Autoestima

Conceptos básicos

La autoestima es la capacidad que tiene una persona para valorarse, respetarse y aceptarse a sí misma tal y como es. Podría definirse también como el conjunto de actitudes y pensamientos que una persona tiene sobre sí mismo. Si esos pensamientos y sentimientos son positivos, tendremos una persona con una autoestima alta y equilibrada. Si, por el contrario, suelen ser de tipo negativo, la persona tendrá una autoestima baja.

La autoestima es una parte clave de la personalidad. Define nuestra identidad y la manera en la que nos relacionamos con las personas que nos rodean. Tener una autoestima equilibrada hará que nos queramos a nosotros mismos, que tengamos la suficiente confianza en nuestras capacidades como para intentar nuevas metas y conseguir logros, que nos comportemos de una manera positiva y abierta con los demás y que, por lo tanto, seamos más apreciados por ellos.

Por el contrario, una persona con autoestima baja será insegura, se culpabilizará por todo, no se atreverá a intentar nuevas cosas ya que no confía es sus capacidades. En sus relaciones con los demás, se comportará de forma tímida o incluso agresiva. Todo esto puede causar graves problemas psicológicos como aislamiento, ansiedad, depresión, trastornos alimentarios… Por ello es vital conocer la importancia de una autoestima equilibrada y trabajar por conseguirla.

Fuente: http://www.miautoestima.com/psicologia

Autoestima Alta

Se considera que una persona tiene una alta autoestima cuando tiene una valoración positiva de sí mismo. Sin embargo, esto no quiere decir que una persona con alta autoestima sea una persona perfecta, o que todo le salga bien. La autoestima depende de la valoración que uno tiene y hace de sí mismo. Por ejemplo, una persona podría hacer muchas cosas bien y pensar que debería hacer mucho más de lo que hace o hacerlas todavía mejor, mientras que otra persona podría aceptarse mas fácilmente como es aun cuando algunas cosas no le salgan tan bien o no le resulten tan fáciles. Para tener una alta autoestima no hay que ser perfecto, sino saber aceptarse como uno es, con imperfecciones y todo. Pero tampoco hay que caer en el conformismo y no luchar por aquellas cosas que se quieren solo por aceptarse como uno o una es. Uno siempre puede mejorar, aprender y capacitarse, lo que no quiere decir que si a veces no se logra lo que se pretende sea motivo para deprimirse o para auto castigarse.

Tener una autoestima elevada es la capacidad de sentirse bien con uno mismo. Cuando una persona tiene una autoestima elevada, tiene una mayor probabilidad de alcanzar la felicidad, a la vez de conseguir lo que se propone.

Las personas con una alta autoestima, por lo general:

• Son más felices.
• Se relacionan mejor con las demás personas, pero también aprecian y saben estar solas.
• Suelen lograr lo que se proponen y las metas que se plantean.
• Tienen confianza en sí mismos y saben lo que son capaces de lograr.
• Se sienten más capaces de enfrentarse a retos, aun cuando saben que corren el riesgo de no lograrlos.
• Suelen ser apreciados y respetados por los demás.
• Saben plantear sus puntos de vista, sus gustos, mostrar su opinión y decir cuando están de acuerdo y cuando están no lo están
• Son personas seguras que se muestran fuertes ante los demás, por lo que difícilmente no serán tomados en cuenta.
• Pueden aceptar sus errores sin sentirse unos fracasados.
• Les resulta más fácil entender y perdonar a los demás.
• Son más independientes y más capaces de mantenerse e ingeniárselas por si solos.
• Tienen menos dificultades para expresarse o dar a conocer sus sentimientos.

Fuente: http://www.miautoestima.com/psicologia

Baja Autoestima

Cuando una persona tiene problemas de autoestima, o una baja autoestima, esto se traduce en una gran cantidad de problemas en diversos ámbitos de su vida. Una persona con baja autoestima, suele sentirse más infeliz y mucho más limitada en cuanto a lo que puede o debe hacer.

Las características de una persona con autoestima baja son diversas:

• Las personas con baja autoestima tienen una mayor tendencia a la depresión y a sufrir ante las adversidades.
• Las personas con baja autoestima no se sienten seguras de sí mismas.
• Tienen miedo de expresar sus gustos u opiniones. Prefieren quedarse callados antes que opinar, ya que consideran que “no tienen derecho” o que los demás consideran que no lo tienen.
• Las personas con baja autoestima son mucho más vulnerables y suelen tomarse a mal cualquier crítica o queja hacia su persona, debido a que siempre tienen miedo sobre si serán o no aceptados por los demás.
• Las personas con baja autoestima tienen mayor dificultad para relacionarse con los demás. Siempre suelen estar pensando cómo se interpretará aquello que dicen o hacen y si caerán bien o mal a los demás.
• Las personas con baja autoestima sienten una gran necesidad de ser aceptados por los demás, ya que no se aceptan a sí mismas. Por este mismo motivo, suelen sentirse muy presionados cuando están con otras personas.
• Las personas con baja autoestima, tienen miedo de arriesgarse por miedo a fracasar.
• Tienen menos probabilidad de lograr lo que se proponen, porque siempre están pensando de antemano que no lo lograrán.
• Las personas con baja autoestima suelen dejarse atropellar por los demás o ser maltratados, por miedo a resistirse y quedarse solos.
• Les cuesta expresar sus sentimientos.
• Suelen creer que siempre los demás están por encima de una o uno, son superiores, valen más y por lo tanto sus problemas también son más importantes.
• Tienen mayor dificultad para enfadarse con las demás personas, por miedo a que la otra persona “no acepte el enfado”.
• Pueden ser muy autoexigentes y nunca valorar sus propios logros.
• No tienen confianza en sí mismos ni creen que puedan lograr lo que se proponen.
• Suelen excusarse y justificarse por todo. Siempre tienen miedo de estar molestando o quitándole tiempo a los demás.
• Cuando una persona tiene problemas de autoestima, o una baja autoestima, esto se traduce en una gran cantidad de problemas en diversos ámbitos de su vida. Una persona con baja autoestima suele sentirse más infeliz y mucho más limitada, en cuanto a lo que puede o debe hacer.
• Las características de una persona con autoestima baja son diversas.

Fuente: http://www.miautoestima.com/baja-autoestima

Problemas que genera la baja autoestima

Tener una baja autoestima o una valoración negativa de sí mismo puede traer aparejados una gran cantidad de problemas, siendo algunos de los más habituales:

La dificultad para relacionarse con los demás y para expresar sus sentimientos. Su temor a no sentirse aceptados dificultan sus relaciones con los demás. También es habitual que las personas con baja autoestima tengan problemas para poder comunicar lo que sienten y vergüenza de expresar sus opiniones.
Tristeza y depresión. Las personas con baja autoestima tienen una mayor tendencia a sufrir de depresión, debido a que constantemente están sufriendo por no aceptarse a si mismos, por no ser lo que querrían ser o piensan que deberían ser y por el miedo constante a que los demás no les acepten como son.
Problemas de aprendizaje. En algunos casos, sobre todo en los niños, la baja autoestima puede provocar que se tenga dificultad para aprender. Esto se debe también en gran parte a que un niño con baja autoestima puede creer desde un principio que no es capaz. Por este motivo, puede bloquearse y hasta negarse a aprender por miedo a fracasar.
Dificultad para alcanzar las metas y para establecer proyectos de futuro. La falta de confianza hace que se tengan pocas aspiraciones a lograr algo en el futuro. El miedo al fracaso y la constante sensación de que se va a fracasar pueden llevar a una persona que padece de baja autoestima a que no logre aquello que se había propuesto o que ni siquiera lo intente.
Problemas de personalidad. Estos problemas son más comunes en los niños y en los adolescentes. Las personas con baja autoestima pueden tener dificultades para mostrar su verdadera personalidad, por lo cual pueden terminar imitando a los demás para poder ser aceptados y evitar mostrarse tal y como son en realidad.
Trastornos de alimentación. La necesidad de ser aceptados y de agradar a las demás personas puede ser tan fuerte que puede llevar a trastornos alimenticios por problemas de autoestima. Muchas personas pueden creer que necesitan ser más delgadas para que los demás les acepten o que necesitan parecerse más a las estrellas y modelos de la televisión. La baja autoestima también puede ocasionar trastornos de ansiedad.
Apatía y desinterés por casi todo en la vida. Muchas personas con baja autoestima pueden sentir que nada les despierta interés. En algunos casos, esto puede deberse al miedo a demostrar interés por algo, o al miedo a interesarse en algo y no obtener los resultados esperados. • Problemas de maltrato físico y psicológico. Muchas personas con baja autoestima pueden dejarse maltratar y ser atropelladas constantemente por miedo a enfrentarse a las personas, o por miedo a imponerse y ser rechazadas. Es el caso de las relaciones de pareja en que una persona maltratada no consigue dejar al otro por miedo a quedarse solo y no ser querido.
Dependencia económica, afectiva y laboral. Algunas personas pueden sentir que no son capaces de lograr nada por si mismas y por este motivo establecen un vínculo dependiente con otra persona para así sentirse seguras.

Fuente: http://www.miautoestima.com/problemas-genera-autoestima

A %d blogueros les gusta esto: