Características de las empresas felices.


Las organizaciones felices tienen personas con una actitud positiva ante su trabajo y la vida,  lo que se traduce en mayor innovación, productividad y rentabilidad.

www.entrepreneur.com

Según expertos, las “Empresas Felices” son aquellas que fomentan la participación de sus trabajadores y su bienestar y a través de esta práctica logran mejorar su productividad, ya que “la felicidad incide favorablemente en la operatividad las organizaciones”.

La felicidad en la empresa debería ser una de las principales preocupaciones de los trabajadores, incluyendo por supuestos a los directivos. Todos pasan una buena parte del día trabajando, así que tiene todo el sentido del mundo que sea uno de los factores que más pueden influir en el bienestar de ellos.

Y sin embargo, este aspecto no sólo se descuida sino que en muchos casos incluso se desconoce. ¿Qué es exactamente la felicidad en la empresa y cómo se puede conseguirla?

Las empresas felices son lugares donde las personas llegan con buena actitud al trabajo, que tienen una mentalidad proactiva, optimista y que quieren comprometerse con los objetivos estratégicos de dichas organizaciones.

En esas compañías los líderes han construido escenarios para que la actitud optimista que tienen los trabajadores continúe, para que se gesten las mejores relaciones. En este lugar, los líderes dan confianza a sus seguidores y entre sus integrantes se brindan camaradería, colaboración y cooperación, lo que construye ambientes de trabajo saludables.

A continuación, cinco grandes secretos para hacer de la empresa un sitio feliz.

Secreto Nº 1: Flexibilidad horaria

Los horarios flexiblesson la gran demanda de los trabajadores, y aunque poco a poco se va consiguiendo, En muchos países aún queda mucho por avanzar en este sentido.

Los trabajadores que pueden decidir sus propios horarios, incluso aunque sea dentro de un margen de horas de entrada y salida, se sienten más empoderados y en control de sus vidas. Pueden adaptar el trabajo a su vida personal y familiar, y no al revés.

Secreto Nº 2: Los valores.

¿Por qué se hace lo que se hace? Cuando un trabajador no puede encontrar una buena razón para hacer su trabajo más allá de la nómina, lo más probable es que se limite a calentar la silla.

Los expertos en teoría de Desarrollo Organizacional creen que lo más importante de una empresa es contar con unos valores que centren y justifiquen todo lo que se hace. Hay organizaciones que reafirman su felicidad organizacional utilizando algunas estrategias como: “Admiración por sus trabajadores”; “Buscar siempre una mejor manera de hacer las cosas” y “Satisfacer las expectativas personales de los trabajadores”.

Secreto Nº 3: Cuidar de los trabajadores

Los trabajadores son el activo más valioso de las empresas. Cuando se sienten cuidados, valorados y queridos no sólo son más felices, sino que rinden mucho más.

Una empresa puede cuidar de sus trabajadores de muchas maneras, desde los pequeños detalles hasta los grandes gestos. Estos son algunos ejemplos de cómo se pueden cuidar a los trabajadores: a) edificando una sala de descanso; b) construyendo una sala de juegos a disposición de los trabajadores; c) los usuarios tienen gratis: fruta, té y café a su disposición todos los días; d) además del sueldo, los trabajadores cuentan con tickets restaurante y/o cobertura adicional de los seguros y; e) si hay beneficios, ¡los bonos son para todos!

Secreto Nº 4: Las reuniones

Largas, inefectivas, aburridas, a horas intempestivas… las reuniones son una de las grandes lacras del mundo laboral y pueden afectar de manera muy negativa a la felicidad de la empresa. 

Y sin embargo, es muy necesario que los trabajadores se reúnan de manera periódica para coordinarse y asegurar la buena marcha del trabajo.

Estos puntos definen qué es una reunión feliz: 1) Los objetivos y temas a tratar están claros desde el principio. Al salir, todo el mundo sabe los siguientes pasos a seguir; 2) No son obligatorias. Si el trabajo se organiza por objetivos y las reuniones son útiles, los empleados se aseguran de asistir. Si no lo hacen, es que hay un problema a resolver; 3) Tienen un tiempo límite y siempre se respeta. En general, con 30-40 minutos debería ser suficiente; 4) Se ponen a un horario razonable, evitando momentos críticos como justo después de comer o a última hora de la tarde; 5) Normalmente, las reuniones internas de equipo no deben programadas más allá de las 4 de la tarde. Con clientes puede ser diferente, ya que en algunos casos se tiene que adaptar a sus necesidades, pero siempre que pueda se debe concluir dentro del horario laboral tradicional para terminar pronto y; 6) No son monólogos, sino que todos los participantes pueden hablar y aportar.

Secreto Nº 5: El “team building”

Construir un equipo de trabajo va más allá de las paredes de la oficina. Comer juntos por cuenta de la empresa como lo hacen muchas organizaciones u organizar un “retreat” de ocio hace que los trabajadores se sientan más unidos y felices.

Por ejemplo, algunas empresas han ido juntos a muchos lugares de esparcimiento y recreación o incluso se planifican actividades extremas para los miembros que lo deseen. Hay que decir que no todo el equipo se convence de esto último, pero al final se comportan como niños, por el disfrute logrado.

Colombianos Exitosos, la primera agencia para la felicidad organizacional en el mundo, explica que la felicidad del ser humano en general se basa en sus relaciones, y en el trabajo no es la excepción y, del resultado de sus investigaciones y experiencias han llegado a la siguiente conclusión: “los trabajadores reafirman que la felicidad empresarial es la manera cómo los  líderes tratan a sus seguidores, en el modo cómo los trabajadores se relacionan entre ellos  y en la manera en que el trabajador se relaciona con el  mismo. La actitud determina que tan feliz se es como persona en el mundo laboral y que tan felices son los equipos humanos en sus lugares de trabajo”.

[email protected]

ResponderReenviar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: