Cómo influir en las personas

Para convertirse en una persona influyente, en primer lugar, hay que considerar tres categorías básicas, a saber:

1) Modelar con el ejemplo ( los otros lo ven), 2) Construir relaciones de afecto (los otros sienten), y 3) Ser mentor (los otros escuchan).

Aquí van algunos ejemplos:

¿Cómo eres y cómo actúas?

1- Abstente a decir cosas descorteses o negativas, especialmente cuando estas enojado o cansado. Omitirlas es una forma de maestría. Si no tenemos un modelo de auto-control de seguir, seguramente descargaremos nuestra frustración en colegas o subordinados.

2- Ejercita la paciencia con los demás. En momentos de estrés, nuestra impaciencia sale a flote. Tal vez digamos cosas que realmente no queríamos decir o decimos cosas que no van con la realidad. Como consecuencia cosechamos sentimientos hirientes y relaciones tergiversadas. La paciencia es la expresión más práctica de la sabiduría. Acepta la realidad de procesos paso a paso y de ciclos de crecimiento natural.

3- Distingue entre la persona y el comportamiento o desempeño. Mientras tal vez desaprobemos el mal comportamiento o desempeño pobre, primero necesitamos comunicarnos y ayudar a construir una sensación de valor intrínseco y autoestima, totalmente separado de la comparación y de los juicios.

4- Hacer servicio anónimo. Siempre que hacemos bien a los demás de manera anónima, nuestro sentido de valor interior y respeto crece. Además, logramos entender mejor el valor de los demás sirviéndolos sin esperar alguna recompensa. El servicio desinteresado siempre ha sido uno de los métodos más poderosos de influencia.

5- Elige respuestas creativas. Elegir significa aceptar la responsabilidad de nuestras actitudes y acciones, negarnos a culpar a los demás o circunstancias. Nuestra libertad es el derecho y el poder para decidir cómo las personas o las cosas fuera de nosotros mismos nos afectaran.

6- Mantener las promesas que hacemos a los demás. Al hacer promesas y mantenerlas, ganamos influencia con los demás.

7- Enfocarse en el círculo de influencia. Cuando nos enfocamos en hacer algo positivo en las cosas que podemos controlar, expandimos nuestro circulo de influencia. Los problemas que se encuentran bajo nuestro control directo, se resuelven cambiando nuestros hábitos de hacer y pensar. Los problemas que no podemos controlar tan directamente, requieren que cambiemos nuestros métodos de influencia. Si no podemos controlar los problemas podemos controlar nuestras reacción hacia ellos, decidiendo por nosotros mismos como las personas o cosas nos afectaran.

Relaciones: ¿Entiendes y te interesa?

8- Asume lo mejor de los demás. Actuar asumiendo que las demás personas quieren lo mejor y dan su mejor esfuerzo, pueden lograr una poderosa influencia sobre ellos.

9- Busca primero entender. Busca primero entender y después ser entendido.

10- Recompensar expresiones y preguntas abiertas y honestas. La barrera más grande de lograr la comunicación honesta, es la tendencia a criticar y juzgar.

11- Si te ofendes toma la iniciativa. Si alguien te ofende sin darse cuenta y sigue haciéndolo, toma la iniciativa de aclararlo. Cuando se toma la iniciativa hay que hacerlo con buena voluntad, no con espíritu de enojo.

12- Admite tus errores discúlpate y pide perdón.

13- No respondas ante discusiones agresivas o acusaciones irresponsables. Deja que esas cosas “vuelen por la ventanas” hasta que hayan desaparecido.

Fuente: www.hradvisors.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: