¿Cómo lidiar con el estrés en el trabajo?

Desafortunadamente, el estrés laboral tiene importantes consecuencias para la salud que van desde lo benigno: resfriados y gripes. Hasta lo más grave, como las enfermedades cardíacas y el síndrome metabólico.

Sin embargo, debido a que el estrés en el trabajo es tan común, encontrar un trabajo que genere poco estrés puede ser difícil o imposible para muchas personas. O en su defecto, una opción más realista sería simplemente adoptar estrategias más efectivas para reducir el estrés en el trabajo.

Aquí te van algunas técnicas de manejo del estrés que deberías probar:

Comienza el día de buena manera

Después de luchar para llevar a los niños a la escuela y alimentarlos, esquivar el tráfico y luchar contra la ira del camino, muchas personas ya están estresadas y son más reactivas al estrés en el trabajo.

De hecho, es posible que te sorprendas de lo mucho que reaccionas cuando tienes una mañana estresante. Así que si comienzas el día con un buen desayuno, una planificación adecuada y una actitud positiva, es posible que te liberes del estrés fácilmente.

Sé claro en los requisitos

Uno de los factores que contribuye al agotamiento laboral es la falta de claridad en los requisitos. Si no sabes exactamente lo que se espera de ti, o si los requisitos siguen cambiando con poco aviso, puedes estresarte mucho más de lo necesario.

Si te encuentras en la trampa de no saber nunca si lo que estás haciendo es suficiente, puede ser útil conversar con tu supervisor y superar las expectativas y estrategias para cumplirlas. ¡Esto puede aliviar el estrés para ambos!

Mantente alejado de los conflictos

Debido a que el conflicto interpersonal afecta tu salud física y emocional, y debido a que es tan difícil escapar del conflicto entre compañeros de trabajo, es una buena idea evitar el conflicto en el trabajo tanto como sea posible. Eso significa no chismorrear.

No hables mucho sobre religión y política, y trata de mantenerte alejado del colorido humor de la oficina. Intenta evitar a las personas complicadas.

Mantente organizado

Incluso si eres una persona naturalmente desorganizada, planificar con anticipación para mantenerte organizado puede disminuir, en gran medida, el estrés en el trabajo.

Mantenerte organizado con tu tiempo significa menos prisa por la mañana para evitar llegar tarde, evitar los efectos negativos del desorden y ser más eficiente con tu trabajo.

Ponte cómodo

Otro factor estresante y sorprendente en el trabajo es la incomodidad física. Es posible que no notes el estrés que experimentas cuando estás en una silla incómoda durante unos minutos. Pero si prácticamente pasas todo el día en esa silla, puedes tener dolor de espalda y ser más reactivo al estrés debido a eso.

Incluso las cosas pequeñas como el ruido de la oficina pueden distraer y causar frustración de bajo grado. Haz lo que puedas para asegurarte de que estás trabajando desde un espacio de trabajo silencioso, cómodo y relajante.

Olvídate de la multitarea

La multitarea fue anunciada una vez como una manera fantástica de maximizar el tiempo y hacer más cosas en un día. Entonces, la gente comenzó a darse cuenta de que cuando tenían un teléfono en el oído y estaban haciendo cálculos al mismo tiempo, su velocidad y precisión (sin mencionar la cordura) sufrieron.

En lugar de realizar múltiples tareas, prueba una nueva estrategia conocida como fragmentación.

Camina en la hora del almuerzo

Muchas personas se sienten mal por llevar un estilo de vida sedentario. Por lo tanto, una forma de combatirlo y de controlar el estrés en el trabajo es hacer ejercicio durante la hora del almuerzo y quizás tomar descansos cortos durante el día.

Esto puede ayudarte a desahogarte, mejorar tu estado de ánimo y estar en mejor forma.

Mantén el perfeccionismo bajo control

Ser un gran triunfador puede ayudarte a sentirte bien contigo mismo y a destacarte en el trabajo. Ser un perfeccionista, por otro lado, puede volverte un poco loco a ti y a la gente que te rodea.

Especialmente en trabajos pesados y de ritmo rápido, es posible que no puedas hacer todo a la perfección. Pero esforzarte por hacer lo mejor y felicitarte por el esfuerzo, es una buena estrategia.

Tus resultados serán mejores y estarás mucho menos estresado en el trabajo.

Escucha música

Escuchar música trae muchos beneficios y puede ofrecer una manera efectiva de aliviar el estrés después del trabajo. Combatir el estrés de un largo día de trabajo con tu música favorita camino a casa, puede hacer que estés menos estresado cuando llegues, y además, más preparado para interactuar con las personas en tu vida.

El estrés laboral puede repercutir en muchos aspectos de tu vida: relaciones, salud e incluso en las posibilidades de idear una manera de ganar dinero extra.

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: