ADN DEL ÉXITO. Creatividad: clave para la cultura laboral

Cuando Jim Goodnight, co-fundador y CEO, empezó SAS en 1976, ya sabía que el entorno laboral afectaba la productividad y la retención de los empleados. También considera que la cultura laboral es clave para la creatividad. En los comienzos de su carrera, cuando trabajaba para un subcontratista de la NASA en el programa Apollo, observó el entorno sombrío de empleados que trabajaban en una granja de cubículos y cómo esto llevaba a una rotación de aproximadamente el 50%.

SAS, en cambio, fue recientemente nombrada número 1, en la lista de Fortune de «las 100 Mejores Empresas para Trabajar» en 2010. SAS ha formado parte de la lista todos los años, y cinco veces figuró en el primer puesto. Sus 11,000 empleados se encuentran entre los más fieles de la industria. En el negocio del software, el promedio de rotación es del 20%. En SAS, es de aproximadamente el 4%.

Hoy en día, SAS está de parabienes con ingresos anuales de aproximadamente $2.3 mil millones de dólares, con un envidiable récord de crecimiento a largo plazo. Increíblemente, la empresa goza de 34 años consecutivos, de crecimiento en los ingresos, a pesar de la recesión y de la competencia cada vez mayor. Son pocas las empresas que pueden hacer alarde, de un récord de desempeño como el de SAS y Goodnight considera que la cultura de la firma es clave.

SAS ha aprendido a aprovechar la energía creativa de todas las partes interesadas, incluyendo la de sus clientes, desarrolladores de software, gerentes y personal de apoyo. A lo largo de los últimos treinta años—a través de prueba y error así como de evolución orgánica—SAS ha desarrollado un marco único para gestionar la creatividad, que se basa en tres principios rectores:

– Ayude a los empleados a hacer el mejor trabajo posible, manteniéndolos ocupados intelectualmente y eliminando distracciones.
– Haga que los gerentes sean responsables de despertar la creatividad y elimine las diferencias arbitrarias entre “trajes” y “creativos”.
– Comprometa a los clientes como socios creativos, para ofrecer productos superiores.

Según Goodnight, «la creatividad tiene especial importancia para SAS, ya que el software es un producto de la mente. Como tal, el 95% de mis activos salen manejando por la puerta todas las tardes. Es mi trabajo, mantener un entorno laboral que haga que esas personas vuelvan todas las mañanas. La creatividad que aportan a SAS, es una ventaja comparativa para nosotros.»

En épocas en que la mayoría de las empresas despiden a los trabajadores, esperan que sus empleados trabajen más horas y que corten sus beneficios, SAS hace todo lo contrario. Durante el difícil 2009, Goodnight tranquilizó a los empleados diciéndoles, que no habría despidos en la empresa privada. Su razonamiento fue, que él estaba en una mejor posición financiera para hacer frente a la tormenta de los empleados.

SAS dispone de una lista impresionante de beneficios para los empleados – una guardería infantil de primer nivel, cobertura del 90% de la prima del seguro de salud, días por enfermedad ilimitados, un centro médico que cuenta con cuatro médicos y 10 enfermeras (sin costo alguno para los empleados), un gimnasio gratuito de 66,000 pies cuadrados, una biblioteca, y una colonia de vacaciones para los niños. Hay también una cultura de igualdad. Todos saben que Goodnight, además de sus obligaciones como CEO, pasa tiempo escribiendo código como muchos de ellos.

Frente a la posibilidad de que grandes jugadores como IBM, ingresen en su negocio, será la cultura única de la empresa, la que ofrecerá a SAS la plataforma para el éxito y el crecimiento continuo.

Fuente: http://ar.hsmglobal.com/notas/58573-creatividad-clave-la-cultura-laboral

A %d blogueros les gusta esto: