndez advierte de que «esto no quiere decir que la ingestión de aceite de oliva extra virgen prevenga o sea un tratamiento contra el cáncer de mama ya que los compuestos estudiados, al ingerirse, no siempre actúan del mismo modo».

A %d blogueros les gusta esto: